EL DILEMA DE MCLAREN PARA EL RESTO DEL AÑO

El 5º puesto de Carlos Sainz, y el peligro de McLaren de quedarse a 'Rolex o a setas'

El GP de Alemania confirmaba que la evolución de McLaren llevada por Sainz en Nurburgring para recortar diferencias con Renault y Force India y base para 2021 no funciona por ahora

Foto: Sainz firmó un quinto puesto que deja dudas respecto al potencial del McLaren. (EFE)
Sainz firmó un quinto puesto que deja dudas respecto al potencial del McLaren. (EFE)

Los mensajes de un piloto y su ingeniero recién caída la bandera a cuadros suelen sintetizar sensaciones y conclusiones de la prueba. Carlos Sainz y ‘Tommaso’ Stallard se expresaron con precisión al final del Gran Premio de Eifel de Fórmula 1. “Quinto puesto, Carlos. Buen trabajo amigo. El quinto es un resultado decente y creo que era todo lo que había para nosotros en la mesa”, le lanzaba el ingeniero al español. “Sí, estoy de acuerdo. Nos quedan muchos deberes por hacer”. Pero en realidad Sainz y McLaren incluso limpiaron el mantel de Nurburgring. A pesar de la nueva versión aerodinámica de su monoplaza.

Para el español, el GP de Alemania fue de lanzar la caña de pescar y sentarse a esperar. Sainz incorporaba en Nurburgring parte de la munición con la que McLaren pretende batir a sus rivales en las próximas carreras, pero también la base para 2021. Sin embargo su respuesta en la pista hablaba de pólvora mojada. Hasta la mitad de temporada el quinto puesto sabía a éxito, el de Nurburgring arroja dudas sobre la evolución de McLaren para el resto del campeonato. Por ello, se trata ahora de tomar esas “importantes decisiones para el futuro” de las que hablaba el español al bajarse de su monoplaza. ¿Cómo evitar ser definitivamente superados por Renault, Force India, y perder el tercer puesto en la clasificación general?

"Agg... Cuando lo pasas mal..."

“Son diez puntos que saben bien, pero que… Agggg, no sé, cuando lo pasas no mal, vas sufriendo 60 vueltas y acabas desubicado”. Para Sainz, se trató de una carrera “de no ir cómodo, de ir sufriendo”. Con un monoplaza que “se iba de morro constantemente, mucho graining, con un mal equilibrio”. El español fue testigo impotente y en la distancia de la pugna de Ricciardo, Pérez, Norris y Ocon. Nunca tuvo respuesta alguna para ellos. Los dos últimos caían por avería mecánica. Albon se lió a errores. Mercedes sufría con Bottas su primer abandono por motor este año. Hulkenberg partía desde el fondo del saco con el segundo Racing Point. Numerosos rivales despejaron el camino de Sainz hacia el quinto puesto.

“Sentí que nunca estuve en lucha por ese podio que veía cerca, hoy mi sensación con el coche y el equilibrio no era buena. Cuando ves un podio tan cerca y las sensaciones con el coche no son buenas, es difícil de aceptar” ¿Y si el monoplaza de Norris hubiera estado en manos de Sainz en Nurburgring? Al terminar, Andreas Seidl reconocía que el británico podía sido cuarto tal y como se desenvolvía la prueba. “Estamos muy decepcionados, con la estrategia que teníamos le podíamos haber ganado al final de la carrera, teníamos ritmo para luchar con nuestros principales rivales” ¿Entonces? ¿Qué monoplaza funcionaba? ¿El ‘antiguo’ McLaren, o el que pilotaba Sainz con el nuevo concepto aerodinámico?

"Aún no hemos dado el salto"

Como en los entrenamientos, el español también probó en carrera la última evolución del MCL35. Andreas Seidl rechazaba que se trate de un McLaren A (el de Norris ayer) y uno B, (el de Sainz). “Es una evolución aerodinámica combinada con un nuevo concepto de alerón. Creemos que este nuevo concepto del morro es un cambio significativo en el concepto aerodinámico, y tenemos que explotar todo el potencial del paquete”, explicaba el alemán al final de la prueba. El podio de Ricciardo remataba el paisaje de estas últimas carreras en la confrontación con McLaren.

“Definitivamente Renault está por delante por una o dos décimas por ahora, han dado un paso adelante, y nosotros no hemos dado este salto todavía. Tenemos que asegurarnos de dar este salto en próximas carreras”, explicaba Seidl. Es decir, si la fotografía del GP de Alemania es correcta, McLaren está por detrás de Renault y Racing Point con ese monoplaza 'antiguo'. Pero con la nueva evolución, teóricamente superior en el túnel de viento, Carlos Sainz las pasó ‘sufriendo’ en el GP de Alemania. “Con el ‘upgrade’ de Carlos no estamos contentos, no ha sido un paso adelante”, sentenciaba con frustración el ingeniero alemán, aunando conclusiones con su piloto.

Las dos próximas semanas

De modo que mientras McLaren busca recortar su desventaja, también trabaja para las bases para el monoplaza de 2021. No se trata solo de alcanzar a Renault y Force India este año. La FIA ha establecido una fecha de homologación este año para mantener los actuales monoplazas y su configuración para 2021. Por tanto, McLaren trabaja para introducir en 2020 mejoras que sean válidas el que viene y dedicar 'tokens', o comodines técnicos, a otros menesteres. Pero en su afan por recortar diferencias este año e introducir importantes cambios de concepto aerodinámico (en la línea de Mercedes, como Racing Poing en 2020) para el que viene, McLaren El corre el riesgo en no saber si ir a por "Rolex o setas', como dirían los vascos del chiste. Es decir, quedarse corto con el actual MCL35, y no llegar con la evolución en pruebas. Sainz recordaba como tampoco Lando Norris se mostraba cómodo con las evoluciones introducidas en Sochi.

Cierto que el GP de Alemania fue singular para McLaren. “Con las condiciones del viernes no pudimos encontrar el punto dulce al coche”, recordaba Seidl al respecto del paquete de Sainz y el programa en marcha. Seidl insistía tras la carrera que los datos del túnel de viento son "prometedores y el nuevo concepto tiene un alto potencial", pero por las razones que fueren algo no está funcionando en McLaren. “Tenemos muchos datos en estos dos días que nos ayudarán ver cómo podemos conseguir el potencial de este paquete que vemos en el túnel de viento”, apuntaba el alemán. El responsable de McLaren emplazaba a nuevas pruebas Portimao, escenario del próximo gran premio. ¿Debe variar el rumbo McLaren, o es cuestión de más kilómetros y tiempo? ¿Se atraganta ese 'nuevo concepto' en el actual MCL35 en la pista?De aquíe que Carlos Sainz apuntabra, esas importantes decisiones de futuro para no quedarse, seguramente, “A Rolex o a setas”.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios