La Scuderia se hunde en el primer día

"Es de locos, no hay mucho más". El completo desastre de Ferrari en Austria

Charles Leclerc acababa con el séptimo mejor tiempo en la clasificación y Sebastian Vettel caía eliminado en la Q2 para sorpresa de todo el mundo, y todo por causas naturales

Foto: Sebastian Vettel durante la clasificación del GP de Austria. (Reuters)
Sebastian Vettel durante la clasificación del GP de Austria. (Reuters)

"Honestamente, no hay mucho más". Fue el veredicto de un resignado Charles Leclerc que acababa con el séptimo mejor tiempo en la clasificación del Gran Premio de Austria de Fórmula 1. Pero mucho peor fue lo que ocurrió minutos antes viendo como Sebastian Vettel caía eliminado en la Q2 para sorpresa de todo el mundo. El alemán, que dejará Ferrari a fin de año, admitió que no esperaba hacer una clasificación tan mala. "Por supuesto que es una sorpresa", dijo. "Pensamos que teníamos un poco más guardado", añadió decepcionado.

Ferrari firmaba así uno de los peores sábados en mucho tiempo ya que, como reconocía Leclerc, se han quedado así por la falta de nivel puro del monoplaza, causas naturales se podría decir. "La primera curva no fue perfecta, pero por lo demás...", explicaba incrédulo el monegasco al sentir que en un año habían pasado de lograr la pole en el Red Bull Ring a luchar por entrar en la Q3. “No ha sido una clasificación fácil para nosotros. Desafortunadamente, es donde estamos en este momento”, remarcaba. ¿Qué es lo que ha sucedido con Ferrari?

No es nada menos que un vergonzoso y humillante desempeño de Ferrari. Incluso si el equipo se preparó para un fin de semana más difícil que el año pasado, nadie podía haber esperado esto: pasar a la Q3 con un solo monoplaza y un segundo menos que el ritmo con el que Leclerc lograba la pole en 2019. Al otro lado Mercedes, tres décimas mejor que la temporada pasada. Además, por si fuera humillante la comparación con los alemanes, pasaban de ser el coche más rápido al quinto en tan solo un año.

Los de Maranello ya no tienen el coche más rápido. Mercedes está a un segundo de distancia y también les han superado Red Bull, McLaren y Racing Point, lo que evidencia hasta qué punto los de Mattia Binotto pueden estar en apuros en este nuevo curso más corto y con poco margen de maniobra para solucionar los problemas. Basta con observar lo que ha sucedido en la Q2, donde Vettel ha caído eliminado en undécima posición y Leclerc, décimo, se ha salvado por los pelos. Cuando el monegasco ha preguntado por radio si estaba a salvo y le han respondido que era décimo, su respuesta lo dice todo: "Esto es de locos". No hay mejor definición.

¿Cuál fue el error?

"No estaba tan contento con el coche, había más sobreviraje en la entrada de lo que me gustaría". Vettel explicaba lo que creía que había sido el mayor problema de Ferrari este sábado. Aún así quería afrontar con optimismo lo que se puede encontrar este domingo excusando en que otro de los problemas para el Ferrari serían las altas temperaturas. "Creo que el domingo daremos una imagen diferente", dijo. “Quizás la pista, que se estaba poniendo más caliente, fue un poco más difícil para nosotros. Ya veremos, es una carrera larga. Creo que en el ajuste de la carrera siempre estamos mejor y estaremos allí para ganar terreno y conseguir algunos buenos puntos”, aseguró. Leclerc, por su parte, era mucho más pesimista: “No creo que vaya a haber ningún milagro durante la carrera”.

Vettel ya había repetido el problema de la adherencia el día anterior en los entrenamientos por lo que ya se vislumbraba un claro paso atrás de la Scuderia: “Nos falta adherencia y carga aerodinámica, y también algo en las rectas porque tenemos más resistencia al avance. Tenemos una mezcla de esos problemas”. La realidad es que el problema de Ferrari viene desde invierno. La Scuderia ya alertó que el SF1000 no era el coche perfecto. Y Binotto explicó que al haber querido insuflarle carga aerodinámica se les había disparado el drag en las rectas. Eso en el Red Bull Ring se ha traducido en una fábrica que ha sido engullida por los equipos de la zona media.

Aun así, es impactante ver a un Ferrari caer en la Q2 por mérito y Charles Leclerc superando la sesión de milagro. Esto simplemente confirma los grandes los problemas de correlación que tuvo el equipo. Este pobre rendimiento demuestra que la decisión de solucionar el problema y hacer un gran cambio en el concepto aerodinámico no ha sido la correcta. Las dos carreras de Red Bull Ring se convertirán en una limitación de daños para Ferrari, incluso más de lo que pensaba el equipo originalmente.

Dos carreras a la basura

Mattia Binotto ya presagiaba estos problemas al confirmar que en Austria estarían incluso por detrás de los Red Bull, pero es que el golpe ha sido mucho mayor. El problema de la correlación aerodinámica al que Binotto se refirió el viernes, que solo se reveló después de las pruebas de Barcelona, ​​y que luego dejó obsoletos los desarrollos planificados, hace indicar ser la raíz de esto. Un desastroso trabajo en invierno ha llevado a esta situación y ahora cabalgan a contrarreloj. Ferrari ya ha confirmado que trabaja en una revisión importante que comenzará a implementarse en el Gran Premio de Hungría.

Los italianos se han convertido estos últimos años en el equipo de os desastres de la F1. Desde el punto de vista operativo siguen fracasando respecto a Mercedes y su consistencia deja mucho que desear. Lo ocurrido en Austria es una absoluta vergüenza. Han perdido ante equipos de la talla de Racing Point y McLaren, cuyos presupuestos no son siquiera comparables. Además, su motor fue claramente señalado por la posición de sus equipos clientes que veían incluso como George Russell con su Williams plantaba cara a los Haas y Alfa Romeo. Ese motor que fue objeto de sospechas en 2019 y 'capado' por la FIA en el tramo final. ¿Casualidad?

En el caso de los equipos clientes es cierto que no tenían un chasis para liderar la temporada pasada, pero no es una buena señal que en una pista sensible a la potencia los tres equipos con motor Ferrari estén contra las cuerdas. Ferrari ya apunta a Hungría para su mejora, pero por el momento en Austria serán dos grandes premios tirados a la basura que pesarán en un mundial más corto de lo normal.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios