Primeros contactos con la marca francesa

Red Bull hace de tripas corazón y vuelve a llamar a la puerta de Renault

La escudería de bebidas energéticias ya busca un nuevo suministrador de motores de cara al importante 2022, y en el pasado GP tuvo los primeros contactos con su opción más viable

Foto: Cyril Abiteboul y Christian Horner pueden volver a cruzar sus caminos. (Imago)
Cyril Abiteboul y Christian Horner pueden volver a cruzar sus caminos. (Imago)

La repentina marcha de Honda de la Fórmula 1 a finales de 2021 ha provocado que Red Bull se quede con una mano delante y otra detrás. La escudería de bebidas energéticias ya busca un nuevo suministrador de motores de cara al importante 2022. En el equipo ya tienen decidido el momento de hacer oficial la decisión sobre su próximo suministrador de motores. Será antes de final de año y mantendrán contactos con los candidatos. Descartando la entrada de un nuevo motorista, tienen cuatro opciones: Mercedes y Ferrari, prácticamente imposibles, la vuelta a Renault o asumir las tecnologías de Honda y continuar con el desarrollo. Todas estarán encima de la mesa, pero los primeros contactos para acercar posturas ocurrieron en el Gran Premio de Eifel y fueron más estrechamente con la marca francesa.

Red Bull se reunió con Cyril Abiteboul, jefe de Renault, y Luca de Meo, CEO de la compañía francesa. Todos tuvieron una charla distendida que cambia mucho con la imagen que quedó de ambos a finales de 2018 tras su separación definitiva. Christian Horner también charló con Ola Kalenius, CEO de Daimler (Mercedes Benz), sin embargo Toto Wolff ya dio el no a Red Bull al suministrar motores ya a Williams, Racing Point y McLaren. La realidad es que las reglas de la FIA obligarían a Renault a suministrar a Red Bull y AlphaTauri a partir de 2022 en caso de que esos equipos no tengan un acuerdo de motores.

Verstappen durante el GP de Eifel del pasado fin de semana. (EFE)
Verstappen durante el GP de Eifel del pasado fin de semana. (EFE)

Contactos a tres bandas

En la parrilla antes del GP de Eifel se vieron los primeros movimientos. Se vio a Horner y Marko hablando con Abiteboul, con el director de la escudería Ferrari, Mattia Binotto, y con Ola Kallenius. De Meo posteriormente fue cazado con Horner, Marko y Abiteboul en el motorhome de Red Bull el domingo por la mañana. La opción de los de Enstone es la más factible ante la negativa de Mercedes y la reticencia de Ferrari a dar motores a un equipo que ven como rival en el Mundial.

"Son los suministradores que quedan, es natural que hablemos con las partes y haya contactos. Tendremos tiempo por nuestra parte para evaluar todas las opciones", dijo Horner sobre las primeras reuniones con Renault. "La decisión se debe tomar a final de año, porque el motor es una parte integral del diseño del coche en 2022. Es importante que el equipo de diseño tenga unos parámetros claros para entonces. No conviene retrasarlo más allá", añadió.

Abiteboul reconoció que el asunto podrían decidirlo entre Luca de Meo, y el jefe de la compañía austriaca de bebidas, Dietrich Mateschitz. "Si se pregunta por el tema de la discusión, creo que Helmut siempre ha sido mi punto de contacto para estas discusiones", dijo Abiteboul. "Así que espero que siga siendo así. Dicho eso, Dietrich Mateschitz conoce a Luca de Meo. Así que tal vez lo mejor es que negocien ellos". La tensa relación entre Abiteboul y Christian Horner y Helmut Marko tras su aparatosa separación hace un par de años podría ser un gran obstáculo en el camino a un reencuentro entre las dos compañías. Aún así Abiteboul dice que no hay prisa en negociar. "Sabemos que hay una fecha límite, y hasta mediados de mayo no se nos podría pedir que suministráramos un motor a cualquier equipo que no tenga contrato para 2022. Así que hay mucho tiempo entre hoy y mediados de mayo. Dios sabe lo que puede pasar. Y vamos a ocuparnos de ello cuando llegue el momento", confesó.

