Necesita terminar entre los siete primeros

Las cuentas de Fernando Alonso y el duro camino para ser campeón del mundo

Fernando Alonso, Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima tienen el Mundial de Resistencia (WEC) en el bolsillo, pero aún les falta dar el último paso en las próximas 24 horas de Le Mans

Foto: Fernando Alonso en acción con su Toyota en Le Mans. (EFE)
Fernando Alonso en acción con su Toyota en Le Mans. (EFE)

Fernando Alonso, Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima tienen el Mundial de Resistencia (WEC) en el bolsillo, pero aún les falta el último paso en las próximas 24 horas de Le Mans para atar el título de campeones del mundo. El Toyota número 8 dio un bocado tremendo al campeonato en la última prueba, las 6 Horas de Spa, y dejó al otro prototipo de la marca japonesa a 31 puntos. La pole de este jueves del número 7 dejó la distancia en 30, pero las cuentas del piloto español no han cambiado.

El asturiano, con una actuación espectacular bajo la nieve en las 6 horas de Spa, lideró a su equipo hasta la cuarta victoria de la temporada, lo que unido al sexto puesto de sus compañeros del Toyota 7, dejaron muy a tiro el WEC para la cita de Le Mans. La victoria en las 24 Horas otorga 38 puntos por lo que si gana el 7, Alonso necesitaría sumar siete puntos para ser campeón. Con un séptimo puesto, que supone nueve puntos, valdría.

Una posición sencilla para el nivel de los Toyota, por lo que solo un accidente o un fallo mecánico podrían dejar al español sin título en Le Mans. Algo que en 24 horas podría ocurrir perfectamente. En el supuesto de que el Toyota 8 no consiga puntuar, el Toyota 7 siempre estará obligado a ganar. De nada le servirá finalizar en la segunda plaza ya que solo sumarían 27 puntos por los 30 que tienen en desventaja.

Un camino más duro del que parece

Parece realmente impensable que se les escape el título, ya que Alonso, Buemi y Nakajima han sido primeros o segundos en todas las carreras del campeonato excepto en Silverstone, cuando los dos Toyota fueron excluidos. El camino parece fácil pero ha sido más complicado de lo previsto.

El asturiano realizó varios test antes de dar el salto al WEC y quedó impresionante con la potencia del prototipo. “El coche es increíble. Esta máquina es algo muy especial. La tracción a las cuatro ruedas, junto a la potencia del sistema híbrido, hace que el coche acelere como un cohete. Cuando llegas a las curvas sientes la compresión en el asiento, tus ojos están muy abiertos, cualquiera de los pilotos deberían sentir esto al menos una vez”. Así se expresaba un Fernando Alonso que más de un año después apunta a campeón.

El relevo perfecto en Le Mans

El piloto español tenía entre ceja y ceja el desafío de la Triple Corona y Toyota le dio una oportunidad de oro para conseguirlo. El mejor coche y sin apenas oposición en la categoría. Alonso se aclimató a la perfección y empezó consiguiendo su primera victoria en la primera carrera en Spa. La siguiente sería la prueba clave, las duras 24 Horas de Le Mans. El asturiano no quería esperar para conseguir su sueño y realizó uno de los relevos que pasarán a la historia del campeonato. “Me fui a dormir, pero cuando me desperté habíamos perdido dos minutos. Así que me dije que había que meterse de nuevo en la carrera si queríamos tener posibilidades por la mañana…” Alonso se echó entonces su equipo a los hombros, y logró dar la vuelta al partido en una épica noche.

Fernando Alonso estaba a punto de terminar su gran relevo nocturno y, todavía dentro de su coche, pasaba el informe técnico habitual a su compañero, Nakajima, para terminar con estas palabras: “The car is perfect but please, my friend, be brave" (“el coche está perfecto pero, por favor amigo mío, sé valiente”). Así cambió el rumbo del coche número 8 para conquistar las 24 Horas de Le Mans cuando todo se había vuelto en contra.

En Silverstone iba a sumar el Toyota 8 su tercera victoria en tres pruebas, pero llegó la mala noticia. Los Toyota Gazoo Racing, primer y segundo clasificados en la prueba, fueron descalificados por parte de los comisarios. El motivo se debió a una irregularidad técnica relacionada con la parte baja del coche. El mundial se complicaba y el otro prototipo de la marca nipona tenía todavía algo que decir con dos victorias consecutivas en Fuji y Shanghái. El duelo de los Toyota era espectacular, y tras la victoria del equipo de Alonso en Sebring, llegaría la nieve para poner un punto de epicidad a la temporada.

Alonso, Nakajima y Buemi celebran el triunfo en las 24 Horas de Le Mans. (EFE)
Alonso, Nakajima y Buemi celebran el triunfo en las 24 Horas de Le Mans. (EFE)

Las duras condiciones en Spa

El Toyota número 8 se llevó la victoria en una de las carreras más complicadas de la trayectoria de Alonso. Pocas veces, por no decir ninguna, se vivieron condiciones como las de Spa. La temperatura ambiental llegó a los 2º C y la de la pista, ligeramente por encima. Falta de visibilidad, lluvia, nieve y granizo obligaron a neutralizar la carrera en varias ocasiones, sacando numerosas veces a los pilotos de esa ventana idónea de temperatura para neumático y frenos. Como dijera antes de arrancar Kazuki Nakajima, compañero de Alonso, sería "una carrera de supervivencia". Y no le faltó razon. Hasta el español estuvo a punto de tener un accidente.

Por suerte para el español, a las tres horas de carrera, el número 7, que rodaba con superioridad hacia la victoria que apretaba el campeonato, vio como un fallo eléctrico servía en bandeja el triunfo a su gemelo. El resto de la carrera sin el máximo rival se convertiría en no fallar, pero las condiciones te podían provocar cualquier error y dejarte fuera de la carrera. Alonso, Nakajima y Buemi hicieron su trabajo, aunque con algún susto, y dejaron el Mundial visto para sentencia después de que el otro Toyota solo pudiera ser sexto. Ahora llegan las 24 Horas de Le Mans y, aunque lo tengan en el bolsillo, todo puede pasar en una prueba tan larga y con antecedentes tan peligrosos para la marca nipona.

Alonso será campeón si...

El Toyota 7 gana y Fernando Alonso y su Toyota 8 acaban en la séptima plaza o mejor.

Si el Toyota 7 no gana, Fernando Alonso es campeón aunque no puntúe.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios