Ferrari sigue el ejemplo de Red Bull y copia su programa de jóvenes talentos
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
la ferrari driver academy expande su programa

Ferrari sigue el ejemplo de Red Bull y copia su programa de jóvenes talentos

Esta semana se ha conocido el ingreso de dos nuevos pilotos a la Ferrari Driver Academy, el programa de jóvenes talentos de la marca italiana con

Foto: Charles Leclerc forma parte de la Ferrari Driver Academy y en 2018 debería estar en la Fórmula 1. (Ferrari)
Charles Leclerc forma parte de la Ferrari Driver Academy y en 2018 debería estar en la Fórmula 1. (Ferrari)

Esta semana se ha conocido el ingreso de dos nuevos pilotos a la Ferrari Driver Academy, el programa de jóvenes talentos de la marca italiana con el que esperan desarrollar a sus hombres de futuro. En tiempos recientes, la moda de estos programas ha hecho que se conviertan en casi una obligación y equipos como Red Bull, Ferrari, Mercedes, Renault y McLaren los tienen. Incluso Force India tiene apadrinado a un piloto de Fórmula 3, aunque no tenga un programa como tal. Los fichajes de Callum Ilott y Robert Shwartzman por parte de Ferrari y su FDA muestran un cambio de mentalidad en Maranello, copiando la idea que Red Bull lleva aplicándo más de una década.

En realidad, el programa de jóvenes pilotos de Ferrari es de los más antiguos del paddock de la Fórmula 1. Todo empezó como una excusa para desarrollar al malogrado Jules Bianchi, piloto llamado a convertirse en as de la Scuderia. Con el tiempo, lo que empezó casi como una estructura a medida para el francés fue adoptando a otros competidores que han acabado llegando a la Fórmula 1 como Sergio Pérez y Lance Stroll. También hubo otros con menos éxito, como Raffaele Marciello o Mirko Bortolotti, hoy en día en la élite de los GT's aunque lejos del color rojo. La muerte de Bianchi en 2015 obligó a Ferrari a replantearse muchas cosas, entre ellas el futuro de la Ferrari Driver Academy. La marcha de su otro pupilo más longevo, Stroll, acabó de sacudir el orden establecido puesto que el canadiense se llevó a Luca Baldisserri, jefe de la FDA.

Foto: Charles Leclerc impresionó en los test de temporada en el circuito de Hungaroring. (Ferrari)

La solución que Ferrari encontró fue ir más allá de usar el programa de jóvenes talentos como un cajero automático —la mayoría de pilotos pagan por estar en la FDA— y pasó a adoptar también a aquellos deportistas a quien viera un futuro más prometedor. De esta forma se confirmó la entrada de Charles Leclerc a finales de 2015 y el fichaje de Antonio Giovinazzi un año más tarde. A principios de 2016, Giuliano Alesi —hijo de Jean Alesi, histórico piloto de Ferrari— se unió al equipo y aunque su primer año fue difícil, 2017 le ha visto ganar carreras y destacar. En este 2017 llegaron también refuerzos en forma de Marcus Armstrong y Enzo Fittipaldi —nieto de Emerson Fittipaldi—, pilotos aún de Fórmula 4 pero que se han mostrado prometedores en su debut en monoplazas. A todo esto, no hay que olvidar a Antonio Fuoco y Guanyu Zhou, que a pesar de estar más por motivos comerciales que por talento, son cada día mejores.

placeholder Los pilotos de la temporada 2017 del Red Bull Junior Team. (Red Bull)
Los pilotos de la temporada 2017 del Red Bull Junior Team. (Red Bull)

Ferrari ha realizado en el último año más fichajes en su Ferrari Driver Academy que nunca antes, con la salvedad de un 2010 en el que se buscaba financiación para la carrera de Bianchi. Los ingresos de pilotos en los últimos meses han sido graduales, siempre buscando además a talentos que hayan destacado en sus categorías. Los italianos se han mirado en el espejo del Red Bull Junior Team, un programa que ha llevado la friolera de doce pilotos a la Fórmula 1, si contamos a Brendon Hartley. Un programa que se centre más en el talento que en el dinero y que busque acercar el nombre de Ferrari a los jóvenes puede ser mucho más interesante que la vieja postura tradicionalista.

Problemas en el Red Bull Junior Team

Irónicamente, el cambio de paradigma de Ferrari llega en el peor momento del Red Bull Junior Team en muchos años. Sí es cierto que en la Fórmula 1 tienen más pilotos que nunca, con Ricciardo y Verstappen en Red Bull, Gasly y Hartley en Toro Rosso —y Kvyat como alternativa cuando todo lo demás falla— y Sainz en Renault pero aún atado con lazo. Pero... ¿quien llega, detrás? La respuesta es nadie. Red Bull simplemente no tiene a ningún piloto en categorías inferiores que esté listo para subir a la Fórmula 1. De ahí que Hartley lograra ganarse el sitio en Toro Rosso. Gasly era quien tenía que subir en 2018 pero ya ha realizado el salto este mismo año, mientras Kvyat parece estar en proceso de alejamiento, por lo menos, de la categoría reina. Red Bull tiene a pilotos de futuro en sus filas —aunque por primera vez, la FDA tiene a más pilotos que el Red Bull Junior Team— pero todos ellos están lejos.

Foto: Brendon Hartley (centro) ganó las 24 horas de Le Mans de 2017. (EFE)

Red Bull, víctima de su propia fama y exigencia, se ha encontrado con que los mejores pilotos han subido a la Fórmula 1, mientras los demás salían rebotados del programa. Hoy en día, ninguna de sus jóvenes estrellas puede ni soñar aún con la Fórmula 1. Al finlandés Niko Kari parece que ya le han dicho que no cuente con el toro rojo entre sus apoyos para 2018, mientras Richard Verschoor, Dan Ticktum y Neil Verhagen están aún en la Fórmula Renault. Además, es pronto para saber si estos pilotos tienen un valor real o no. Esto no sería un problema si Red Bull pudiera mantener sus alineaciones en ambos equipos pero no es así y se quedan sin pilotos. ¿Estaremos a punto de ver una inversión entre la Ferrari Driver Academy y el Red Bull Junior Team?

Fórmula 1 Ferrari Red Bull