victoria andorrana por 89-87

Andorra-Real Madrid, una rivalidad que el pequeño se empeña en alimentar

Por segunda temporada consecutiva, el MoraBanc Andorra ganó en casa al Real Madrid. Entre ambos

Foto: Los jugadores del MoraBanc Andorra celebran su victoria ante el Real Madrid. (ACB Photo/Albert Martín)
Los jugadores del MoraBanc Andorra celebran su victoria ante el Real Madrid. (ACB Photo/Albert Martín)

MoraBanc Andorra y Real Madrid no eran dos equipos destinados a encontrarse, mucho menos a mantener una rivalidad como la que se ha creado entre ambos en el último año. A un lado, el equipo pequeño que hace una década jugaba en EBA y que ahora lo hace en ACB con el mismo técnico que le entrenaba en LEB Plata. Al otro, el club más grande no solo de España, sino del baloncesto europeo. En el guion no entraba que el primero se convirtiera en una mosca cojonera para el segundo, pero eso es lo que está pasando. El último ejemplo, el partido de este sábado, ganado por los andorranos por 89-87.

El Madrid no había perdido aún a domicilio esta temporada en la Liga Endesa. Su única derrota había llegado en la octava jornada, cuando cayó en casa contra el FC Barcelona Lassa. Tras ese tropiezo, diez victorias seguidas para dominar con holgura la clasificación: 17-1 antes de esta jornada. Pero la racha terminó en el Poliesportiu d'Andorra, mismo pabellón donde la temporada pasada necesitó una prórroga para vencer en la liga regular y donde perdió en el segundo partido de la eliminatoria de cuartos de final de los 'playoffs'.

El Real Madrid ha perdido en sus dos últimas visitas a Andorra. (EFE)
El Real Madrid ha perdido en sus dos últimas visitas a Andorra. (EFE)

El recuerdo del campo atrás de Llull

Antes de este sábado, Andorra y Real Madrid se habían enfrentado once veces desde el ascenso del equipo del principado. El Madrid había ganado diez, pero seis de esos triunfos fueron por menos de diez puntos de diferencia. Entre esos duelos está incluido el de cuartos de final de la Copa del Rey de 2017, decidido en la prórroga tras un triple de Anthony Randolph que vino precedido por un campo atrás de Sergio Llull que nadie vio en el Buesa Arena, ni siquiera los árbitros.

De aquel episodio nació un cántico (¡Era campo atrás, era campo atrás!) que se ha convertido casi en un himno y que la propia afición del Madrid recordó con ironía y algo de mala leche al propio Andorra en los pasados 'playoffs'. Y también cogió cuerpo esta improbable rivalidad, muy desequilibrada viendo el nivel de ambos equipos, pero en la que MoraBanc Andorra ya ha dado varios sustos y un par de disgustos al 'grande'. Cualquier equipo que recibe al Real Madrid, el Andorra y su afición se toman ese partido como una cita especial. En su caso un poco más porque el error arbitral de la Copa aún escuece.

Este viernes, empujado por su público, Andorra logró el triunfo gracias a una remontada en el último cuarto. A falta de siete minutos perdía por 10 puntos (67-77), pero de ahí al final logró un parcial de 22-10 que le dio una victoria que alimenta sus opciones de 'playoffs' tras quedarse sin plaza en la Copa. El pívot Landing Sanè, que tiene un contrato termporal, fue el mejor con 24 puntos y 6 triples a los que Edy Tavares ni supo ni pudo encontrar respuesta. El caboverdiano acabó expulsado en el último cuarto tras una técnica por protestar. Antes también se había ido al vestuario Jeffery Taylor por cinco faltas. Esas y otras decisiones, como una falta en ataque de Trey Thompkins en los últimos segundos, fueron muy protestados por el Madrid.

Albicy y Campazzo fueron dos de los jugadores más destacados del partido. (ACB Photo/Albert Martín)
Albicy y Campazzo fueron dos de los jugadores más destacados del partido. (ACB Photo/Albert Martín)

Campazzo, el mejor del Real Madrid

Junto a Sanè, los bases andorranos, Andrew Albicy (12 puntos y 10 asistencias) y Jaime Fernández (13 puntos), dirigieron con acierto a su equipo, muy acertado desde el triple. Acabó con un 14/30, diez de ellos en la primera parte, lo que le permitió aguantar el ritmo anotador del Madrid (51-55 al descanso). "Probablemente su acierto en el triple les ha mantenido cuando nosotros dominábamos en el marcador", apuntó Pablo Laso tras el partido.

El partido cambió en el segundo tiempo con la mejoría en defensa de los locales. Esta derrota del Madrid tiene poco que ver con la del jueves en Moscú. Entonces empezó muy mal y jugó tres cuartos muy buenos. En Andorra, en cambio, fue más irregular. Más allá de Tavares en el primer cuarto, no tuvo rerefencias interiores. Tampoco el triple le salvó (8/30). Facundo Campazzo, fantástico con 19 puntos, 6 rebotes y 8 asistencias, fue el mejor en el Madrid.

El próximo partido de los madridistas será el próximo viernes contra el Olympiacos en un duelo crucial en la Euroliga. Tras dos derrotas en los últimos tres encuentros, llega a Madrid un rival directo en la lucha por ser cabeza de serie en los 'playoffs'.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios