Es noticia
"Hay que tener unas "big balls" para hacer lo que Alonso hizo en Japón"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
EL CUESTIONAMIENTO DE HONDA, EN JAPÓN

"Hay que tener unas "big balls" para hacer lo que Alonso hizo en Japón"

En Suzuka se visualizó como nunca la dura situación que tanto Button como Alonso vivieron en Japón. En una cultura tan singular como la nipona, las palabras de Alonso sonaban a bomba

En Japón, en su cultura, el miedo a ofender es proverbial. Y los japoneses suelen encontrar a los occidentales demasiado directos para su forma de entender las relaciones sociales y personales. En este contexto, se puede entender el impacto para Honda de las palabras de Fernando Alonso en el Gran Premio de Japón.

No fue un ataque público, porque estaba dirigido a su equipo técnico a través de la radio, describiendo lo que estaba pasando en ese momento en la pista. Pero en este mismo equipo se cuentan los ingenieros de Honda. Y fuera, estaba su presidente y los más importantes responsables de división automovilística. “Un motor de GP2”. Ni en Italia ni Bélgica fue tan duro. Al menos, que pudiéramos escuchar desde el exterior.

Las palabras de Alonso pueden tener un enorme impacto y servir también de revulsivo para el fabricante japonés. Hasta qué punto pueden haberse sentido ofendidos o no en su seno es otra historia. Quizás quepa recordar que incluso hasta el mismísimo Ayrton Senna también tuvo palabras muy duras en los noventa cuando Honda no le proporcionaba los motores suficientemente competitivos que el brasileño necesitaba para luchar por el título. Qué hubiera pensado Senna de haber estado en el lugar de Alonso en el Gran Premio de Japón de la pasada semana. "Ha ganado dos veces en Japón y luchar por ser undécimo…Hasta te adelanta un Ericsson".

Cabe apostar a que Alonso no abandonará este invierno la Fórmula 1. Seguro que buscará cosechar en 2016 los frutos de un año que, hasta el propio Ron Dennis reconoció el otro día, es el más duro de su historia con el equipo. Y ojalá Carlos Sainz tampoco se vea obligado a interrumpir su carrera forzado por las circunstancias, porque en estos momentos la continuidad de Red Bull y Toro Rosso está totalmente en el aire.

Por ahora, el fabricante austríaco no tiene motores para sus equipos. La negociación con Ferrari más parece una pugna, después de que Mercedes se quitara de en medio. Sería una lástima que Carlos Sainz no pudiera seguir en la Fórmula 1 tras su fantástica temporada de debut, enfrentado a la otra gran promesa que es Max Verstappen, cuyo futuro quedaría también en el alero. Ojalá la sangre no llegue al río y Red Bull no se marche con la música a otra parte. Porque, ¿qué haría con el fenomenal equipo técnico e instalaciones que tiene en Milton Keynes?

Fernando Alonso Honda Red Bull Max Verstappen Ron Dennis Fórmula 1
El redactor recomienda