EL DIFERENTE GRADO DE EXPERIENCIA ENTRE AMBOS

Por qué Lando Norris aún tiene trabajo por delante para ganar a Carlos Sainz

En su segunda temporada juntos, Lando Norris aún necesita ganar la lógica y necesaria experiencia que le permita plantar cara al español. Todavía se percibe el liderazgo de Sainz

Foto: Lando Norris se muestra más cómodo que el pasado año a estas alturas, pero aún se delata su juventud en la Fórmula 1 (McLaren)
Lando Norris se muestra más cómodo que el pasado año a estas alturas, pero aún se delata su juventud en la Fórmula 1 (McLaren)

"La verdad es que veía algunas cosas raras en la pista, me parecía que algo pasaba, pero no sabía…Al final había algo”. El jueves fue el turno de Lando Norris para empezar la temporada 2020. El piloto británico se refería a la noticia protagonista de la jornada y quizás, una de las más destacadas de la pretemporada, el sistema DAS de Mercedes. Cuando terminó la sesión, Norris confirmaba su perspicacia y la razón de ese comportamiento en el monoplaza de Lewis Hamilton.

Aunque para el británico el jueves fue tan solo su segunda pretemporada en la Fórmula 1, y se notaba. No se mostraba muy satisfecho al término de su primer día. Incluso refrendaba sus sensaciones en la primera entrevista ante las cámaras. Los tiempos no le habían acompañado en relación a Carlos Sainz con programas muy similares para ambos. Espontáneo como siempre, a punto estuvo de exteriorizar su descontento a las primeras de cambio. Se refrenó, inicialmente.

“No estaba exultante dentro del coche”. Al final lo reconoció. Escuchar a los dos pilotos de McLaren en días sucesivos recordaba su diferente grado de experiencia. Frente al español, Norris acumula casi el mismo número de años en monoplazas como Sainz en Fórmula 1. Aún es notorio quién lidera al equipo británico. Con el avance de la temporada se comprobará hasta dónde y si Lando Norris puede revertir el actual estatus en McLaren.

La mochila técnica de Norris

Norris ofreció al término del día un curso comprimido sobre en qué consiste una primera sesión de pretemporada en la Fórmula 1. “Ha sido magnífico estar en el coche de nuevo. Ha sido un buen día, con muchas vueltas, duro para el cuello especialmente, pero ha sido muy productivo. Hemos hecho muchas cosas para que el equipo aprenda, y también yo. He mejorado algunas cosas que quería mejorar, como el ritmo en tandas largas y la gestión de neumáticos”, explicaba, “hemos hecho muchas cosas, tandas aerodinámicas, no tandas con poco combustible porque nadie las hace, muchas tandas con carga de gasolina, muchos cambios de puesta a punto, intentando entender lo que hace este coche, cómo afectan los cambios en las alturas, en el alerón delantero y trasero, como afectan al coche en comparación al año pasado de diferentes maneras”.

Mientras el análisis de Sainz el día anterior evidenciaba su mayor experiencia, en Norris se percibe todavía una mochila más pequeña de referencias técnicas, propias de su segunda temporada en Fórmula 1. “El año pasado había muchas cosas que tenía que aprender, teníamos un plan, pero al final del día eran todo cosas nuevas que aprender, había muchas cosas que asimilar. Ahora hay menos en las que trabajar, me fijo más en cosas concretas que mejorar. Tengo más confianza que el pasado año, mis comentarios al equipo son mejores que el año pasado, porque todo era información nueva por todos lados, tenía que aprender todo sobre un Fórmula 1. Este año tengo una mejor compresión de todo, puesta a punto, tandas largas, cortas, es más fácil que el año pasado.

"Es más mi coche"

Norris también revelaba como sigue ganando confianza y seguridad dentro del equipo como contraste a su debut de 2019. En entrenamientos fue un duro rival para Sainz, aunque en carrera caía su rendimiento en comparación al español, especialmente a la vuelta del verano. “Cada vez que subo al coche ya no es como el año pasado. Cada vez que salgo sé que esperar, la velocidad, los puntos de frenada… Todo el volante ahora está más hecho a mi gusto, los colores y posición de los botones, por ejemplo. Hay muchas cosas que están más según mis preferencias y diferentes a Carlos. Es más mi coche, me siento más cómodo que el pasado año, cuando decía que todo estaba bien. Ahora me puedo permitir el decir que quiero esto o aquello, porque siento que puedo. El año pasado era alguien que aceptaba todo, ahora puedo hacer las cosas más a mi manera”.

Por discrección, Norris no quiso extenderse en las diferencias entre el MCL34 frente a su sucesor, y aunque Sainz también se mostró discreto, ofreció más pistas que el británico. “Hay muchas cosas diferentes, pero también muchas similares. El coche ha mejorado ligeramente, aunque no voy a decir exactamente cuáles son las diferencias. En algunas cosas son mejores y en otras no te sientes tan cómodo”, explicaba para delatar nuevamente que su confianza no era la misma que Sainz, quizás porque el español lidera el desarrollo del monoplaza británico más hacia su línea. Al menos, sí dejó una referencia de la que tomar nota para esta primera fase de desarrollo del MCL35. “Al final hemos cambiado muchas cosas y hemos aprendido, sobre todo en correlación frente a lo que esperábamos, las cosas que hemos probado tenían la correlación que esperábamos. Quedan algunas cosas que cambiamos y no tuvieron el efecto que queríamos habrá que esperar para la próxima semana”.

"En aire sucio, un F1 es terrible

En McLaren existe cierta prevención frente a la espectacular evolución del “Mercedes Rosa” de Racing Point. Sainz fue mucho más explícito en su denuncia el día anterior, mientras que el británico se mostraba más reservado. "No sé qué está pasando, cuánto han cogido de otros o han aprendido. No tengo ninguna pista. Lo que es seguro es que parecen rápidos. Desde nuestro punto de vista se trata de aprender y centrarnos en nosotros, cada equipo copia cosas de otros equipos, diseños y conceptos, y hacen sus cosas. Lo que han hecho parece que funciona. Pero somos McLaren, no deberíamos copiar a otra gente, deberíamos inventarnos a nosotros mismos con ideas innovadoras. Deberíamos centrarnos en nosotros y no copiar a otra gente”.

Y un tema concreto del que pocos están hablando todavía: la mayor o menor facilidad para adelantar en 2020 con monoplazas que han ganado un gran paso por curva. Norris no anticipaba un escenario muy esperanzador al respecto. “No creo que siguiera a algún coche más de media vuelta. Lo único que he aprendido es la cantidad de tiempo que pierdes cuando sigues a otro coche, incluso cuando vas a tres segundos de otro, en la curva 3 o en la 9, por ejemplo, el coche se hace menos conducible por el aire sucio, es una sensación desagradable saber que, en aire sucio, en cuanto te colocas detrás de alguien, un Fórmula 1 es terrible. Aparte de esto, no sé que coches han ido bien o mal”.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios