Es noticia
Menú
El plan de choque de McLaren funciona: Vandoorne ya no es el pardillo que parecía
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
mclaren renueva su confianza en el belga

El plan de choque de McLaren funciona: Vandoorne ya no es el pardillo que parecía

Su fulgurante trayectoria deportiva hasta la F1 chocaba con sus inicios en la F1. Pero en las últimas carreras ha reducido sustancialmente las diferencias con Alonso

Foto: ¿Serán compañeros Vandoorne y Alonso en 2018? Depende el español. (EFE)
¿Serán compañeros Vandoorne y Alonso en 2018? Depende el español. (EFE)

“Creo que Stoffel (Vandoorne) sorprenderá a mucha gente. Es el valor de verdad”. Al comenzar 2017, tanto Zak Brown como McLaren confiaban en ese singular talento cuidadosamente amamantado en su seno durante estos últimos años. Pero en el Gran Premio de España, Fernando Alonso lograba una increíble séptima posición de parrilla, mientras el belga languidecía vigésimo. En carrera embistió a Felipe Massa cuando fue doblado, con sanción incluida para Mónaco. Stoffel Vandoorne parecía un principiante al estilo de Lance Stroll, aunque los parciales del canadiense respecto al brasileño mejoraban los del belga con Alonso.

Este miércoles McLaren anunciaba la renovación de Vandoorne, justo antes de llegar al Gran Premio de Bélgica. Confirmaba su apuesta a largo plazo por una de las más grandes promesas de los últimos años, aunque de actuación inesperada en 2017. Pero en las últimas carreras el belga está recortando sustancialmente las diferencias con Alonso. De mantener la tendencia y progresión, el español puede encontrar en Vandoorne un rival como no tenido hasta el momento.

Diferencias enormes con Alonso

Brown distinguía al belga como “el piloto mejor preparado físicamente" que ha pasado por el equipo, según los preparadores de McLaren. Destacaba su total determinación y, al igual que Ron Dennis en su día, alababa la singular capacidad intelectual del belga. “Nunca tienes que decirle dos veces las cosas”. Pero hasta el Gran Premio de Azerbaiyán solo había escapado una vez en ocho carreras del Q1. En las seis primeras, la desventaja media con Alonso fue de 0.586 en el primer segmento de los clasificatorios.

En Bakú, el español se mostró comprensivo ante las dificultades del belga, pero mientras alababa su personal estado de forma aprovechaba para visualizar cómo estaba destruyendo deportivamente a Vandoorne. "Nunca he comenzado con semejante diferencia con mi compañero de equipo como este año, nunca, y es un compañero que ha ganado en todas las otras categorías donde los monoplazas son iguales hasta la Fórmula 1, así que tengo buena referencia", dijo. Pero a partir de entonces, las cosas comenzaron a cambiar.

placeholder Alonso se acerca al coche de Vandoorne (McLaren).
Alonso se acerca al coche de Vandoorne (McLaren).

El lastre del pasado

Precisamente, esa igualdad de los monoplazas en categorías inferiores se convertía en un foso que a Vandoorne le costaba superar, según explicaba Éric Bouiller tras la carrera de Montmeló, momento en que McLaren tuvo que coger el toro por los cuernos. "Cuando llegas de las categorías inferiores, es el mismo coche para todos, tienes un estilo de pilotaje que has desarrollado en torno al mismo monoplaza. La Fórmula 1 es diferente. Cada fin de semana traemos un nuevo alerón, una nueva carrocería, alerón trasero, así que el equilibrio del coche es diferente". El francés apuntaba así la falta de adaptación técnica del belga en la Fórmula 1.

"Es difícil, frustrante para él, porque no conoce la mayoría de las pistas, tiene que aprender los circuitos, toda la Fórmula 1… Y no se te permite porque no puedes entrenar”, explicaba Alonso en Bakú para justificar las dificultades del belga, quien también acusaba la falta de kilometraje, especialmente en la pretemporada. “En los primeros libres se te rompe el coche, y luego tienes que ir a los entrenamientos clasificatorios sin preparación. Es una temporada difícil, también para el equipo en general, para mí también. Esperemos que el próximo año tenga un coche competitivo". Monoplaza tendrá en 2018, que sea competitivo es otro tema.

placeholder Vandoorne ha ido de menos a más en esta temporada. (EFE)
Vandoorne ha ido de menos a más en esta temporada. (EFE)

De seis décimas a solo una

McLaren inició un profundo programa técnico de carácter bidireccional según el cual el equipo debía explorar una puesta a punto que encajara mejor con su estilo natural de pilotaje, mientras que Vandoorne debía aprender a sacar partido a un monoplaza diferente cada fin de semana, y a trasmitir mejor a los ingenieros sus necesidades. Algo comenzó a cambiar a partir de Bakú.

En las tres últimas carreras, Vandoorne ha reducido drásticamente las diferencias. En Austria clasificó un puesto por detrás de Alonso (decimotercero) a poco más de una décima del español. En Silverstone le superó por primera vez en toda la temporada, aunque Alonso no se empleó a fondo para entrar en Q3 porque salía obligatoriamente desde última línea. En todo caso, un gran resultado que ni siquiera el propio Vandoorne esperaba en un circuito no muy propicio para el MCL-32.

La tendencia se mantuvo en Hungría. Allí, Vandoorne entró por segunda vez en la Q3 (la primera fue en Mónaco). El circuito era favorable al MCL32, pero terminó de nuevo inmediatamente por detrás del español (noveno), y a menos de una décima. Gran diferencia respecto a esas seis de las primeras carreras. De seguir así, el piloto español no puede despistarse el resto de la temporada.

“El tema más complicado para Stoffel es que compite en uno de los equipos más importantes de la parrilla junto a uno de sus mejores pilotos. Cuando el coche funciona, solo está una décima por detrás”, le justificaba recientemente Boullier. “Mucha gente olvida que a los pilotos jóvenes les lleva tiempo adaptarse a las demandas de la Fórmula 1, especialmente con la frenada. A Vettel le llevó seis meses en Toro Rosso, igual que para Verstappen, Ricciardo y otros que pasaron por el mismo proceso antes de graduarse a Red Bull y estar totalmente preparados”. Parece que Vandoorne ya ha despertado. La próxima cita es en casa, en Spa, ante los suyos.

“Creo que Stoffel (Vandoorne) sorprenderá a mucha gente. Es el valor de verdad”. Al comenzar 2017, tanto Zak Brown como McLaren confiaban en ese singular talento cuidadosamente amamantado en su seno durante estos últimos años. Pero en el Gran Premio de España, Fernando Alonso lograba una increíble séptima posición de parrilla, mientras el belga languidecía vigésimo. En carrera embistió a Felipe Massa cuando fue doblado, con sanción incluida para Mónaco. Stoffel Vandoorne parecía un principiante al estilo de Lance Stroll, aunque los parciales del canadiense respecto al brasileño mejoraban los del belga con Alonso.

Fórmula 1 Fernando Alonso McLaren
El redactor recomienda