POLEMICAS PALABRAS DEL HOLANDÉS POR LA RADIO

"¡El jodido motor...!" ¿Son iguales Verstappen y Alonso con su famoso "¡GP2 engine!"?

El holandés se desahogaba por la radio por los problemas de su motor Honda en el GP de Italia, aunque sus palabras no se abrieron al público como el ¡GP2 engine!" de Alonso en Japón

Foto: Verstappen y Alonso, durante el GP de España en 2017. (Cordon Press)
Verstappen y Alonso, durante el GP de España en 2017. (Cordon Press)

“The fucking engine is hot, mate. What a joke”. “El jodido motor está caliente, colega. Vaya chiste”. Max Versttapen desahogó su frustración por la radio con la avería de su motor que provocó su abandono en el pasado GP de Italia. Su exabrupto del pasado domingo recordaba también el famoso ‘¡GP2 Engine!" del GP de Japón de 2015 protagonizado por Fernando Alonso. Ambos tenían algo en común: se referían a los problemas del motor Honda que llevaban a sus espaldas. En el espíritu colectivo de la Fórmula 1 se atribuyeron a aquellas palabras del español la brecha en su relación con el fabricante japonés.

“Si un piloto sufriera hoy con el rendimiento del motor como yo pasé, no puedo imaginar lo que diría. En 2015 siempre luchaba por entrar en la Q1 y acumulé 575 penalizaciones”, explicaba Alonso en una reciente entrevista anterior a las pasadas 500 Millas, “dije cosas que pensaba y que creía, porque eran la verdad. A veces puedo estar equivocado, pero veo que con las cosas que yo hago y hacen otros no leo nada sobre lo que dicen, pero se hacen montañas con lo que yo digo”.

“Fue un día de mucho beeep”, reconocía Max Verstappen en referencia a los pitidos que ocultan las expresiones mal sonantes del piloto en momentos de tensión. En este caso surgían durante los problemas con su unidad de potencia, que determinaron el abandono entre las vehementes manifestaciones del holandés. Pero ¿Pueden compararse las reacciones de Verstapen y Alonso como falta de respecto al fabricante japonés que tanto ha acompañado al español desde 2015?

"Un día de mucho beep"

“Primero, tuvimos una mala salida, y cuando solté el embrague perdí mucha tracción porque el motor tenía mucha temperatura. Después, me quedé atrapado en el tráfico y no podía adelantar", explicaba en holandés en referencia a su ajetreada jornada con tanto “beep” por la radio, “después de la bandera roja, en la salida también tuve un problema con el motor cuando aceleré. Así que intentamos resolverlo, pero no se iba, y hubo que retirar el coche".

En la secuencia de radio de Verstappen y su ingeniero se escuchan los diferentes procedimientos que este pide a su piloto para controlar el calentamiento que estaba sufriendo su motor. El “fuck” no se le caía de la boca al piloto, que veía cómo el motor no respondía a las diferentes operaciones. Entre gritos, soltó finalmente ese “the fucking engine is hot, mate”. Verstappen se refería en esta ocasión a una unidad de potencia en particular y su situación mecánica, en un contexto diferente al de los tiempos de Alonso cuando peleaba sin esperanza en la pista con sus rivales.

"No lo dije para ser emitido"

“!Gp2 engine, GP2! ¡Arggg”! Alonso exclamó por la radio en un momento dado de aquel GP de Japón, cuando era adelantado en las rectas de Suzuka por sus rivales uno detrás de otro. “Te adelantaban en las rectas, llegaban a la curva y empezaban a hacerlo mal, a frenar pronto, a equivocarse, tú lo hacías bien, recuperabas, pero cuando llegaban las rectas otra vez…”, justificaba Alonso después de la carrera para entender el contexto de sus palabras. Pero sus exclamaciones se recuperaron en directo durante la carrera, a diferencia del enfado del piloto holandés. Aún está por ver el si el impacto de la actitud de Verstappen coge vuelo o queda en mera anécdota. En el caso del español, los responsables de Honda se han mostrado compresivos en público con Alonso desde entonces, aunque quizás la procesión fuera por dentro. Por ejemplo, con ese hipotético y reciente veto a las 500 Millas de Indianápolis.

Alonso volvió recientemente a aquel episodio en una entrevista en la revista F1 Racing, fechas antes de conocerse que el equipo Andretti Racing no podia ofrecer un monoplaza a Alonso cómo se preparaba para las 500 Millas ante una teórica negativa de Honda, versión que el español ha rechazado. “Aquello fue producto de la frustración, quizás no debería haber dicho eso, pero no lo dije en las entrevistas de televisión o en la conferencia de prensa. Estaba hablando con mi ingeniero en una conversación privada, no estaba destinada a que fuera pública”, explicaba el español.. ¿Qué hubiera pasado si se hubiesen retransmitido en directo las palabras del piloto holandés? ¿Son iguales sus contextos, razones y manifestaciones? En los próximos días lo comprobaremos.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios