Es noticia
Menú
El día que Alonso hizo llorar a Andrea Stella, el nuevo jefe de McLaren en pista
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
el asturiano y el italiano son inseparables

El día que Alonso hizo llorar a Andrea Stella, el nuevo jefe de McLaren en pista

El ingeniero italiano se ha convertido en una parte importante del nuevo proyecto de McLaren y una de las claves de este ascenso ha sido su relación con el asturiano

Foto: Andrea Stella ha trabajdo con los mejores y reconoce que el asturiano es el piloto "más completo". (EFE)
Andrea Stella ha trabajdo con los mejores y reconoce que el asturiano es el piloto "más completo". (EFE)

Andrea Stella se ha convertido en una parte importante del nuevo proyecto de McLaren que se inicia con la salida de Eric Boullier. Una de las claves de este ascenso del ingeniero italiano ha sido su relación con Fernando Alonso, quien lo considera una de las personas más importantes y de confianza dentro de la Fórmula 1. Su relación con el asturiano alcanzó su cenit en Malasia, en 2012. "Esta es una de las más bellas (victorias), una de las más, más bellas. Estamos muy orgullosos de ti y del equipo". Así rezaban las palabras entre lágrimas del italiano tras Alonso cruzar la línea de meta del Gran Premio de Malasia de 2012. No era para menos, pues lo que se había logrado ese fin de semana había sido poco menos que heróico.

Alonso quizás haya jugado un papel determinante para que el ingeniero italiano adquiera esa importancia dentro del equipo. El asturiano sabe que en la Fórmula 1 es vital tener a tu lado personal de confianza y capacitado para hacer crecer al equipo. El italiano ha ido ascendiendo desde que conoció al piloto asturiano en 2010, y con el reciente anuncio de la dimisión de Eric Boullier de la estructura de McLaren, éste vuelve a subir un peldaño más en su importancia dentro de la escudería. La gran experiencia, de 18 años, de Stella en el Gran Circo le avala para llevar a cabo está reconstrucción de McLaren con, como espera Zak Brown, Fernando Alonso a la cabeza.

Foto: Fernando Alonso, en el circuito Paul Ricard. (Reuters)

Una alianza indestructible

Stella tiene 47 años y en el año 2000 puso el primer pie en Ferrari como gestor deportivo. Graduado en ingeniería aeronáutica se convirtió en el perfecto complemento de Fernando Alonso en su llegada a Ferrari en 2010. Pocos podían imaginar el gran 'feeling' que se iba a crear entre ambos. El italiano era el hombre que le hablaba, que le escuchaba y le aconsejaba, la persona de confianza del asturiano. No era algo nuevo para él, ya que lo hizo con Kimi Räikkönen en el pasado, siendo Andrea de los pocos capaces de entender al frío piloto finlandés. También trabajó desde 2002 con Michael Schumacher. Ha estado con grandes campeones y ha cosechado muchos éxitos en su trabajo. Quizá esto es lo que convenció al asturiano para querer siempre tener al italiano cerca.

Todo comenzó cuando Alonso y Stella, entonces en Ferrari, comenzaron a trabajar para llevar a Ferrari a lo más alto. Stella arrancó como ingeniero de carrera de Alonso, se encargaba de guiar y aconsejar a través de sus mensajes por radio al piloto español en una etapa en la que finalmente no pudo reinar y se tuvo que conformar con tres subcampeonatos del mundo. "Con Fernando, su punto fuerte es que, básicamente, ¡no tiene puntos débiles! Es fuerte como piloto en todas las condiciones, de seco a lluvia extrema, y fuera del coche es muy consistente y fuerte mentalmente, lo que es muy importante en la Fórmula 1 moderna". Andrea Stella siempre ha demostrado un reconocimiento especial del asturiano desde que se conocieron.

"Fernando es el piloto más completo que he tenido. Michael era muy fuerte y Kimi muy rápido pero él no tiene puntos débiles". Esto reconocía Stella en su último temporada con los de Maranello. Durante esos años la relación no solo era magnífica dentro de la pista sino también fuera. Cada éxito en carrera de Alonso, el italiano lo vivía de una forma especial, un duo que se haría indestructible en el tiempo, sin importar el hecho de que Alonso cambiase de escudería. Los dos se necesitaban mutuamente y el de Oviedo no dudó en convencerlo de dejar una vida entera en Ferrari para acompañarlo en su nuevo proyecto.

Foto: Fernando Alonso y Gil de Ferrán durante las 500 millas de Indianápolis. (REUTERS)

Los dos rumbo a McLaren Honda

El flojo último año en Ferrari y no poder ni siquiera acercarse a luchar por el Mundial, propició la marcha del piloto español a un nuevo y "poderoso" proyecto. McLaren Honda. En esta etapa, Alonso insistió en llevarse consigo a Stella. De esta manera, el italiano dejó Maranello a pesar de que en Ferrari, en plena reconstrucción, nadie quiso despedir al italiano. Su nueva aventura en McLaren, comenzaría ocupando el cargo de responsable de los ingenieros de pista, comandando las acciones que llevarían a cabo los propios ingenieros de pista de cada piloto. Antes del inicio de la temporada 2017, Stella daría un paso más en su relación con los de Woking y sería ascendido. El italiano, además de continuar como responsable de los ingenieros de pista, asumiría algunas responsabilidades en el ámbito de la gestión deportiva y sería el encargado de entablar conversaciones con la FIA.

Tras cuatro años con McLaren y este año con la nueva unidad de potencia de Renault, se esperaba un salto más grande del conseguido pero no ha sido así. Con tres temporadas para el olvido con Honda, la crisis se agudizó hasta tal punto de llevarse por delante a gente tan importante como Tim Goss o Eric Boullier. De esta manera, las intenciones de Zak Brown de mantener contento a Alonso e intentar retenerlo en el equipo, han podido ser claves para que el jefe de McLaren coloque a Stella como responsable de operaciones en pista y a Gil de Ferrán como nuevo director deportivo. Dos personas de confianza y muy importantes en la evolución del asturiano y que pueden jugar un papel fundamental en el futuro del piloto español.

Andrea Stella se ha convertido en una parte importante del nuevo proyecto de McLaren que se inicia con la salida de Eric Boullier. Una de las claves de este ascenso del ingeniero italiano ha sido su relación con Fernando Alonso, quien lo considera una de las personas más importantes y de confianza dentro de la Fórmula 1. Su relación con el asturiano alcanzó su cenit en Malasia, en 2012. "Esta es una de las más bellas (victorias), una de las más, más bellas. Estamos muy orgullosos de ti y del equipo". Así rezaban las palabras entre lágrimas del italiano tras Alonso cruzar la línea de meta del Gran Premio de Malasia de 2012. No era para menos, pues lo que se había logrado ese fin de semana había sido poco menos que heróico.

Fórmula 1 Fernando Alonso McLaren
El redactor recomienda