La cabeza de carrera se estrecha

Rally Dakar: El "recital" de Carlos Sainz en el día más duro para Fernando Alonso

Sainz y Cruz han perdido más de la mitad de la diferencia frente a Nasser Al-Attiyah, pero mantienen la primera posición por segunda jornada consecutiva. Es el primer líder que repite

Foto: Carlos Sainz, con el Mini, durante la etapa cuarta del Rally Dakar. (EFE)
Carlos Sainz, con el Mini, durante la etapa cuarta del Rally Dakar. (EFE)

"Los últimos 100 kilómetros han sido los más duros de todas mis participaciones en el Dakar". Cuarta etapa del Rally Dakar, cuatro ganadores diferentes. Eso sí, primera vez que repite el mismo equipo (Mini) en la primera posición de la general, con Carlos Sainz y Lucas Cruz que lograron salvar los muebles de una etapa demoledora abriendo pista. La pareja española, que alcanzó el liderato tras el triunfo de este pasado martes, consiguió mantener la primera plaza de la general pese a perder tiempo respecto a sus principales rivales. La etapa, entre Neom y Al-Ula (453 kilómetros), fue para el francés Peterhansel. En esta ocasión, Fernando Alonso hizo la goma y perdió casi media hora respecto a su compatriota: "Etapa larga y exigente mentalmente. Zonas de muchas rocas y casi trial", comentó el asturiano tras cruzar la meta en sus redes sociales, ser el "peor día" por lo "exigente mentalmente" y los pinchazos que sufrió su Toyota.

"Ha sido una etapa muy bonita. El terreno era fantástico, aunque no hayamos tenido mucho tiempo para admirar el paisaje", declaró Sainz en la meta. 'El Matador' destacó especialmente el gran trabajo de Lucas Cruz, su copiloto, reconocido incluso por el propio Peterhansel en meta. "Lucas ha hecho un buen trabajo y hemos podido atacar al máximo. Es un poco pronto para pensar en la victoria. Pueden pasar muchas cosas cada día en el Dakar, aunque por ahora, todo bien", indicó el madrileño, satisfecho por el trabajo.

Sainz rodaba casi a la par que el galo y Nasser Al-Attiyah en los compases finales de la prueba, pero en los últimos 100 kilómetros perdió cuatro minutos. Ahora, en la clasificación general, aventaja en tres al catarí, segundo. Peterhansel pasó a la ofensiva desde el comienzo de la jornada, siempre tuvo la iniciativa en la etapa y, aunque pareció perderse en algunos instantes, encontró rápido el rumbo. Con su triunfo en una etapa de muy complicada navegación, Peterhansel se sitúa tercero a 11'42 de Sainz, quien recalcó: "Sabía de siempre que Stéphane y Nasser son los enemigos a batir". Por ahora, la victoria en el Dakar se centra entre estos tres pilotos. "Sienta bien [el triunfo] después de los problemas de las primeras jornadas, aunque hayamos tenido un pinchazo y nos hayamos perdido una vez. No hemos realizado una especial perfecta, pero siempre hace ilusión ganarla", explicó 'monsieur Dakar'.

Fernando Alonso, en un instante de la cuarta etapa del Dakar. (EFE)
Fernando Alonso, en un instante de la cuarta etapa del Dakar. (EFE)

Elogios a Sainz

El galo no dudó a la hora de repartir elogios para Carlos, con el que comparte equipo y una buena amistad: "Resultaba difícil abrir pista hoy y él ha perdido un poco de tiempo. Sin embargo, ha hecho un trabajo increíble porque no ha dado muchas vueltas". Posteriormente, destacó "el auténtico recital" del piloto español e indicó la dificultad sobre los últimos 60 kilómetros de la jornada, con más piedras de lo que en un principio les habían indicado. "Es genial este nuevo Dakar. Ofrece todos los ingredientes: la belleza de los paisajes, la complejidad de la navegación, la criba que opera la dureza de la prueba... Por el momento, hay que felicitar a los organizadores", concretó.

Con problemas de visibilidad, Fernando Alonso perdió mucho tiempo (26 minutos) y acabó decimotercero, rodando entre la quinta y decimoséptima posición durante gran parte del día. Esta vez, al ovetense le costó encontrar la velocidad que le ha caracterizado en anteriores días: "Etapa larga y exigente mentalmente. ¡Zonas de muchas rocas y casi trial! A partir de mañana, otro desafío, ¡las dunas! A por ellas", indicó el asturiano este miércoles al cruzar la línea de meta. "Complicada, larga. Diez horas en el coche. Bien en cuanto a sensaciones, pero hemos perdido mucho tiempo al principio de la etapa. Dejamos pronto pasar a Nasser y a Yazeed, que venían más rápidos que nosotros. Luego tuvimos un pinchazo, nos metimos detrás de Peterhansel también... Íbamos un poco con el pie cambiado desde el principio y el remate final fue un pinchazo a 150 kilómetros del final. Y fuimos esos 150 kilómetros sin rueda de repuesto y teníamos que ir ya despacito por sitios con muchas rocas. Giniel [De Villiers] y Ten Brinke también sufrieron tres pinchazos hoy... era complicado", narraba Alonso.

Fernando Alonso y su peor día

"Me falta mucho ritmo. La parte final que había sido por un río seco y muchas piedras -ayer lo dije- no sé muy bien a qué velocidad tengo que ir por esas partes, y hoy la etapa era prácticamente por ese terreno. Hoy era como si en el ciclismo eres buen contrarrelojista y era montaña-montaña. Sabía que me tocaba perder un poco, pero estoy contento de estar aquí. Así que dentro del aprendizaje es cierto que sí [he aprendido algo], pero mis dos compañeros que llevan toda la vida aquí [De Villiers y Ten Brinke] en los rally-raids, y uno es ganador del Dakar, e hizo también 120 kilómetros sin ruedas. También es parte de las características del coche. Los Mini tienen mejores condiciones para este terreno, que pasan rectos por estos sitios y nunca pinchan y desde dentro pueden ajustar la presión de los neumáticos... Tienen una serie de cosas que nosotros no tenemos. Y en otro tipo de pistas o cuando lleguen las dunas quizás nuestro coche tenga algo que le falte al resto. Pero como digo, sigo intentando aprender lo máximo posible y contento después de un día súper estresante. Los 150 kilómetros sin repuesto se me hicieron eternos. Ha sido la etapa más difícil sin duda alguna: diez horas en el coche, estresante, la navegación, ríos secos llenos de piedras. Había veces que teníamos que respirar hondo los dos porque mentalmente ha sido súper exigente", añadía como reflexión sobre su aprendizaje de este miércoles.

"Siempre quise salir primero de la carrera porque así sabes cómo dicta la carrera. Pero mis clientes que tenía por detrás eran los que peor podía tener cuando ves a Nasser, Yazeed, Peterhansel... Si sales con esos monstruos detrás te van a hacer perder incluso más tiempo porque tienes que dejarles pasar y luego su polvo...", concluía.

Así va la general en coches tras la cuarta etapa del Dakar.
Así va la general en coches tras la cuarta etapa del Dakar.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios