aún pendiente de terminar la primera carrera

"Increíble" y "siete décimas": Alonso no suelta la presa de Honda ni la del pobre Vandoorne

De nuevo en la Q2, el piloto español no ceja en mantener su presión sobre Honda recordando la realidad, ni desaprovecha para destacar las diferencias con su compañero

Foto: Fernando Alonso no puso superar la Q2 de los entrenamientos del GP de Rusia. (EFE)
Fernando Alonso no puso superar la Q2 de los entrenamientos del GP de Rusia. (EFE)

“Más o menos lo que mismo en Australia, China y Baréin. Será igual en España, Mónaco, Canadá… Cada jueves, viernes, sábado y domingo me pongo delante de vosotros e intento contestaros de la forma más educada posible. Creo que va a ser un poco monótono, la misma historia, como ha sido siempre en Fórmula 1". Efectivamente, Fernando Alonso ya no sabe cómo contar la historia.

[Horarios y televisión del GP de Rusia de Fórmula 1]

Pero dentro del mismo guion, el piloto español tampoco desaprovecha cada oportunidad para subrayar con mayúsculas los mismos mensajes sobre su rendimiento, para seguir mostrándose implacable con Honda y también con su compañero Stoffel Vandoorne, otra nueva víctima también de la guerra psicológica a la que Alonso condena a sus compañeros de equipo.

Casi tres segundos en las rectas

“Increíble lo que perdemos en las rectas, hoy 1.3 en el primer sector, en el que solamente hay una curva, la uno, que no hay ningún problema”, ampliaba Alonso cuando se le preguntaba por el mensaje de radio al equipo con un escueto “increíble”. Porque al margen del lógico intercambio de opiniones con el equipo durante una sesión, Alonso también es consciente de que cada uno de ellos adquiere amplia repercusión cuando se trata de carencias y debilidades, siempre de la misma cuerda. Cada fin de semana es lo mismo, sí, pero que la presión contra Honda no decaiga ni un segundo. “En las rectas perdemos 2.5 o 3 segundos en este circuito. Ya los sabíamos antes de venir aquí. Llegas a la crono y siempre quieres un poco más”.

A pesar de la falta de chicha, Alonso también se mostraba satisfecho con el MCL32. “Buenas vueltas hoy en la crono con un coche muy equilibrado en las curvas. Aun así, nos falta mucho por mejorar para ser competitivos”, publicaba después en Instagram, algo que resaltaba tras quedarse en la Q2. “El coche va bien, un buen rendimiento del chasis y aerodinámica, con grip en las curvas”, dijo, pero destacando una vez lo que podría ser y no es: “Los cuatro coches de arriban están muy por delante del resto. Disfruto las salidas, las curvas, las paradas... Pero es una pena porque siento que con este reglamento y estos coches puedo pilotar con mi propio estilo. Y esto me hace pensar que con un motor normal podríamos estar ahí”.

El pobre Vandoorne

Alonso también reincidió con ese otro tan repetido mensaje esta temporada que busca poner el foco en su rendimiento personal, quizás ya innecesariamente ante la contundencia de los cronos. Pero que por el propio piloto que no falte. "Creo que ha sido una crono perfecta, la vuelta de la Q1 seguramente difícil de repetir. En la Q2 he cometido algún fallo aquí y allá. Me quedo con eso, siete décimas a mi compañero con el mismo coche, que ha ganado en todas las categorías hasta llegar aquí”. Ouch. Y repetido en varios idiomas, por si no se entendía suficiente. “Sigo encontrándome a tope de forma y en mi mejor momento, pero es lo que hay”.

¿Era necesario hacer sangre con el pobre Vandoorne? En este aspecto, Alonso mantiene su puño de hierro fuera de la pista para visibilizar las diferencias y la dura realidad para su compañero de equipo. Ocurrió con Raikkonen en Ferrari, tantas veces con Jenson Button, y ahora le toca al joven belga, por si acaso nadie se hubiera apercibido del vapuleo en los entrenamientos. En todo caso, Vandoorne se había centrado en preparar la carrera, como él mismo reconocía, toda vez que saldrá en la última posición por los quince puestos de sanción por montar el quinto MGU-K y turbocompresor de la temporada.

Stoffel Vandoorne saldrá último este domingo en el Gran Premio de Rusia. (EFE)
Stoffel Vandoorne saldrá último este domingo en el Gran Premio de Rusia. (EFE)

"Necesitaré un torpedo"

“Intentaremos hacer una buena carrera, que tendrá una parada para todos, una buena salida, e intentar ejecutar la carrera de la manera más perfecta posible, pero conscientes de nuestras limitaciones”, explicaba un resignado Alonso, “pueden ocurrir muchas cosas, pero no somos suficientemente rápidos, necesitaremos algo de ayuda por delante”. Pero hay más: “La diferencia de potencia es muy grande, y el consumo de combustible puede ser muy elevado para nosotros por esta falta de potencia”.

¿Cabe repetir la salida del pasado año, que le llevó desde una posición similar a la que ocupa en parrilla este año (14º en 2016) a la sexta posición? “Necesitaré un torpedo”. Pero sobre todo, terminar una carrera, algo imposible hasta el momento en 2016.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios