Es noticia
Menú
Fernando, te cogemos la palabra: por qué la F1 será mucho más cañera en 2017
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
LOS CAMBIOS QUE LA TRANSFORMARÁN TOTALMENTE

Fernando, te cogemos la palabra: por qué la F1 será mucho más cañera en 2017

Aerodinámica, chasis espectaculares, neumáticos, motores de 1000 Cv. La F1 vivirá en 2017 uno de los cambios más radicales de su historia. Y todo apunta que para mejor

Foto: Proptotipo de Pirelli con los neumáticos y el monoplaza que se podría ver en 2017.
Proptotipo de Pirelli con los neumáticos y el monoplaza que se podría ver en 2017.

"El año que viene, dedos cruzados, volveremos a una Fórmula 1 normal", auguraba Fernando Alonso en el pasado Gran Premio de Hungría, "en 2017 será más difícil, más emocionante. La velocidad en curva volverá a lo que solíamos sentir en el pasado, a lo que debería ser la Fórmula 1". ¿Acertará?

[Otro dilema para Ferrari: se confirma la marcha de Allison, su cerebro]

En 2016 terminará una etapa de sombras y luces por el narcotizante dominio de Mercedes y la confluencia de factores que arrancan desde 2009. Pero otros nuevos se conjugan a favor de una Fórmula 1 más ‘cañera’ y excitante en 2017. Dedos cruzados.

[McLaren sigue creciendo: ya se ha comido la ficha del Ferrari de 2015]

Con la estética, ya hemos ganado

Empecemos por la estética. Alerones más bajos y anchos (y no esos horrosos apéndices traseros, sobre todo), mayor anchura de chasis, neumáticos un 25% más anchos… Para hacerse una idea, mejor repasar la planta de clásicos como el Lotus 79, un McLaren MP4-4, los Williams de los noventa. En definitiva, monturas más musculosas, visualmente potentes, pero con aerodinámica moderna. En este apartado ya hemos ganado. Si el sonido se acercara a aquellos –se trabaja en mejorar el actual-, para relamerse en este apartado.

[Arrivabene ante lo imposible: tapar todas las grietas de Ferrari]

Hay consenso general en los cuatro o cinco segundos por vuelta que ganarán los nuevos monoplazas, fundamentalmente en el paso por curva. “Cuánto más rápido el monoplaza, mejor. No creo que haya nada malo en los monoplazas actuales, pero en carrera solíamos ir más rápido,es aquí donde perdíamos así que, si somos más rápidos el año que viene, será algo magnífico”, decía al respecto Sebastian Vettel.

[Ultimatum de Alonso: "Si no me gusta la F1 de 2017, lo dejo"]

Alonso recordaba recientemente que si dabas “150 vueltas con el monoplaza actual, bajas un poco sudado, antes (con otros motores y neumáticos), dabas diez vueltas y necesitabas dos horas de masaje”. La mayor velocidad se hará sentir dentro y fuera del coche. El espectacular incremento de paso por curva será brutal para los pilotos. Para su cuello, para ser más exactos. La exigencia física también tendrá su repercusión para gestionar mentalmente unos monoplazas de enorme complejidad técnica durante dos horas de carrera.

Con 1000 cv, los monoplazas serán una bomba

Las unidades híbridas actúales acabarán por potenciar el cóctel. La gran evolución les ha llevado a los casi 1000 cv, con cifras de par y elasticidad en su entrega extraordinarias. Y algo más. La superioridad de Mercedes ha marcado el actual ciclo, pero la convergencia de sus rivales es un hecho. En 2017 se acentuará con la desaparición del sistema de ‘tokens’, por lo que cada fabricante tendrá una libertad total en investigación y desarrollo, que por su dependencia se extenderá también a los de combustibles y lubricantes.

[Cuando al jefe de Sainz se le olvida cuál es el límite de un Toro Rosso]

En este apartado, Vettel aportaba otro dato interesante para 2017. “Desde el punto de vista del pilotaje, el próximo año habrá más grip, más adherencia, más apoyo, pero también más drag en las rectas, y las velocidades punta bajarán un poco. El consumo podría subir por el drag, pero si también vas más rápido en curva, será interesante ver cómo se traduce esto, si tenemos que ahorrar combustible, o podremos ir a fondo durante toda la carrera”. Como sabemos, Alonso también se quejaba recientemente del papel limitador del consumo en las carreras actuales.

Cuando Newey está "motivado"...

Pero, sobre todo, 2017 significa un folio en blanco para los equipos. Y con ello, quizás otro nuevo ciclo de mayores oportunidades y opciones para los rivales de Mercedes, como ha sido el caso ante otros cambios reglamentarios. “Adrian está entusiasmado con el nuevo reglamento, así que está repartiendo su tiempo entre los dos proyectos (Aston Martín) reconocía recientemente Horner. “Me ha proporcionado motivación e inspiración”, reconocía Newey. Y ya sabemos cómo se las gasta cuando le dejan…

[Alonso y McLaren ganan la primera carrera de la clase media]

“Posiblemente seamos los mayores beneficiados, ya que en el pasado, con nuevos reglamentos, siempre hemos estados por delante”, se felicitaba Helmut Marko al respecto y en la confianza de su genio. “Es una reglamentación aerodinámica muy diferente que presenta muchos desafíos, explicaba recientemente el ingeniero británico, “a primera vista no lo parecen, aunque parecen pensados para dar la ilusión de velocidad, pero cuando entras en detalle, ofrecen desafíos, y con ellos, las oportunidades”.

Pero el propio Newey añadía otro importante dato a valorar, cuya influencia aún no se puede cuantificar. “Cuanto mayor margen para el desarrollo aerodinámico, más se alejará la F1 de estar dominada por el motor, como ha ocurrido desde 2014”.

[Horarios del Gran Premio de Alemania]

Neumáticos que no se 'fríen' a la primera

¿Y los neumáticos? ¿Seguirán los pilotos ‘pisando huevos’ para no ‘freírlos’ antes de tiempo como actualmente? De momento, parece que se pondrá fin a la filosofía de degradación programada químicamente para cada compuesto que se introdujo en 2011, acudiendo a una más progresiva y convencional que permitirá atacar a los pilotos de forma consistente.

[Lea más noticias de Fórmula 1]

“El año que viene será un paso adelante. Bajaremos del coche monoplaza con una gran sonrisa en la cara, y creo que el deporte crecerá por eso", explicaba Button la semana pasada, quien consideraba que "no creo que los adelantamientos vayan a ser un problema por el tipo de aerodinámica que tendemos el año que viene, no debería afectar a los alerones delanteros tanto como la gente puede esperar”. "La Fórmula 1 será como debería ser...”. No sabes cómo te cogemos la palabra, Fernando.

"El año que viene, dedos cruzados, volveremos a una Fórmula 1 normal", auguraba Fernando Alonso en el pasado Gran Premio de Hungría, "en 2017 será más difícil, más emocionante. La velocidad en curva volverá a lo que solíamos sentir en el pasado, a lo que debería ser la Fórmula 1". ¿Acertará?

Fernando Alonso Sebastian Vettel McLaren Red Bull
El redactor recomienda