UFC 266: Volkanovski defiende título contra Ortega en una pelea con tintes épicos
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
SE DISPUTARON DOS CAMPEONATOS

UFC 266: Volkanovski defiende título contra Ortega en una pelea con tintes épicos

Alexander Volkanovsk y Valentina Shevchenko defendieron el cinturón. Robbie Lawler venció a Nick Díaz en una revancha que ha tenido que esperar 17 años

Foto: Alexander Volkanovski contra Brian Ortega en UFC 266 (Twitter UFC Español)
Alexander Volkanovski contra Brian Ortega en UFC 266 (Twitter UFC Español)

Alexander Volkanovski resolvió hoy muchas dudas en la pelea principal de UFC 266. Antes del combate, los aficionados estaban divididos sobre el mérito que tenía para ostentar el cinturón del peso pluma, después de sus dos peleas polémicas por el título contra Max Holloway. Pero hoy, en una épica contienda demostró la validez sobrada del gran luchador que es y el justo merecimiento del título que ostenta. El australiano despejó cualquier pregunta de que la propiedad que tenía del cinturón no era un accidente, doblegando a un bravo Brian Ortega que no logró redimirse, después de perder en una primera ocasión la oportunidad de alcanzar el título, pero que nunca cejó en entablar batalla para conseguirlo. Aunque Volkanovski venció en la decisión unánime de los jueces (49–46, 50–45, 50–44) tuvo varios momentos críticos, con sumisiones que parecían definitorias, donde gracias a su tremenda fortaleza salió ileso.

Volkanovski es un 'striker' implacable. Ejecutó brutales patadas a las piernas para controlar el ritmo de la pelea que alternaba con un boxeo muy solvente, mostrando una frialdad absoluta, sin descomponerse, durante toda la contienda. La presión implacable que imprimió fue demasiado para Ortega y mantuvo su ritmo feroz durante todo el combate. Ante el avance del campeón, Ortega, que por defecto le recibía con la guardia baja, retrocedía en ángulos tratando de encontrar algún espacio donde poder atacar. A veces, intentaba entrar en la distancia con el doble jab. Cuando conectaba Volkanovski, Ortega respondía a despecho de que en los intercambios siempre salió perjudicado. El campeón con el paso de los asaltos cada vez se crecía más, al comprobar la superioridad que tenía en la pelea de pie.

Ortega siempre ha destilado ser una amenaza constante para acabar los pleitos por sumisión. Aunque antes mostraba un golpeo voluntarioso le fue insuficiente durante gran parte de su carrera. Pero en su última salida contra Chan Sung Jung vimos un luchador completamente diferente. Ortega aprovechó el tiempo que estuvo sin competir para desarrollar un juego de golpes completamente nuevo y eficaz. Es difícil encontrar una reinvención más inesperada de un luchador que ya pertenecía a la élite de la promotora. Pero hoy no ha lucido en su golpeo igual ante un rival que le ha sobrepasado siempre en esta faceta.

Ortega es uno de los luchadores que tiene mayores habilidades utilizando el jiu jitsu brasileño, como demostró logrando increíbles sumisiones sobre Diego Brandao y el veterano Cub Swanson. Es un arma letal en el suelo, pero nunca ha sido muy eficaz derribando. Por eso no incidió mucho en proyectar a su rival. Hasta el tercer asalto. Al conectar una contra tras recibir una patada en las piernas postró a Volkanovski por primera vez en el suelo. Rápidamente logró Ortega afianzar una estrangulación de guillotina que parecía decantar el duelo increíblemente a su favor tras ir hasta entonces en desventaja manifiesta. Volkanovski volvió a demostrar su capacidad de medirse con los mejores practicantes de jiu jitsu de la división en la lucha de agarre al obrar el milagro y conseguir evadirse. El milagro posterior fue todavía mayor. Después de ser castigado en el ground and pound por el campeón, el retador encajó una estrangulación de triángulo muy ajustada y con su esquina en plena celebración de una victoria anticipada, inexplicablemente no supuso el final del pleito. De forma increíble, el campeón supo salir del peligro inminente y con la furia de ver su cinturón por instantes perdido, castigo con tremenda dureza a su rival en el suelo. Al punto de que los médicos examinaron a Ortega en el descanso ya que lucía heridas profundas en su rostro.

En el cuarto asalto, el retador hizo un último intento de sumisión, una estrangulación de arce, pero sin estar bien encajada. A pesar de la fatiga y el tremendo castigo recibido nunca bajó los brazos. El aguante a los disparos de Ortega es digno de reseñar, un corazón latino inmenso, igual que su voluntad de nunca rendirse para intentar disputar el pleito hasta el último segundo del quinto asalto en un combate que lo tenía irremisiblemente perdido.

Shevchenko apabulla a Murphy

En la pelea de semifondo, la campeona del peso mosca Valentina Shevchenko defendió el título finalizando en el cuarto asalto a Lauren Murphy, una rival que nunca entabló respuestas para contrarrestar el dominio absoluto que impuso la luchadora eslava.

La campeona dictaminó desde su guardia zurda siempre el tempo de la pelea y prácticamente hizo todo lo que quiso y cuando quiso. Shevchenko avanzaba esta vez ejerciendo la presión sin pausa, a pesar de ser reconocida como una consumada contragolpeadora. Cada vez que quería entrar en la distancia para golpear a su rival, en Murphy crecía paulatinamente su frustración ya que se encontraba siempre con una respuesta en cada una de sus intentonas. Shevchenko castigaba a su rival con patadas al cuerpo, golpes detonados con su flamígera izquierda, puños ejecutados en giros… cuando lo decidió llevó la pelea al suelo. Controlando la situación desde la media guardia por encima no dejó ningún espacio al error para que Murphy pudiera voltear su posición de desventaja.

Sin prisa Shevchenko fue desgastando constantemente a su rival hasta que el primer error grave de Murphy lo capitalizó para terminar el pleito, con un poderoso jab de derechas que aturdió sin remisión a su rival. Oliendo la sangre ante una presa desvalida, fue directa a finalizarla. Amartilló con golpes finalizadores a Murphy primero de pie y luego en el suelo hasta que el árbitro detuvo la contienda al observar una indefesión total de la norteamericana.

Shevchenko es una de las campeonas más dominantes de la historia de la UFC, con seis defensas exitosas consecutivas de su cinturón, incluyendo una victoria casi impecable por TKO sobre Jessica Andrade en UFC 261. Obtuvo el cinturón vacante tras derrotar a Joanna Jedrzejczyk en UFC 231 por decisión unánime. Durante su reinado nunca ha tenido problemas para solventar las peleas. Es más, ha dado en sus defensas clases magistrales. Aparte de Amanda Nunes, nadie en la UFC ha sido capaz de superarla.

Murphy se ganó la oportunidad de luchar por el título tras vencer por decisión dividida a la entonces favorita Joanne Calderwood. Murphy había ganado cinco combates consecutivos y se había mostrado impresionante desde su participación en el concurso 'The Ultimate Fighter' en la temporada 26.

Robbie Lawler se desquita, 17 años después

El ex campeón del peso welter de la UFC, Robbie Lawler, se enfrentaba a Nick Díaz, materializándose una revancha que llevaba 17 años preparándose. Ambos lucharon en 2004 en una pelea increíblemente entretenida que tuvo un resultado sorprendente cuando Díaz noqueó a Lawler con un gancho de derecha.

En la interesante pelea de hoy, Lawler, que se mostró más activo durante la contienda, se llevó el combate tras conectarle con una derecha y rematarle con un uper de izquierda al principio del tercer asalto. Díaz ya no estaba apto para seguir y abandonó.

Es difícil creer que Nick Diaz regresara después de más de seis años alejado de la competición. Siempre hubo especulaciones sobre que algún día retornara al octágono. Pero siempre estaba alimentada por una entrevista o una publicación suya en las redes sociales y luego la perspectiva de que ocurriera se desvanecía. Pero esta vez se ha hecho realidad aunque con un final negativo, pero sorpresivamente, después de seis años inactivo, no ha hecho un mal papel.

En el resto de la velada sucedieron las siguientes finalizaciones:

Merab Dvalishvili derrotó a Marlon Moraes tras castigarle en el suelo con duros disparos.

Chris Daukaus noqueó a Shamil Abdurakhimov en la segunda ronda.

Jalin Turner finalizó a Uroš Medić en la primera ronda con una sumisión por la espalda después de castigar a su rival con dureza.

Matthew Semelsberger noqueó a Martin Sano Jr. con un volado de derecha nada más iniciarse el combate.

Y Jonathan Pearce sometió a Omar Morales en el segundo asalto con una estrangulación por la espalda.

Las Vegas
El redactor recomienda