ALBON METE PRESIÓN A pierre GASLY

Cómo destrozar en un accidente un Toro Rosso para aspirar a fichar por Red Bull

Debutante en 2019, Alexander Albon está sorprendiendo con su rendimiento y presionando a Pierre Gasly quien, de seguir así, puede ver amenazado su futuro en Red Bull

Foto: Así quedó el Toro Rosso de Alexander Albon tras su accidente en los entrenamientos libres de Gran Premio de China. (EFE)
Así quedó el Toro Rosso de Alexander Albon tras su accidente en los entrenamientos libres de Gran Premio de China. (EFE)

Destrozar un monoplaza antes de unos entrenamientos clasificatorios es uno de los mayores pecados para un piloto de Fórmula 1. Peor si ocurre con opciones de entrar en la Q3. Pero que semejante traspié pueda ayudarte como prueba de fuego y catapultarte a Red Bull es una de las paradojas que está protagonizando Alexander Albon, el debutante de Toro Rosso.

El piloto tailandés fue despedido del Red Bull Junior Team en 2012 y estuvo cerca de abandonar las carreras. El grave error de Shanghái le puso, literalmente, contra un muro, pero también sirvió para confirmar una singular potencia psicológica. "He estado bajo presión antes, incluso el pasado año luchaba por mi asiento cada fin de semana, así que no podía relajarme. Estoy acostumbrado a la presión y me siento cómodo y confiado conmigo mismo", dijo después del fin de semana chino para explicar su personalidad. Porque, como es el caso de Albon, lo que no te mata te hace más fuerte.

Del muro a piloto del día

"Demasiado avaricioso". Albon no puso excusas cuando destrozó su monocasco en los últimos libres del Gran Premio de China. Incluso Honda tuvo que sustituir su motor para la carrera. Al día siguiente, Albon fue elegido piloto del día por los aficionados tras su remontada desde boxes hasta la décima posición. La presión y las consecuencias de su error no le pasaron factura. "Alex está haciendo un gran trabajo hasta el momento", reconoció días después el también debutante George Rusell. "Creo que todo el mundo es consciente de la presión que se puede apreciar sobre los pilotos júnior de Red Bull, así que puede entenderse que estén siempre al 120 por ciento cada vez que ponen un pie en el coche".

Ya desde la pretemporada Albon llamó la atención por su rápida adaptación al Toro Rosso. "Recuerdo la primera vez que me subí al coche, me impresionó, pero no me quedé perdido. Me dije 'OK, puedo manejar esto'. En las primeras vueltas te sientes fuerte y comienzas a descubrir sus posibilidades, los tiempos son cada vez más rápidos, pero queda algo de margen. Siendo sincero, me quedé sorprendido por cómo el coche… no diría que era fácil de pilotar, pero sí de entrar en el segundo final. Pero entonces sí es más complicado para encontrar esa décima extra que te lleva más allá del límite donde más concentrado estás", explicó. Un monoplaza de Fórmula 1 no le supuso un salto cualitativo tan considerable, y aquellas primeras sensaciones se están confirmando con su rendimiento en las tres primeras carreras.

Red Bull prescindió de Albon en 2012. (Reuters)
Red Bull prescindió de Albon en 2012. (Reuters)

"Si sigue así..."

Albon ha puntuado en Baréin y China. "Nos ha impresionado desde los primeros tests en adelante", confirmó Franz Tost, responsable de Toro Rosso, tras la carrera de Sakhir. "Está haciendo un gran trabajo, y debo decir que si continúa así, será un piloto exitoso de Fórmula 1. Sus fortalezas son el control del coche hasta ahora, y esperemos que siga así y no tenga un accidente. Tiene también un buen entendimiento técnico, ofrece buena información y coincide exactamente con Daniil (Kvyat), que tiene mucha más experiencia". Sin embargo, confiado por su capacidad para rodar al límite, lo encontró en Shanghái. Pero su reacción al día siguiente juega en su favor y confirma el diagnóstico inicial de Tost.

Por el contrario, Pierre Gasly está sufriendo con un RB15 "totalmente impredecible". Mientras que Max Verstappen fue cuarto en Sakhir, Gasly terminó octavo sin poder siquiera entrar en la Q3. Sexto en China, sus problemas preocupan en Red Bull ante la gran diferencia de rendimiento entre ambos. "Ha progresado, pero todavía no está cómodo con el coche, necesita refinar su estilo para optimizar las características del coche. Obviamente está suponiendo un gran desafío para él, pero la vuelta rápida al final de la carrera le dará confianza también". En el aire queda la respuesta de Red Bull si no responde en las próximas carreras. El el rendimiento de Albon sobrevuela sobre el francés.

Albon ha puntuado en Baréin y China. (EFE)
Albon ha puntuado en Baréin y China. (EFE)

Correr carrera a carrera

La resiliencia psicológica de Albon se ha forjado en una difícil experiencia para sobrevivir en las carreras. Vivió un momento crítico cuando con solo 16 años y tras solo dos en el equipo fue apeado del Red Bull Junior Team, del que formaba parte junto a Carlos Sainz o Daniil Kvyat. Sin apoyo económico, estuvo a punto de retirarse. "Creo que soy el mismo piloto, solo que las circunstancias han sido diferentes en distintos momentos de mi carrera. Por ejemplo en 2017 (décimo a final de aquel año en GP3, tras haber sido segundo el anterior tras Leclerc) o en 2012, cuando fui despedido de Red Bull. Lecciones que me han hecho más fuerte y motivado".

El 2018 fue un año crucial para Albon gracias a esa particular resiliencia con la que compite hoy en la Fórmula 1. Porque el año pasado, sin dinero, se ofreció gratis y carrera a carrera al equipo DAMS de la Fórmula 2, tras ser uno de los pilotos más rápidos de la pretemporada. "Literalmente, se lo rogué". Si no funcionaba, fuera. Ganó cuatro carreras y terminó solo por detrás de George Rusell y Lando Norris en la clasificación. Tal fue su rendimiento que DAMS le eligió para el equipo Nissan de la Fórmula E, cuyo programa gestiona. Pero Helmut Marko removió cielo y tierra para recuperarle con la pretemporada a punto de comenzar.

"La Fórmula 1 es un entorno muy competitivo, mucho más que la Fórmula 2 o la Fórmula 3. Es un lugar duro, especialmente el primer año en una estructura como Toro Rosso. Tienes que estar a tu más alto nivel, manejar la presión externa y lograr los resultados que te propones", explica el tailandés sobre sus primeros pasos en la Fórmula 1. Hoy, la aspiraciones de Alexander Albon a una posible plaza en Red Bull siguen ganando enteros. A pesar, o también gracias, a estampar su monoplaza contra el muro de Shanghái.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios