Vergonzosa actuación de Simon Pagenaud

Cuando el último ganador de las 500 Millas no soporta que Lando Norris les moje la oreja

El británico peleó por la victoria con su McLaren, hasta que en las últimas vueltas tuvo un accidente con el monoplaza de Pagenaud en un movimiento que está avergonzando a todo el automovilismo

Foto: Así salió volando Lando Norris en Indianápolis por el choque con Simon Pagenaud. (McLaren)
Así salió volando Lando Norris en Indianápolis por el choque con Simon Pagenaud. (McLaren)

Durante la última carrera del campeonato IndyCar iRacing Challenge disputada en el circuito virtual de Indianápolis, Lando Norris peleó por la victoria con sus compañeros de Arrow McLaren SP, hasta que en las últimas vueltas tuvo un accidente con el monoplaza del francés Simon Pagenaud, ganador de las pasadas 500 Millas de Indianápolis, en un movimiento que está avergonzando a todo el automovilismo.

La realidad es que el final de este sábado de IndyCar iRacing fue una mezcla de caos, controversia y poca deportividad. Lando Norris estaba en camino de ganar su segundo evento de eSports en IndyCar consecutivo, pero el británico sufrió un extraño choque, sin que él tuviera la culpa. Simon Pagenaud, con vuelta perdida, bloqueó deliberadamente a Norris en un movimiento que solo puede describirse como ridículo en el mejor de los casos.

Un ataque premeditado

El británico no ha tenido mucha suerte en los eventos de eSports de F1, pero ha encontrado su sitio en las carreras de eSports de IndyCar donde no ha tenido problemas para luchar por victorias. El británico obtuvo una victoria fenomenal en su debut en el iRacing Indycar. Norris habría hecho 2 de 2, si no hubiera sido por las acciones de Pagenaud. Parece que a algunos pilotos de la IndyCar no les gusta que llegue un chico joven de la F1 a robarles el protagonismo. "Un tipo se irrita un poco porque un piloto que no es IndyCar está a punto de ganar una carrera en la Indy", decía Norris al término de la carrera.

Norris tuvo un excelente inicio y finalmente superó al hombre que salía en la pole, Scott Mclaughlin, por el liderato. A medida que avanzaba la carrera, Norris estaba más cómodo hasta que llegó a una lucha que desató la tormenta. Peleó contra Graham Rahal y Pagenaud por el primer puesto. Los tres pilotos estaban en paralelo en una curva cerrada cuando Rahal, apretado entre un agresivo Norris y Pagenaud, se movió un poco hacia la derecha, causando que Pagenaud perdiera el control de su monoplaza.

El incidente enfureció al francés, que decidió darle a Norris una muestra de la misma medicina. El piloto de McLaren de Fórmula 1 lideraba la carrera con comodidad y se encontraba con un giro de diferencia respecto a Pagenaud, pero el francés se la jugó de manera antideportiva. El británico terminó chocando contra Pagenaud, quien rodaba muy lento, lo cual le costó abandonar la carrera. En un vídeo posterior a la serie se ve la cámara de Pagenaud y su transmisión cuando regresaba a pista tras su última detención en pits. En ese momento dijo: “Saquemos a Lando. Hagámoslo”. El incidente entre el piloto de Penske y el de McLaren se produjo minutos después.

Pagenaud disminuyó la velocidad en la pista, provocando una colisión frontal de Norris. El francés actuó de malas maneras y de forma premeditada manchando la imagen de los eSports. Una acción que no gustó al joven piloto británico.

"Son unos egoístas"

Norris no se tomó bien lo sucedido y tildó de "egoístas" a sus rivales después de los choques. Zak Brown, CEO de McLaren, también intervino para ofrecer su opinión con respecto a lo que le ha pasado a Norris. En una réplica en Twitter criticó a Pagenaud: "No hizo lo que esperas de un campeón".

Ante esta situación, Norris se tomó su tiempo en su canal de 'Twitch' para hablar sobre lo sucedido, en donde criticó la forma en que algunos pilotos tomaron la competición, aunque no quiso meterse en más problemas. "Solo quería frenarme un poco", dijo. “También me siento muy mal por los muchachos. Tal vez algunas personas no se lo estén tomando en serio. Simplemente piensan que es un juego, no importa”, comentó.

“Pero todavía hay muchos otros pilotos que como yo, que tengo a Jarv y a los ingenieros y los muchachos que hacen la estrategia, todavía le dedicamos tiempo, ya sea que estemos en casa o no haciendo nada, todavía están trabajando y tratando de hacer cosas”, denunció. “Ellos podrían estar haciendo otras cosas con sus familias. Todavía están queriendo participar en esto y divertirse un poco e intentar ganar una carrera. Luego, algunos pilotos se vuelven egoístas y no les importa nada de eso”, terminó, reivindicando el trabajo que hay detrás de cada carrera virtual. Mucho más allá de un simple videojuego.

Las reacciones

Otro de los pilotos que manchó la imagen de estas carreras virtuales fue el siempre polémico, Santino Ferrucci. El norteamericano intentó de forma deliberada destrozar otro monoplaza. Y lo peor de todo es que en su retransmisión se regodeaba al respecto. Este sábado no fue un buen día para el deporte electrónico. Se pudo ver el lado decepcionante de dos pilotos de IndyCar a quienes les ha llovido críticas tanto de sus compañeros como de los seguidores que sienten estas carreras como una competición más, no un juego.

“No me sorprende”, dijo Zak Brown, respecto al incidente de Ferrucci. “Totalmente de acuerdo, Simon Pagenaud me sorprendió pero esto no. Estoy decepcionado de que tantos seguidores piensen mal de nosotros. Lando se lo merecía y Oliver también. Sé que es un juego, pero cuando llevas una camiseta del equipo que representa a los patrocinadores, un equipo, una serie, debes rendir cuentas”, aseguró el expiloto de F1, Max Chilton.

“Esto es malo. Me encantan las carreras de simulación y los muchachos con los que amo competir son pilotos de simulación, se lo toman en serio y es una de las mejores carreras que hay”, remarcó el piloto portugués Félix da Costa. “¡Lando es una personalidad increíble! Qué acto de clase aún poder reírse ante un movimiento tan pobre de Simon. El hecho de que se ría tanto debe avergonzar a Simon aún más de lo que ya está...”, compartía el piloto Joao Paulo Oliveira.

“Como se esperaba, el IndyCar virtual en Indianápolis fue brillante, hasta que un par de movimientos tontos al final lo desacreditaron. Es una pena terminar 6 semanas de grandes carreras así”, confesaba un seguidor. La realidad es que la actitud vergonzosa del último ganador de las 500 Millas de Indianápolis ha manchado la imagen de las competiciones de videojuegos. Y Lando Norris, con su imagen risueña y noble, se ha encargado de dejar más en ridículo a quien no soporta su éxito en este tipo de carreras.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios