victoria del fenerbahçe ante zalgiris (76-67)

Ali Muhammed, la estrella turca que nació bajo una escalera en Chicago

Ali Muhammed anotó 19 puntos en menos de 12 minutos en la victoria del Fenerbahçe ante el Zalgiris Kaunas (76-67) en la primera semifinal de la Final Four de la Euroliga

Foto: Diez de los 19 puntos de Ali Muhammed llegaron en el último cuarto. (Reuters)
Diez de los 19 puntos de Ali Muhammed llegaron en el último cuarto. (Reuters)

El héroe de la primera semifinal de la Final Four de la Euroliga tiene dos nombres y unas cuantas vidas más. Su madre, que lo trajo al mundo bajo una escalera porque no le dio tiempo a subir a su apartamento de Chicago, le puso Bobby Dixon. Pero hace tres años, al adquirir la nacionalidad turca, eligió llamarse Ali Muhammed como homenaje al Muhammad Ali. Da igual cuál luzca en su camiseta, sobre el parqué el base del Fenerbahçe es uno de los jugadores más peligroso. Este viernes metió 19 puntos en menos de 12 minutos para liderar la victoria de su equipo ante el Zalgiris Kaunas (76-67).

El baloncesto evitó que Muhammed continuara la vida desgraciada que le había tocado vivir en su niñez y adolescencia. Hijo de una adicta y traficante que se perdió varios años de su infancia por estar en la cárcel, el actual jugador pasó mucho tiempo en casas de familiares y metido en líos. A los 18 años llegó a pasar por un correcional por tráfico de drogas. Por suerte para él, escapó a tiempo.

Tras empezar en un pequeño 'college', pasó a una universidad de un nivel más alto, pero aún lejos de las grandes universidades de la NCAA. El fin de su carrera universitaria, con 23 años, no hacía prever una gran carrera en el baloncesto profesional, pero con el paso de los años se encargó de anular esas previsiones. Empezó en la segunda división francesa, luego pasó a la primera, de ahí a Polonia, luego a Italia, vuelta a Francia y en 2012 por fin a Turquía, donde ha echado raíces deportivas. Con el Pinar Karsiyaka se convirtió en el 'MVP' de la liga y en 2015 lo fichó el Fenerbahçe de Zeljko Obradovic, con el ganó la Euroliga hace un año en Estambul.

Esta temporada no ha sido la mejor. Ha jugado bastante menos que en la 2016-2017 y su protagonismo ha disminuido, pero en el partido más importante del curso, Obradovic recurrió a él y respondió de manera excelente. Esos 19 puntos, y en especial los 10 del último cuarto, anularon a un Zalgiris que se quedó bastante cerca de alargar una temporada que ya era de matrícula de honor antes de comenzar el partido en Belgrado. "La experiencia lo es todo, no es fácil jugar estos partidos", dijo Muhammed.

El Zalgiris llegó a ponerse a solo dos puntos (54-52) al comienzo del último período, pero un par de triples de Muhammed estiraron la diferencia hasta los 10 puntos y levantaron un muro que los lituanos ya no pudieron superar. Demasiados tiros libres fallados y demasiadas pérdidas. A la hora de la verdad, el talento del Fenerbahçe fue demasiado para el Zalgiris. El maestro Zeljko Obradovic pudo con el alumno Sarunas Jasikeivicius.

opta

Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios