la mejor liga del mundo aterriza en españa

Televisión, redes sociales, realidad virtual... Por qué nadie puede batir a la NBA

El español Jesús Bueno, vicepresidente de la NBA para Europa, explicó en Madrid la estrategia para llegar a los aficionados de todo el mundo. "La liga nunca ha estado mejor", afirmó

Foto: Una de las historias de la temporada: Durant y Curry en los Warriors (Kyle Terada/USA TODAY Sports)
Una de las historias de la temporada: Durant y Curry en los Warriors (Kyle Terada/USA TODAY Sports)
Autor
Tiempo de lectura5 min

Esta temporada habrá 10 españoles en la NBA, más que nunca. Eso asegura que en cada una de las 161 noches de la fase regular, del 25 de octubre de 2016 al 12 de abril de 2017, jugará al menos uno de ellos, y en dos de cada tres habrá un enfrentamiento nacional. Durante los próximos nueves meses, los resúmenes de sus partidos estarán en todos los informativos, sus declaraciones en todos los periódicos y habrá numerosos análisis sobre su rendimiento. Lo mismo sucederá con Stephen Curry y Kevin Durant en los Warriors, LeBron James en los Cavaliers, los New York Knicks... La NBA produce historias 24 horas al día 7 días a la semana.

Esas historias se generan en el día a día, pero la liga se encarga de amplificarlas, empaquetarlas y distribuirlas para que lleguen a todo el mundo. "Siempre queremos generar historias para crear esa conexión emocional con los fans", explicó Jesús Bueno, vicepresidente de NBA en Europa, África y Oriente Medio, en un desayuno organizado por 'Europa Press' esta semana en Madrid con motivo de la visita de los Oklahoma City Thunder a España. La NBA tiene la mejor materia prima —"creemos que nunca hemos tenido tanto talento en la liga"—, pero también el mejor producto. Ninguna otra competición en el mundo se vende igual ni aprovecha tan bien las posibilidades de internet.

El aficionado como el centro de todo

"De la misma manera que internet ha disrumpido cada industria, también lo ha hecho con la deportiva", explicó el comisionado de la NBA, Adam Silveren noviembre del año pasado. "Nosotros abrazamos las tecnologías desde el principio, sabíamos que era el futuro", afirmó Bueno. La estrategia digital de la NBA tiene un pilar fundamental: el aficionado es el centro de todo. Y ese aficionado ya no sigue los partidos en la televisión, sino en el móvil o en la tableta. Muchos ni siquiera eso: se conforman con los partidos condensados (15 minutos) el servicio de 'streaming' de la liga o con los resúmenes de dos minutos con las mejores jugadas.

Jesús Bueno, vicepresidente de la NBA para Europa, Oriente Medio y África (Foto: Europa Press)
Jesús Bueno, vicepresidente de la NBA para Europa, Oriente Medio y África (Foto: Europa Press)

"Con las redes sociales hemos tenido que cambiar todo. Tenemos que estar disponibles para ellos cuando quieran; tenemos que adaptarnos", continuó el dirigente barcelonés. Ahora mismo, la cuenta de la NBA en Twitter tiene 23,3 millones de seguidores; la de Facebook, 31,3; la de Instagram, 18,8. A finales de 2015, su perfil en Vine fue el primero de una organización en alcanzar los 1000 millones de reproducciones. Esos números son el resultado de una estrategia deliberada que favorece que se compartan contenidos de todo tipo, aunque no sean oficiales. A diferencia de Javier Tebas, nunca veremos a Adam Silver reprender a alguien por compartir un Vine de una canasta. Todo eso no resta audiencia 'tradicional': el séptimo partido de las pasadas finales fue el más visto en 18 años.

Bueno admitió que hay "muchísima incertidumbre" en el futuro, pero la estrategia de la NBA seguirá siendo la misma: estar donde estén sus fans, sea cual sea la plataforma. "Escapa a nuestro control, pero al mismo tiempo podemos facilitarlo", dijo Silver el año pasado cuando le preguntaron el auge de las redes sociales. Esta temporada, la previa de algunos de los partidos podrá seguirse en directo en Twitter, y la liga ya trabaja en contenidos de ralidad de virtual. Para ello firmó un acuerdo con Oculus VR, la compañía que fabrica gafas de realidad virtual. El objetivo último, explicó Bueno, es la entrada virtual: que un aficionado pueda ver un partido desde su casa como si estuviera en la primera fila de la cancha.

Gasol ya es un 'spur' más (Soobum Im/USA TODAY Sports).
Gasol ya es un 'spur' más (Soobum Im/USA TODAY Sports).

Fabricando seguidores por todo el mundo

Hace tiempo que la NBA se convirtió en una competición global. Más de 100 jugadores internacionales juegan en los 30 equipos de la liga y su audiencia es mundial. "Tenemos que pensar las cosas que funcionan en Estados Unidos, pero también en China o Singapur", explicó Bueno. En la liga hay unos 100 jugadores internacionales, un número que no ha parado de crecer en las dos últimas décadas y que seguirá haciéndolo. A la NBA le interesa que se juegue cada vez más al baloncesto en todo el mundo por dos razones: para que cada vez haya más jugadores que reclutar y también más seguidores. Según el vicepresidente de la NBA, una parte importante de sus aficionados (57%) ha jugado al baloncesto antes de los 17 años. Esa es la razón detrás de la Jr. NBA, una competición para niños que se celebra en medio mundo, también en España, uno mercado importante para la NBA.

En Barcelona acaba de abrir la liga el primer NBA Café de Europa y tiene previsto abrir dos más en los próximos meses. Y antes de final de año abrirá una oficina en Madrid con 25 empleados para generar contenido específico para España. Aquí, la liga norteamericana compite con la ACB y la Euroliga por la atención del aficionado, aunque Bueno opina que no son excluyentes. "Todos somos baloncesto y nos ayudamos. El fan no es exclusivo, si le gusta el baloncesto le gustará ver todo lo que pueda que tenga cierto nivel, claro", dijo Bueno delante del presidente de la ACB, Francisco Roca, y el de la FEB, Jorge Garbajosa, que seguían atentamente su intervención. 

Entre ellos solo había unos metros, pero entre las competiciones que representan (y también con la Euroliga) hay una distancia sideral, no solo en lo deportivo. La NBA mira por encima del hombro al resto. El baloncesto no es el fútbol, donde hay varias competiciones que pelean en el mismo escenario y con las mismas reglas. Mientras FIBA y Euroliga se enfrentan en una guerra interminable, la liga norteamericana mira por sus propios intereses. Y le va muy bien. "Nunca ha estado mejor", dijo Bueno.

NBA

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios