Es noticia
Menú
Hamilton mete el zarpazo a Ferrari, Sainz asoma la cabeza y Alonso sueña con el Top-10
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
LIBRES 1 DEL GP DE BÉLGICA

Hamilton mete el zarpazo a Ferrari, Sainz asoma la cabeza y Alonso sueña con el Top-10

Hamilton se postula como favorito a la pole delante de Ferrari con las mejoras del motor Mercedes. Alonso apura al máximo para terminar décimo y Sainz también infunda esperanzas

Foto: Hamilton, en el circuito de Spa-Francorchamps. (EFE)
Hamilton, en el circuito de Spa-Francorchamps. (EFE)

Hay veces que conviene salir del 'paddock' para entender bien cuál es la esencia de la Fórmula 1. En el circuito Spa-Francorchamps, enclavado en medio de las Ardenas belgas, basta con pasar un túnel para llegar a la 'fan zone', donde los aficionados construyen por su cuenta el ambiente único que forja este deporte. La mayoría de ellos holandeses, belgas y franceses, por la proximidad del territorio. Aparece algún americano, y hay quien aún porta con orgullo la camiseta de Fernando Alonso. Pero todos se agolpaban allá en un punto concreto: la valla que daba visión a la mítica curva de Eau Rouge. Selfies, fotos y hasta brincos de emoción de un niño pequeño. Alguno hasta se quedaba mirándola fijamente varios minutos. Como si se reencontraran espiritualmente con la raíz de su pasión por este deporte.

Eau Rouge no sólo hipnotiza por ser una de las curvas emblemáticas del calendario, sino por todo lo que transmite su larga subida con casi 20% de desnivel. En la parte alta, saltaban chispas del fondo plano de los coches y aquellos americanos sueltos abrían los ojos al instante, aún desacostumbrados a cómo este deporte empieza a ser más emocionante en distintos frentes para reconectar con la afición. A pocos metros de ahí, un escenario al estilo del festival 'Tomorrowland' muestra fotos gigantes de Hamilton, Vettel o Ricciardo, los que ahora son estrellas de este deporte. También había algunos muñecos disfrazados de esos pilotos animando el ambiente. De Alonso, en estos lares, ni rastro. En la pista, sin embargo, sí quiere recordar a más de uno por qué hay que seguir llevando su camiseta.

placeholder Sergio Pérez, en la mítica curva de Eau Rouge. (EFE)
Sergio Pérez, en la mítica curva de Eau Rouge. (EFE)

Los Libres 1 mostraron a un Alonso algo descafeinado en algunos frentes, empezando por una pequeña avería y terminando con la 13º posición. Pero quien se fuera a ver los coches a la cerradísima primera curva del circuito vería al instante algo especial en este veterano asturiano respecto al resto de pilotos. El punto de partida, un McLaren MCL32 que apenas llega a la zona de puntos. La respuesta de Alonso; una frenada al límite a unos 50 metros de la curva, ganando tiempo en cada esquina. Por situarlo en contexto, pisaba el pedal en el mismo punto que los Ferrari, el mejor coche en tracción de todo el Campeonato. Quizá por esos pequeños detalles de talento acabó luego en los Libres 2 en 11º lugar, al borde de un hipotético pase a Q3. ¿Posible o imposible? Ahí está la incógnita.

Foto: Spa y Monza, los dos próximos circuitos del Mundial de F1, le van muy mal al McLaren. (EFE)

De momento es precisamente eso, una incógnita a despejar, pero la zona media de la parrilla está apretada al máximo en esta carrera y serán factores pequeños los que decanten la balanza en favor de uno u otro piloto. McLaren no está en esta lucha por prestación pura, algo que demuestra el 14º puesto de Stoffel Vandoorne, a casi seis décimas de su compañero. La lucha de Alonso –de producirse– estará con los Force India, los Renault... y Toro Rosso. Porque Carlos Sainz no sólo va estar también en esta pugna, sino que ha terminado los libres 8º con opciones reales de estar en la última ronda de clasificación. Si ambos españoles afrontaban pesimistas este fin de semana, esta jornada ha postrado una luz al final del túnel.

Hamilton mete la directa contra Ferrari

En esa misma curva 1, donde un pequeño grupo de aficionados vibraban con las fuertes frenadas de los coches, llegaba Lewis Hamilton como un avión. Su compañero Bottas, más errático, nunca conseguía trazar la curva tan bien posicionado por el sitio. Y los Ferrari lo intentaron al máximo, pero Hamilton terminó el día como lo empezó por la mañana: metiendo un zarpazo a todos sus rivales y posicionándose como rival a batir de este fin de semana. Por la mañana fue segundo con los neumáticos más duros y lideró luego la sesión de la tarde décimas por delante de Raikkonen y cuatro de Vettel, que acabó 5º sin una buena vuelta. Red Bull asomaba la cabeza con Verstappen 4º, pero en ningún momento han dado señales serias de poder inmiscuirse en la pelea.

La gran baza de Mercedes no solo está en que este circuito va como anillo al dedo a su coche –con rectas y curvas rápidas–, sino que han traído una mejora importante del motor que les puede distanciar de Ferrari y acercar a Hamilton al liderato del mundial, actualmente a 14 puntos de distancia. Otro tema importante de este fin de semana será la probabilidad de lluvia, que aunque menguada en las últimas horas ha hecho acto de presencia con una importante tromba a final de los Libres 2.

Hay veces que conviene salir del 'paddock' para entender bien cuál es la esencia de la Fórmula 1. En el circuito Spa-Francorchamps, enclavado en medio de las Ardenas belgas, basta con pasar un túnel para llegar a la 'fan zone', donde los aficionados construyen por su cuenta el ambiente único que forja este deporte. La mayoría de ellos holandeses, belgas y franceses, por la proximidad del territorio. Aparece algún americano, y hay quien aún porta con orgullo la camiseta de Fernando Alonso. Pero todos se agolpaban allá en un punto concreto: la valla que daba visión a la mítica curva de Eau Rouge. Selfies, fotos y hasta brincos de emoción de un niño pequeño. Alguno hasta se quedaba mirándola fijamente varios minutos. Como si se reencontraran espiritualmente con la raíz de su pasión por este deporte.

Fórmula 1 Fernando Alonso Lewis Hamilton Kimi Raikkonen Sebastian Vettel
El redactor recomienda