Su otra opción

Renault sigue siendo una opción muy probable, a menos que Red Bull encuentre una manera para su opción más enrevesada. La de mantener el uso de la tecnología de Honda, que inevitablemente será una ruta más cara. "Bueno, no hay nuevos fabricantes haciendo cola para entrar en la Fórmula 1", dijo Horner. “Toto, obviamente, dejó claro que Mercedes no está interesado en suministrar un motor, por lo que limita su elección a dos proveedores actuales en el deporte. Necesitamos tomarnos el tiempo para hacer nuestra debida diligencia. Queremos competir y queremos ganar campeonatos mundiales, esa es la razón por la que Red Bull está en el deporte. Para eso está aquí y solo podemos hacerlo con una unidad de potencia competitiva", explicó Horner.

Horner ya insunuó la posibilidad de que Red Bull asuma el control del proyecto de motor de Fórmula 1 gracias a que Honda pueda estar abierta a poner la tecnología de su motor a disposición de Red Bull para facilitar un proyecto de continuación. Horner sugirió que cosideraría "todas las opciones", pero que regresar a una relación de equipo cliente no era atractivo. “Red Bull necesita un motor competitivo. Sus aspiraciones no son solo las de un equipo cliente", explicó. “Hemos visto en este deporte que a veces puede suceder lo inexplicable. Y es nuestro deber analizar cuál es la forma más competitiva de avanzar en 2022. Tenemos el tiempo, Honda nos lo ha dado. Si hubieran tomado esta decisión en la primavera del próximo año o en el otoño...

“Red Bull es un equipo ganador, somos el único equipo de la Fórmula 1 en la era híbrida que ha ganado con dos unidades de potencia, le dimos a Honda su primer podio, su primera victoria en la era híbrida, como hicimos con Renault. Así que tenemos que sopesar todas las opciones y lo que nos dará el paquete más competitivo para 2022 en adelante. Tenemos un gran cambio de regulación para 2022 que es una buena oportunidad", finalizó.

La F1 debe trabajar para volver a atraer a motoristas a la competición. (EFE)
La F1 debe trabajar para volver a atraer a motoristas a la competición. (EFE)

¿Un regreso de Honda a corto plazo?

Por el momento lo que es seguro es la marcha de Honda de la Fórmula 1. ¿De forma definitiva? El director deportivo de la Fórmula 1, Ross Brawn, confía en volver a atraer a la marca nipona y es "optimista" en su regreso para la próxima generación de motores en 2026. Y aunque el presidente y director ejecutivo de Honda, Takahiro Hachigo, dejó en claro que la empresa no consideraría regresar a la F1 a corto plazo, Brawn ha expresado su creencia de que el continuo impulso de la F1 hacia tecnologías relevantes para el fabricante haría posible un cambio de sentido.

"Soy optimista cuando su situación cambia y cuando la F1 evoluciona, podemos involucrarlos nuevamente, ya que Honda siempre ha sido importante y damos la bienvenida a los miembros de la comunidad de F1 en el pasado y con suerte para el futuro", escribió Brawn en su columna de F1.com. “Todas las empresas automotrices se enfrentan a desafíos complicados en este momento, y nosotros, como F1, debemos responder a eso y asegurarnos de que la F1 cumpla con esos desafíos, se mantenga relevante y se vuelva más relevante para proporcionar a los socios automotrices desafíos viables dentro de la F1 que puedan brindar apoyo con sus objetivos lejos de F1", explicó.

"Espero que una nueva fórmula de unidad de potencia que se introducirá a más tardar en 2026 los anime a regresar. También los alentaremos a ser parte de los nuevos grupos de trabajo de la FIA, que recomendarán qué tipo de unidad de potencia adoptaremos en el futuro ", comentó. "Han sido grandes socios en la F1 y espero trabajar con ellos en el futuro", concluyó.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios