la crisis azulgrana no tiene fin

Navarro, Pesic y Jasikevicius, tres nombres que marcan el futuro de un Barça en crisis

Tras perder contra el Baskonia en semifinales de la ACB, el Barcelona afronta un verano con mucho trabajo. Y ya van unos cuantos. ¿Seguirá Navarro? ¿Vendrá Jasikevicius? ¿Es Pesic la solución?

Foto: Juan Carlos Navarro ha dicho que quiere seguir jugando en el FC Barcelona Lassa. (ACB Photo/S. Gordon)
Juan Carlos Navarro ha dicho que quiere seguir jugando en el FC Barcelona Lassa. (ACB Photo/S. Gordon)

Juan Carlos Navarro, Svetislav Pesic y Sarunas Jasikevicius estaban presentes el día en que el Barcelona rompió por fin su mala racha en la Euroliga y conquistó su primera Copa de Europa. De eso han pasado más de 15 años y los tres, de diferente manera, siguen siendo importantes en el presente azulgrana. Los dos primeros como parte del equipo y el tercero como el gran deseado, la persona que tiene que poner fin a una crisis que empezó siendo de resultados y ya es de identidad. ¿Qué quiere ser el Barcelona? Y más importante aún: ¿cómo quiere conseguirlo?

Las respuestas a esas dos preguntas deben ser la base de la construcción de un modelo de equipo, algo que lleva varios años de retraso. Los proyectos ganadores no se levantan en un verano. El Barça necesita tiempo, pero es tiempo justo lo que no tiene.

La hemeroteca deja en muy mal lugar a los dirigentes culés. El 28 de junio de 2016, en la rueda de prensa de despedida de Xavi Pascual, Albert Soler, responsable del área de deportes profesionales del club, dijo que el despido del técnico tenía que ver con un cambio de rumbo en la sección. "Cambiar de modelo implica cambiar de personas", explicó. Dos años después, por el banquillo azulgrana han pasado tres entrenadores, el equipo se ha quedado fuera de los 'playoffs' de Euroliga dos temporadas seguidas y solo ha ganado un título, una Copa del Rey que casi hay que considerar un milagro.

Sarunas Jasikevicius es el gran objetivo del Barcelona para el banquillo, pero parece que por tercer año se le va a escapar. (Reuters)
Sarunas Jasikevicius es el gran objetivo del Barcelona para el banquillo, pero parece que por tercer año se le va a escapar. (Reuters)

Para colmo, la comparación con el Real Madrid deja en muy mal lugar al Barça. Igual que sucedía en sentido contrario a comienzos de esta década. En un lado se suceden los éxitos, el estilo de juego enamora a los aficionados y la cantera da sus frutos. En el otro, los títulos escasean, nadie sabe a qué juega el equipo y las jóvenes promesas huyen. El estado actual es tan pobre que el esfuerzo por no bajar los brazos ante el KIROLBET Baskonia tras el 2-0 en la eliminatoria ha sido aplaudido. Y eso, aunque elogiable, no es nada para un equipo como el Barça.

De momento, ningún responsable del club ha salido a dar explicaciones. Ni el presidente, Josep Maria Bartomeu, ni el citado Soler ni Nacho Rodríguez, mánager de la sección de baloncesto. Sí hablaron Pesic y Navarro tras la eliminación ante el Baskonia. El técnico calificó la temporada de "excelente", y al menos en lo que a él le toca, poco hay que reprocharle. Llegó una semana antes de la Copa y ganó el título en Gran Canaria. Y revitalizó a un equipo que parecía muerto, aunque no le dio para evitar el fracaso en Euroliga ni meterse en la final de la Liga Endesa.

Navarro fue más crítico. "Se tiene que cambiar y no puede ser que hagamos el papel que hemos hecho estos dos últimos años en Europa. Se debe cambiar la mentalidad y ser un equipo competitivo", dijo el capitán, que también confirmó que tiene intención de seguir jugando. "Yo tengo ganas de seguir la próxima temporada, no me quiero ir así, con esta derrota", declaró.

Svetislav Pesic llegó como apagafuegos en febrero y ganó la Copa del Rey. (EFE)
Svetislav Pesic llegó como apagafuegos en febrero y ganó la Copa del Rey. (EFE)

Navarro, que cumple 38 años este miércoles, es la figura más controvertida del Barcelona. En septiembre de 2017 renovó por diez años, con la intención de seguir en el club cuando deje de jugar. No son pocos los que creen que debería haberse retirado hace tiempo, que su presencia en el equipo impide la llegada de caras nuevas (y jóvenes) necesarias para remontar el vuelo. Pero el problema no es Navarro, aunque está claro que su retirada sería el mensaje más potente para poner fin a una era y comenzar otra nueva. Nada arreglaría la retirada del capitán azulgrana si el club sigue dando tumbos.

Desde la salida de Pascual hay un nombre en los planes del Barcelona, casi una obsesión: Sarunas Jasikevicius. Entonces era un entrenador que daba sus primeros pasos, ahora es el más deseado de Europa tras meter al Zalgiris Kaunas en la Final Four de la Euroliga. Saras lo tiene todo, incluido un declarado amor al equipo que no asegura títulos, pero que siempre suma. El Barça ha intentado sin éxito ficharlo, y ahora mismo su competencia es más alta que nunca. Hasta los Toronto Raptors de la NBA se entrevistaron con el lituano.

Tan lejos está Saras, que la continuidad de Pesic se ha convertido en una opción con bastante peso. El veterano entrenador tiene una oferta del club para renovar, informó el domingo 'TV3'. El serbio llegó como apagafuegos en febrero, sin otra intención que acabar la temporada, según dijo él mismo, y ahora puede ser quien pilote un nuevo proyecto. Un proyecto en el que quiere estar Navarro y en que querrián que estuviera Jasikevicius. De una forma u otra, el pasado seguirá marcando el futuro del Barça.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios