Segunda pole del monegasco

La exhibición de Leclerc o por qué Ferrari no puede tirar a la basura su primera victoria

Ferrari volvió a hacer acto de presencia en el mundial después una semana de desconexión. Leclerc realizó una exhibición en la clasificación de Austria y dio un repaso a los Mercedes

Foto: Leclerc no tuvo rival en Austria. (Ferrari)
Leclerc no tuvo rival en Austria. (Ferrari)

"P1, P1". "Suena bien. Por otra parte, lo siento mucho por el equipo, por lo que le ha pasado a Seb", comentó Charles Leclerc a su ingeniero. Ferrari volvió a hacer acto de presencia en el Mundial de Fórmula 1 después una semana de desconexión. Leclerc realizó una exhibición en la clasificación de Austria y dio un auténtico repaso a los Mercedes. Pero en Maranello este año siempre tiene que haber alguna sombra que deje preocupado al equipo de cara al domingo y, por ello la felicidad en la celebración de Leclerc fue menos efusiva de lo que se merece después de sufrir numerosos varapalos este año. Un domingo en el que tienen que sumar su primera victoria sí o sí.

En Ferrari acabaron contentos con la pole de Leclerc, pero con la mosca detrás de la oreja con su otro piloto. La fiabilidad de Ferrari brilló por su ausencia y se cebó con Sebastian Vettel instantes antes de que comenzara la Q3. No pudo participar en la pelea por la pole por un problema de alimentación neumática, a pesar de que el SF90 tenía potencial para aspirar a dominar la primera fila de la parrilla. Duro mazazo para Vettel, que saldrá noveno y tendrá que remontar cuando se encuentra en uno de sus peores momentos en Maranello. Gran golpe también para la Scuderia en sus aspiraciones de remontar a las flechas plateadas. Un problema que deja la sensación de que podría repercutir en carrera a un Leclerc que salvó la cara a su equipo y tiene la primera victoria de su carrera en su mano.

Leclerc no deja de brillar

El peor momento de Vettel coincide con la llegada fulgurante de una futura estrella de este deporte. Desde que llegó a la Scuderia, Leclerc se ha sentido como si llevara toda la vida. En el inicio del mundial dejó por los suelos a su compañero de equipo, pero unos errores frutos de la edad y el exceso de ganas por ganar acabaron con gran parte de sus opciones. Pero lo que más ha hecho mella en la temporada del monegasco ha sido la propia escudería. Problemas de fiabilidad y decisiones estratégicas incomprensibles han dejado a Leclerc con menos puntos de lo que realmente merece el piloto más rápido del equipo.

En Austria volvió realizar una de esas exhibiciones que asombran al mundo del motor. El monegasco se marcó un vueltón en el Red Bull Ring, 1:03.003, dejando a sus máximos rivales en la lona sin ser capaces ni siquiera de acercarse. Lewis Hamilton a más de dos décimas, Verstappen a más de cuatro y Bottas a más de medio segundo. Una barbaridad que abre un halo de esperanza para Ferrari el resto del campeonato. "Me he sentido genial, el coche ha estado increíble. A partir de los Libres 2 ha ido muy bien, me he sentido muy cómodo. Contento con la pole, pero hay que terminar el trabajo mañana", comentó.

El novato de Maranello ya había brillado en Austria en F3 y GP2 logrando pole y una victoria y ahora tiene en su mano conseguirlo en la F1. Con este resultado ha superado por segundo fin de semana consecutivo a su compañero Sebastian Vettel. De esta forma, el duelo en clasificación está 6-3 a favor del tetracampeón del mundo. Leclerc tiene mucho que trabajar todavía al volante del SF90, pero cada fin de semana da un paso más para sentirse el líder del equipo.

Leclerc al volante del Ferrari en Austria. (Reuters)
Leclerc al volante del Ferrari en Austria. (Reuters)

No pueden dejar escapar la victoria

"Nuestro problema principal en las últimas carreras estaba en la parte delantera. Hemos probado cambios en los reglajes y parecen mucho mejores. Quizás no fue un gran paso en las carreras anteriores, pero aquí funciona perfectamente, estamos en mejor forma que en el último gran premio. El viernes no tuvo mala pinta en comparación con Mercedes y Red Bull, estamos bastante contentos este fin de semana y creo que la salida será muy importante. Está claro que lo conseguido hoy es prometedor", dijo Leclerc. La idea que queda ahora es que ¿Ferrari está de vuelta? Sus antecedentes cuando han tenido todo de cara no son alentadores.

En Baréin, Leclerc perdió un triunfo que tenía hecho después de una gran exhibición por un problema de motor en las vueltas finales. Ferrari no se puede permitir otra debacle de ese calibre. En Austria ha demostrado tener el monoplaza más fuerte con diferencia. En carrera han decidido salir con los blandos para morder desde el inicio, mientras sus máximos rivales optaron por los medios. Una estrategia diferente, pero que no tendría que tener ningún peligro si nos fijamos en las diferencias visibles con Lewis Hamilton, el más rápido de los Mercedes. "Hemos comprobado en Libres 2 que funciona correctamente y estamos contentos con la elección", explicó el monegasco.

Leclerc es consciente de que las elevadas temperaturas en el Red Bull Ring también pueden jugar un papel importante el domingo. Las gomas sufrirán y quizá es la parte a la que Mercedes se puede agarrar frente a un Ferrari superior este fin de semana. En Maranello sufren enormemente con el calentamiento de las gomas y las altas temperaturas podrían jugar en su contra, por ello será clave que Leclerc consiga una gran salida y ponga tierra de por medio con unas gomas más blandas en el inicio. "Estamos contentos, fisicamente va a ser muy duro, va a hacer mucho calor. Habrá que gestionarlo todo y espero conseguir un buen resultado", dijo el piloto. Un resultado en el que solo vale la victoria para un equipo que está ante sus últimas oportunidades de mantener el mundial vivo.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios