defiende a mclaren a pesar de la situación

Alonso se revuelve: "No somos todas esas cosas que hemos escuchado estos días"

Fernando Alonso está en mitad de su personal maratón, y llega a Austria tras el peor resultado del año para un McLaren que necesita eliminar el pésimo recuerdo de Francia

Foto: El de Austria es el segundo de tres grandes premios en tres fines de semana consecutivos. (Twitter/McLarenF1)
El de Austria es el segundo de tres grandes premios en tres fines de semana consecutivos. (Twitter/McLarenF1)

“Estos tres días estuve en casa haciendo bicicleta, viendo los partidos del Mundial, y desconectando un poco de las carreras. De jueves a domingo estamos siempre en un circuito en los últimos cinco fines de semana, y todavía nos quedan otros cuatro, así que he estado intentando descansar”. Fernando Alonso no para desde el Gran Premio de Canadá, y el de Austria será otra etapa de un maratón que únicamente se detendrá un fin de semana a mediados de junio. Solo el propio piloto conoce la factura que pueda estar pasando semejante paliza.

De momento, Alonso llega a Spielberg en plena resaca de la peor carrera del año para McLaren, que parece perder terreno paulatinamente a medida que avanza la temporada. “El paquete aerodinámico lo trajimos en Barcelona y entramos en la Q3, en Mónaco éramos séptimos”, explicaba antes de arrancar este fin de semana. "Y luego a partir de entonces no traes nada más, y cuando no traes nada a las carreras, el resto va trayendo decimillas y te vas quedando atrás". El Gran Premio de Austria pondrá a prueba semejante involución.

"Todo es exagerado"

Pero, por un lado, Alonso quiso defender a su equipo de las duras críticas, mientras recordaba nuevamente el contexto que ha defendido toda la temporada: los sábados, el MCL33 es muy lento, pero el domingo se amortigua el panorama. “Todo es exagerado, especialmente en la Fórmula 1 con todas las polémicas y todo lo que necesitáis para vender durante la semana”, dijo el piloto español. "Tuvimos un mal fin de semana, no fuimos competitivos el viernes, tampoco el sábado. Somos los primeros que lo sabemos. Pero tampoco somos los últimos, no estamos empeorando y empeorando. No somos el peor equipo en el 'paddock'. No somos todas esas cosas que hemos escuchado durante los últimos tres días. Somos quintos en el campeonato, yo octavo en el de pilotos. El resto no está haciendo una temporada perfecta, están por detrás, así que ellos no son tan perfectos y nosotros no tan malos”.

Alonso también compartió su particular análisis de la prueba francesa. "Si ves el resultado, no fue tan bueno el domingo, pero con el ritmo de carrera éramos competitivos. Salí el último, respeté los límites de la pista en la primera curva y me quedé último. Cambié de neumáticos y puse el amarillo, y mantenía el ritmo del grupo medio. Después del incidente de Vettel era último por diez segundos a pesar de ello. Cuando Sainz y Magnussen pararon, estaban justo por delante de nosotros. Así que el ritmo del primer relevo fue muy similar al de Sainz y Magnussen, lo que no fue el caso el sábado, cuando estábamos a segundo y medio de ellos”.

Sobre el reconocimiento del equipo de no poder reproducir en el túnel de viento los problemas que se están encontrando en la pista, Alonso confesaba que no tiene información sobre el túnel. "Posiblemente al coche le falte 'downforce' y carga aerodinámica, intentamos descubrir dónde, cómo y cuándo, y seguramente la fábrica estará trabajando día y noche para traer mejoras”. E insistía que la clave está la velocidad del equipo para introducir evoluciones: "No hemos traído nada a partir de Barcelona. Cuando no traes nada y los demás traen décimas, te vas quedando un poco atrás. Lo importante es traer una buena mejora en las próximas carreras".

Austrian GP.

Una publicación compartida de Fernando Alonso (@fernandoalo_oficial) el

"Aquí, una décima son seis o siete posiciones"

En cuanto al Gran Premio de Austria, Alonso tiene la esperanza de que las características del trazado y la meteorología variable que se espera mitiguen la involución de McLaren. Entre otras razones, por la adición de una tercera zona DRS. "Es una vuelta muy corta, de solo 1.05 minutos, pero tiene un poco de todo: subidas, bajadas, fuertes frenadas, curvas rápidas y largas rectas... Está todo concentrado en ese 1.05. Hay pocas curvas, por lo que el piloto tiene presión extra, y si fallas en una es difícil recuperar en la siguiente. Aquí una o dos décimas pueden ser siete u ocho posiciones".

En cuanto a esa zona adicional para utilizar el DRS, el piloto español considera que “es una buena noticia para la carrera" y que será mejor "para que haya más adelantamientos". "Posiblemente, si eres el coche que va por delante, no te vas a poder defender si no eres suficientemente rápido, y si vas por detrás, vas a poder pasar. También ayudará en clasificación, y las tres zonas DRS serán un beneficio para nosotros", dijo ante la posibilidad de ganar más velocidad punta gracias a un DRS abierto durante un elevado porcentaje de la vuelta en una pista de por sí muy corta.

En cuanto a los pronósticos de lluvia, Alonso cree que el tiempo "será un factor más importante" en Austria que en carreras anteriores. "Mañana (por este viernes) lloverá y no podremos probar todas las novedades, e iremos a las clasificaciones un poco a ciegas con la puesta a punto”. Por ello, no parece 'a priori' que el neumático pueda jugar un papel tan decisivo en la estrategia de carrera si también llueve el domingo. "El tiempo será más importante, será lo principal del fin de semana".

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios