victoria por 88-81

El Real Madrid se quita de encima al Zalgiris con un recital de asistencias

El Real Madrid venció al Zalgiris Kaunas, que prácticamente se queda sin opciones de meterse entre los cuatro primeros. El gran rival madrididista en ese objetivo es el Panathinaikos

Foto: El Real Madrid suma 17 victorias, las mismas que el Panathinaikos. (EFE)
El Real Madrid suma 17 victorias, las mismas que el Panathinaikos. (EFE)

El Real Madrid se quitó de encima a uno de sus tres rivales en la lucha por la cuarta plaza de la Euroliga. Ganó por 88-81 al Zalgiris Kaunas, dueño de ese puesto durante buena parte de la competición. Ese triunfo permite al Madrid alejarse del equipo lituano, que ahora se queda con una victoria menos y el 'basket average' perdido a falta de dos jornadas para el final y con el CSKA de Moscú y el Olympiacos como próximos rivales. Necesitaría una proeza para meterse entre los cuatro primeros.

Al Madrid, en cambio, le vale con un rendimiento más terrenal. La próxima semana visitará al Estrella Roja de Belgrado (que le ganó en la ida) y una después cerrará la fase regular en casa ante el Brose Bamberg. 'A priori' un calendario sencillo, pero el partido en la capital serbia tiene trampa. "Ir a jugar a Belgardo es muy difícil, complicado, es un campo muy caliente, que aprieta mucho", dijo Pablo Laso a Movistar+ tras la victoria ante Zalgiris. "Si queremos mantener la ventaja de campo en 'playoffs' estamos obligados a ganar allí", añadió.

El Madrid depende de sí mismo

Si no lo hace, el Panathinaikos estará al acecho para arrebatarle el puesto. El equipo griego, empatado en la clasificación con el Madrid a 17 victorias y 11 derrotas, ganó este jueves al Maccabi de Tel Aviv y cierra la fase regular recibiendo al Valencia Basket y visitando al Olimpia Milán. Como en el caso del Madrid, un calendario en teoría sencillo. Pero además de ganar necesita un tropiezo del Madrid, que sale vcitorioso en el enfrentamiento particular. El otro equipo con aspiraciones, el Khimki, recibe este viernes al CSKA de Moscú.

El Madrid logró una victoria muy trabajada ante el Zalgiris, que demostró por qué está donde está a estas alturas de la Euroliga. Sin ninguna estrella, con uno de los presupuestos más bajos de la competición, pero con un entrenador, Sarunas Jasikevicius, que ha construido un equipo de autor. El Zalgiris no tiene muchas armas, pero las que tiene las utiliza muy bien. El rendimiento que le saca la leyenda del baloncesto lituano a su plantilla es excepcional.

Felipe Reyes fue el máximo anotador del Real Madrid con 16 puntos. (EFE)
Felipe Reyes fue el máximo anotador del Real Madrid con 16 puntos. (EFE)

27 asistencias y regreso de Doncic

El Madrid no respiró tranquilo hasta los últimos minutos, cuando logró su mayor renta del partido. Hasta entonces, el Zalgiris le había puesto las cosas muy complicadas, y durante muchos minutos estuvo por delante en el marcador. La clave estuvo en la mejora en defensa, porque en ataque la máquina madridista funcionó muy bien: acabó el partido con 27 asistencias, solo una menos que el total de canastas anotadas (28).

Los mejores en ese apartado fueron Facundo Campazzo (8) y Luka Doncic (7), que reapareció tras dos semanas lesionado. El esloveno, con 11 puntos, fue uno de los cuatro jugadores que anotaron al menos 10. El máximo anotador fue Felipe Reyes con 16 puntos, ocho de ellos al comienzo del último cuarto.

Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios