el belga, una de las decepciones de 2017

La tormenta perfecta sobre Vandoorne. ¿Qué hará McLaren si no sale de ella?

El piloto de McLaren no está mostrando la flexibilidad y capacidad de adaptación necesaria para la técnicamente sofisticada Fórmula 1 actual. Está siendo muy inferior a Fernando Alonso

Foto: Stoofel Vandoorne es uno de los cuatro pilotos que no ha puntuado esta temporada. (EFE)
Stoofel Vandoorne es uno de los cuatro pilotos que no ha puntuado esta temporada. (EFE)

Fernando Alonso explicaba al periodista las razones por las que, a su juicio, Stoffel Vandoorne está sufriendo tanto en su primera temporada en Fórmula 1."Y luego tiene que intentar ganar a un doble campeón del mundo", añadía el periodista a modo de pregunta a Alonso: "Eso será imposible…", bromeaba el español entre las risas incrédulas de los propios periodistas, que sabían si hablaba o no en serio.

Vandoorne es una de las grandes e incomprensibles decepciones de este año. Los nuevos monoplazas de 2017 están tensando la cuerda de algunos pilotos sin suficiente talento o experiencia. En el caso del belga, se quiere pensar que es más un problema de lo segundo que de lo primero. Mimado por McLaren desde que entró en la órbita del equipo, con un extraordinario palmarés, ha empezado a cundir la preocupación en la escudería, y cabe plantearse cuál puede ser su futuro en 2018 si no consigue remontar el vuelo esta temporada.

"Es dificil y frustrante para él"

Para Alonso, "es difícil, frustrante para él, porque no conoce la mayoría de las pistas, tiene que aprender los circuitos, toda la Fórmula 1… Y no se te permite porque no puedes entrenar. Luego, en los primeros libres se te rompe el coche, y luego tienes que ir a los entrenamientos clasificatorios sin preparación. Es una temporada difícil, también para el equipo en general, para mí también. Esperemos que el próximo año tenga un coche competitivo".

Vandoorne ha ganado títulos en todos los campeonatos en los que ha participado, y también carreras en la Super Fórmula japonesa en su primer año. Puntuó en su primer gran premio, Baréin 2016, y en McLaren no veían el momento de hacerle debutar en Fórmula 1. A Ron Dennis se le hacía la boca agua hablando de las virtudes de su piloto. De no ser por la trayectoria que le avala, parecerìa alguien sin nivel suficiente para la Fórmula 1.

La tormenta perfecta

Pero sobre Vandoorne se ha desencadenado la tormenta perfecta. Al margen de tener al peor de los rivales como compañero, el belga ha llegado la Fórmula 1 con un nuevo reglamento técnico, de monoplazas más exigentes, pero sin poder aprovechar la pretemporada ante el paupérrimo kilometraje de Honda. Tiempo al volante que también ha faltado en algunas sesiones de libres y alguna carrera en la que ni pudo salir (Bárein). Penalizaciones que le mandan al fondo de la parrilla. Tampoco ha batido todavía a su compañero el sábado, con una diferencia media media de seis décimas hasta Bakú. A la altura de Lance Stroll y Jolyon Palmer con sus respectivos compañeros de equipo.

Mónaco parecía suponer el inicio de su remontada. Pero solo aquel fin de semana fue capaz de salir de la Q1, y aquella cita parece ahora como un espejismo. Al igual que en España (un error absurdo al final de recta), la carrera monegasca terminó en accidente luchando con Checo Pérez. En Canadá, Alonso le endosó medio segundo el sábado, y en Bakú le cayeron cuatro décimas a pesar de que ninguno de los dos superó la Q1. Ambos salieron desde la última línea. Alonso terminó en los puntos.

Stoffel Vandoorne fue 12º en el GP de Azerbaiyán del pasado fin de semana. (EFE)
Stoffel Vandoorne fue 12º en el GP de Azerbaiyán del pasado fin de semana. (EFE)

Los vicios del pasado

Antes de Mónaco, Éric Boullier y la cúpula técnica de McLaren tocaron a rebato para despertar al piloto belga. El francés apuntaba las causas del sorprendente rendimiento de Vandoorne. "Cuando llegas de las categorías inferiores, es el mismo coche para todos, tienes un estilo de pilotaje que has desarrollado en torno al coche. La Fórmula 1 es diferente. Cada fin de semana traemos un nuevo alerón, una nueva carrocería, alerón trasero, así que el equilibrio del coche es diferente", explicaba el responsable de McLaren, para ilustrar que Vandoorne no está mostrando la flexibilidad y capacidad de adaptación necesaria para la técnicamente sofisticada Fórmula 1 actual.

Boullier explicaba también cómo el equipo debía intentar explorar con la puesta a punto una dirección que encaje con su estilo natural de pilotaje, mientras que Vandoorne debía adaptarse a un monoplaza cambiante cada fin de semana, transmitir mejor a sus ingenieros sus necesidades, y traducirlas en la configuración de su máquina.

Alonso clava algún clavo

En Bakú, Alonso remataba la situación del belga para visualizar su propio rendimiento y clavaba algún clavo en su ataud. "Nunca he comenzado con semejante diferencia con mi compañero de equipo como este año, nunca, y es un compañero que ha ganado en todas las otras categorías, donde los monoplazas son iguales hasta la Fórmula 1, así que tengo buena referencia". Cuando Alonso bromeaba con los periodistas sobre Vandoorne, en el fondo admitía que no considera al belga la menor amenaza.

Stoffel Vandoorne y su estado de forma son una pésima noticia para McLaren. "El dinero que se deja de ganar por los ingresos de FOM y por patrocinadores deja de compensar lo que se obtiene de Honda", explicaba Zak Brown recientemente sobre los efectos financieros de la situación de Honda. Pero un segundo piloto que ni rinde ni puntúa puede suponer otro problema para McLaren. En los próximos meses Stoffel Vandoorne ha de confirmar su talento y una progresión que no acaba de arrancar. Dee mantenerse semejante situación hasta final de temporada, ¿apostaría McLaren para 2018 por ese piloto en el que ha puesto tantas esperanzas?

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios