LA ACTUAL SITUACIÓN PERSONAL COMO CAUSA

Ferrari y el adiós de su cerebro Allison: ¿munición para un Renault con Sainz?

Este miércoles se ha confirmado la marcha del ingeniero James Allison de Ferrari y pondrá rumbo a su casa, en Inglaterra, donde podría trabajar en Renault

Foto: James Allison podría abandonar Ferrari en los próximos meses.
James Allison podría abandonar Ferrari en los próximos meses.

“Mi naturaleza, cuando yo estaba involucrado (en F1), era estar 24 horas al día los siete días a la semana y no estoy seguro de que quiera hacer eso otra vez”. Son palabras de Ross Brawn, último director técnico de Ferrari con una etapa triunfal. Hasta ahora, dicho cargo lo ocupaba James Allison, cuya trágica situación personal está lejos de esa implicación que tanto querría su presidente Sergio Marchionne. La semana pasada, la 'Gazzetta' publicó que Allison podría despedirse esta temporada de Maranello y poner rumbo a Inglaterra para estar más cerca de sus tres hijos y el resto de su familia... Este miércoles se ha confirmado y enb su lugar estará Mattia Binotto. Enstone, Renault, sería el nuevo destino de Allison.

[Fernando, te cogemos la palabra: por qué la F1 de 2017 será más cañera]

"Durante los años que pasé en Ferrari, en dos diferentes etapas y con varios puestos, pude saber y apreciar el valor del equipo y de la gente, de las mujeres y hombres que son parte del mismo. Quiero agradecerles por su gran experiencia profesional y humana que compartimos. Deseo a todo el mundo un futuro feliz con mucho éxito", se despedía Allison. Buenas palabras, como las de Arrivabene: "Al equipo le gustaría agradecer a James por su compromiso y sacrificio en el tiempo que pasamos juntos y le desea éxito y serenidad para sus cometidos futuros".

["Dejadnos trabajar en paz", la guerra que tiene perdida Ferrari]

Todo cambió tras el inicial GP de Australia, cuando Allison se encontró con el fallecimiento repentino de su mujer (meningitis). La Scuderia decidió dejarle total libertad para que volviera a Maranello cuando él mismo sintiera que era el momento. Su ausencia, la del principal 'constructor' del monoplaza, se ha notado durante estos meses a la hora de evolucionar el chasis de un coche que en este momento tiene su punto fuerte en la unidad de potencia y que necesita impulsar el lado “aerodinámico”, como reconoció hace una semana Arrivabene. El británico, desde su vuelta, ha alternado Maranello con su hogar en Inglaterra, una situación que Ferrari respeta pero que está lejos de la ideonidad del “24/7” que explicaba Brawn cuando recientemente reclinaba volver al sacrificado Gran Circo.

[Ferrari está cojo para defenderse de los ataques]

La eterna reorganización de Ferrari

En este punto, Marchionne ha decidido bajar al taller, ponerse un piso en Maranello y estudiar con método de gestión empresarial cada una de las piezas que forman su equipo. Hace un par de semanas estuvo investigando y entrevistando el trabajo de diferentes profesionales de la escudería para realizar un lifting y desprenderse de todo aquello que no evoque una labor sólida, óptima y eficaz. Un trabajo minucioso, personal, pero que considera necesario tras ver cómo este 2016 se va a la deriva. Si no lo remedia nadie, este fin de semana podrían salir de Hungría como tercer equipo del campeonato, siendo adelantado por Red Bull.

[Renault da miedo: tira la toalla para 2016 y presume de dinero]

Esta tarea llevada a cabo por Marchionne vuelve a recordar la eterna reorganización en la que está sometida Ferrari desde que empezara esta década. Ahora la mala fortuna del episodio de Allison es la principal causa… en cualquier caso, un nuevo volver a empezar que no suele conllevar un título a corto plazo. El SF16-H de esta temporada era el primero diseñado desde el inicio por Allison y, en caso de cumplirse esta mudanza, el nuevo director técnico debería trabajar con el folio en blanco para el de 2018 ya que el de 2017 debe tener, a día de hoy, sus primeras trazas dibujadas en base a las actuales ideas y concepto.

[McLaren sigue creciendo y ya se ha comido la ficha del Ferrari de 2015]

¿Quién sustituiría a James Allison? El nombre de Ross Brawn se puso sobre la mesa, pero esas palabras mencionadas anteriormente son del reciente festival de Goodwood, donde añadió: “Nunca digas nunca a ese tipo de cosas, pero estoy bastante contento haciendo lo que estoy haciendo. No hay nada que me motive o me haga estar interesado en volver”. Brawn tiene 61 años, familia, dinero en la cuenta, títulos, una colección de coches, una buena caña de pescar… y, lo fundamental, poca motivación a la vista. James Key, director técnico en Toro Rosso y creador de uno de los mejores chasis de la parrilla, ya vive en Italia (Faenza) y tiene arriba el tapón de Adrian Newey (Red Bull), con lo que es un buen candidato a sustituirle.

[Horarios del Gran Premio de Alemania]

Allison y Vettel en el podio de Hungría de 2015.
Allison y Vettel en el podio de Hungría de 2015.

Renault tiene el bolsillo ancho

De este modo, Allison podría volver a su anterior casa, la que Renault recompró a Lotus en Enstone. El proyecto de la escudería del rombo es ambicioso, como explicaba a Formula1.com este mes Jerome Stoll, presidente de Renault Sport Racing, “estamos al comienzo de un largo proceso, comprometidos en un programa de inversión en los próximos cinco años, suficiente para convertirnos en un equipo ‘top’ de Fórmula 1. Tenemos el objetivo de contar con cien personas más este año en Enstone, así como otras 30 en Viry (donde se fabrica el motor, en Francia). Esto no se logra en un momento, pero buscamos captar a los mejores entre los mejores en sus respectivos campos”. Objetivo que encaja con el perfil de Allison ya que Renault pretende, para 2017, “estar entre los cinco primeros del campeonato, y al año siguiente queremos estar luchando regularmente por los podios. En 2020 aspiramos a los campeonatos con la mejor unidad de potencia y el mejor chasis de la parrilla”.

[Lea más noticias de Fórmula 1]

Mirando a España, en este entorno aparece la figura de Carlos Sainz, piloto por el que ha preguntado Renault y que, con un 99%, el año que viene continuará ligado a la escudería de Toro Rosso. A partir de 2017, las posibilidades de salir del organigrama de Red Bull se amplían si el 'tapón' formado por Ricciardo y Verstappen impide un ascenso al primer equipo. Y un Renault con presupuesto para invertir y liderado por James Allison es una opción más que interesante.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios