COMPETIRÁ EN 2020 EN EL INDYCAR

El sueño americano de Álex Palou y su carrera frente a Fernando Alonso

Una de las mejores promesas del automovilismo español ha sido fichado para competir en el Indy americano y se enfrentará a Fernando Alonso en la próximas 500 Millas de Indianápolis

Foto: Alex Palou, en la prueba del pasado julio con el equipo Dayle Coyne Racing, en la que impresionó a sus responsables
Alex Palou, en la prueba del pasado julio con el equipo Dayle Coyne Racing, en la que impresionó a sus responsables

“Desde que era pequeño, mi padre veía las 500 Millas de Indianápolis en la televisión, y era algo que al principio como niño no entendía. “Si no tienen gracia, solo corren para un lado…”, le decía. Pero según me iba haciendo mayor le fui cogiendo el rollo. Con catorce o quince años, cuando subí a los monoplazas, empecé a seguirlo un poco más. Ya veremos ahora cuando corramos en la primera carrera”. Competir en las 500 Millas es un hito singular en la carrera de todo piloto, y pocos no americanos lo logran. Sin embargo, Álex Palou estará en la próxima cita americana frente a Fernando Alonso y, posiblemente, también Oriol Serviá. Así se hace realidad el sueño americano para un piloto español.

La semana pasada saltó la noticia y el fichaje de Palou por el equipo Dale Coyne Racing para competir en el IndyCar americano, que incluye en su calendario las famosas 500 Millas de Indianápolis. 2013 (el propio Serviá) fue la última vez que un español completó toda una temporada en el campeonato. Palou sigue protagonizando una singular historia donde el talento es su principal motor y patrocinador para llegar a lo más alto.

Con Honda detrás

“Mi padre se ha visto todas las carreras de Indy de los cuatro últimos años desde que empecé a comerle la cabeza de que me quería venirme a Estados Unidos”, explica Palou a El Confidencial, confirmando su ambición por convertirse en piloto profesional antes que convertir la Fórmula 1 en su única meta. De aquí su ambición americana. Pero un tema es soñar, y otra cuajar los sueños en la realidad. “Hace dos años le decía que teníamos que estar, él me decía que no, que no dependía de nosotros. Pero un día se convenció: “El campeonato es la bomba”. Ahora está muy contento".

¿Cómo se llega a uno de los campeonatos de monoplazas más importantes del mundo, en Estados Unidos, y sin grandes patrocinadores detrás? Todo empezó cuando Adrian Campos inició con Álex Palou un proyecto similar al de Fernando Alonso. Gran talento en el mundo del karting, Campos subió al catalán a sus monoplazas en diferentes campeonatos a través de Campos Racing. Hasta que llegó la disyuntiva para tantos pilotos sin una fuerte bolsa económica que siga impulsando su carrera. Una llamada de Campos a Japón, y Palou emigró con su hatillo de mono y casco para hacer fortuna.

Alex Palou llevaba tres años en Japón. (@AlexPalou)
Alex Palou llevaba tres años en Japón. (@AlexPalou)

Después de tres años de experiencia en diferentes categorías y magníficos resultados, escaló hasta la Super Fórmula nipona, con los monoplazas más rápidos por debajo de la Fórmula 1. En la última carrera, una avería mecánica le robó el título de las manos cuando ya lo tenía en el bolsillo. Pero fue el 'rookie' del año con resultados que no lograban debutantes y extranjeros desde hace años. Honda le había adoptado entre sus pilotos tutelados. Un poderoso padrino, pero Palou tenía entre ceja y ceja el IndyCar americano. Honda le ha seguido en ese propósito.

El jefe quedó boquiabierto

El pasado mes de julio surgió la oportunidad de un test en la pista de Mid Ohio gracias a los resultados y el boca a boca que circulaba en torno a Palou. Uno de sus equipos japoneses de GT, Goh (ganador en Le Mans en 2004), movió los hilos con el equipo Dale Coyne Racing, donde corría el ex de Fórmula 1 y Red Bull, Sebastian Bourdais. Palou cayó casi en paracaídas, sin sesiones de simulador previas. Literalmente, su rendimiento dejó con la boca abierta al Dale Coyne Racing.

“Aquel test me dio mucha confianza”, explica el propio Palou, “ahora estoy seguro de que puedo ir rápido, lo fuimos en el test sin tener mucha preparación. Me encontré muy a gusto con el coche, me he subido a otros que no me dejan hacer lo que quiero, pero este te deja conducirlo de varias maneras. Estoy seguro de que iremos rápido". El jefe quedó boquiabierto. “Alex estuvo impresionante”, diría después del test el propio Dale Coyne, "fue ocho décimas más rápido que Felipe Nasr, y este tenía la ventaja de que conocía la pista. Así que Alex hizo un trabajo espectacular considerando que todo era nuevo para él”. Desde ese momento, la maquinaria se puso en marcha. Y, lo que es más importante, con el apoyo de Honda desde el mismísimo Japón. Bourdais salió del equipo. Su puesto lo ocupará Álex Palou. “En Honda están muy contentos, no seguiremos en Japón, como parecía en un momento, pero seguimos con ellos dentro de la misma familia”.

"Debe ser tremendo"

Con 24 años, ahora se abre un panorama de vértigo para Palou: IndyCar, 500 Millas de Indianápolis, óvalos, circuitos convencionales, urbanos… “Son dieciséis o diecisiete carreras más los tests, así que me tengo que ir allí sí, o sí. Me apetece mucho irme a vivir a Estados Unidos. Cuando corrí en Austin, flipé, me enamoré de la forma de vivir allí: todo es grande, con muchas opciones de todo. De momento no hay nada que no me guste, me muero de ganas por estar allí”. ¿ Y qué piensa de enfrentarse a Fernando Alonso en las 500 Millas, o también a McLaren, que vuelve al IndyCar en 2020 por primera vez en décadas?

“Nunca había pensado que algún día llegaría a correr contra él. Y me va a venir muy bien por todos los medios que le van a seguir a él en las 500 Millas, yo también estaré ahí. Pero a la vez también corres con los equipos grandes americanos (Penske, Andretti, Ganassi), y saber que estás corriendo también contra McLaren te hace gracia. Los objetivos de Alonso y los míos son diferentes, porque también voy a hacer todo el campeonato. Mi objetivo para el primer año es ser el mejor debutante, y hacer alguna carrera en la que se fijen en nosotros”.

“Da vértigo. Desde casa, cuando ves a 300.000 personas en las 500 Millas… Te llamaba la atención desde casa no solo la carrera, sino todo lo que se monta alrededor. He visto ya muchas 500 Millas, es mucho de pensar, de correr, de prepararte la carrera, cada adelantamiento… Ya veremos a ver cuando rodemos la primera vez. Cuando estás ahí debe ser tremendo. Todo el mundo ya me lo ha dicho: formar parte de todo ello vale la pena, y me han dicho que es una de las experiencias en la vida que mola vivir”.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios