Es noticia
Menú
Correr en Mónaco sin probar el coche, ¿la última locura del 'jubilado' Jenson Button?
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
NO HARÁ NINGÚN TEST ANTES DE LA CARRERA

Correr en Mónaco sin probar el coche, ¿la última locura del 'jubilado' Jenson Button?

Button sustituirá a Alonso en Mónaco sin haber rodado antes con el coche. McLaren cree que bastará con su experiencia, pero algunos como Massa avisan de que su estrategia puede ser catastrófica

Foto: Jenson Button, en el Gran Premio de Japón del pasado año. (EFE)
Jenson Button, en el Gran Premio de Japón del pasado año. (EFE)

“No podía pensar en un sitio mejor para volver a la Fórmula 1”. A Jenson Button no le faltaban motivos para estar tan eufórico cuando McLaren le anunció como sustituto de Fernando Alonso para el Gran Premio de Mónaco. Asi lo aseveran sus 16 participaciones en la prueba de ‘oro’ de la Fórmula 1, con una victoria y otros dos podios. Y ya puesto a ‘saltarse’ su retirada, se trata del circuito idóneo para intentar dar la campanada a base de talento. Su confianza es tan alta, que incluso se ha negado a subirse al coche hasta que los entrenamientos libres de ese mismo fin de semana. Para algunos, se trata una ‘locura’ que le puede costar muy caro.

“No entiendo por qué no va a probar aquí el McLaren”, le recriminaba Felipe Massa antes de los test que se celebraron la pasada semana en Baréin. Era una oportunidad perfecta para que Button se aclimatara al MCL32 antes de la ‘prueba de fuego’, pero McLaren decidió que bastaba con que fuera durante unos días al simulador para poder dar la talla. Su experiencia tranquiliza al equipo, pero en contra juegan unos nuevos coches con la mayor carga aerodinámica de la última década, la exigencia física en las curvas y la dificultad de lidiar a un monoplaza con el que Alonso lucha más que disfruta. ¿Se habrá pegado un tiro en el pie?

¿Bastará con la experiencia y el simulador?

Quizá a sabiendas de que su vuelta iba ser polémica, Button ya se encargó de avisar desde el principio que la forma física no sería un problema. “He hecho mucho entrenamiento de triatlón recientemente”. Lo mismo pensaba el excampeón del mundo Nigel Mansell, que hasta llegó a afirmar que el inglés “está ahora más en forma que años anteriores”. Aún cuando luchaba por el título, Button ya era una de las figuras más atléticas de la Fórmula 1 y participaba en pruebas de máximo rendimiento. La gran cuestión, sin embargo, es si bastará con el ejercicio para aguantar los nuevos coches de 2017, diseñados para “gladiadores”.

Massa aprovechó la cuestión para reafirmarse en sus críticas. “Tenía un test gratis para adaptarse, y encima nunca ha probado unos neumáticos tan grandes…”. Si tan exigentes son los F1 de 2017, ¿por qué Button ni siquiera necesita hacer unos test, al menos por precaución? En McLaren, al parecer los artífices de que decidiera saltarse el test de Baréin, zanjaron directamente el tema. “Ha estado 17 años en la Fórmula 1, y ya ha competido con la aerodinámica que tenemos hoy”, dijo Éric Boullier. Con un buen estado de forma y casi dos décadas de experiencia a sus espaldas, en el equipo parecían de todo menos preocupados.

La gran arma de Button está en la tecnología punta del simulador de McLaren, que ofrece una correlación casi perfecta con los circuitos. “Vista la técnica de este coche, decidimos que organizar cualquier test no hubiera sido útil. El simulador es muy real, lo mejor es que pruebe con el modelo que hay ahí”, explicaba Boullier. De hecho, en los test de Sakhir sentaron en el coche a Oliver Turvey, su piloto de pruebas, para ofrecerle a Button la información más precisa posible de cara a Mónaco. Las herramientas de la fábrica y su experiencia en un simulador que conoce desde hace ya siete años deberían hacer el resto.

“A las diez vueltas, ya estará bien”, avanza Boullier. Y al margen de tener aún contrato con McLaren, Button nunca pensó en negarse a pilotar uno de los peores coches de la parrilla. “Estaba emocionado cuando le llamamos, sólo hablamos dos minutos”, confiesa Boullier. Sus primeras declaraciones lo decían todo. “Es uno de mis circuitos favoritos, el MCL32 puede adaptarse bien y ahí puedes marcar la diferencia”. La motivación de disputar su última carrera en la Fórmula 1 con un buen resultado, en Mónaco y sin conocer el coche puede ser más importante que ganar experiencia en unos test.

¿Y si Massa tuviera razón?

“Si el simulador es tan bueno, ¿por qué la mayoría de pilotos nunca lo usan? Hamilton no ha ido en los últimos dos o tres años”, se preguntaba Massa en refuerzo de su tesis. El ejemplo distorsiona por el carácter tan peculiar de Hamilton, pero nadie asegura el éxito de Button aún teniendo casi todo a su favor. Los nuevos monoplazas, aunque “no sean tan distintos” en palabras de Alonso, penalizan cualquier pequeño error de adaptación. Habiendo estado sólo "un par de días" en el simulador hasta ahora, según Zak Brawn, a Button se le puede cambiar la cara cuando se suba al coche de verdad.

McLaren siempre le vió como la opción más solvente, pero un mal fin de semana de Button en el que puede ser el mejor circuito del año para el MCL32 sería letal en varios frentes. No sólo en el Mundial de Constructores, donde lidiarán otra batalla agónica para no perder millones de euros, sino también en los altos estándares que puede dejar Alonso tras hacer un brillante arranque de año. Para un campeón del mundo que vuelve con tanta motivación, decepcionar a todo el paddock sería un adiós dramático. Y para pilotos reserva como Nick de Vries, una cohartada para pedir paso en la siguiente ocasión.

Es paradójico, pero Massa es el mejor espejo en el que puede mirarse Button. Ambos se marcharon de la última carrera de 2016 ovacionados ante sus respectivas retiradas, pero las circunstancias les volverán a juntar en pista dentro de un mes. “Si tuviera sólo un día para rodar, tengo muy claro que estaría ahí”, insistía el brasileño, que a sus 36 años ha tenido que emplearse a fondo en invierno para manejar los nuevos coches. Es pronto para juzgar, pero Massa no podrá ser acusado de traidor si Button se topa con una realidad distinta a la que ahora se imagina en sus triatlones.

“No podía pensar en un sitio mejor para volver a la Fórmula 1”. A Jenson Button no le faltaban motivos para estar tan eufórico cuando McLaren le anunció como sustituto de Fernando Alonso para el Gran Premio de Mónaco. Asi lo aseveran sus 16 participaciones en la prueba de ‘oro’ de la Fórmula 1, con una victoria y otros dos podios. Y ya puesto a ‘saltarse’ su retirada, se trata del circuito idóneo para intentar dar la campanada a base de talento. Su confianza es tan alta, que incluso se ha negado a subirse al coche hasta que los entrenamientos libres de ese mismo fin de semana. Para algunos, se trata una ‘locura’ que le puede costar muy caro.

Fórmula 1 Fernando Alonso McLaren
El redactor recomienda