el madrid rozó la remontada en moscú

Lo positivo de la derrota del Real Madrid ante el CSKA: perder sí, pero no rendirse

El Madrid se quedó cerca de completar una gran remontada en la cancha del CSKA de Moscú. Iba perdiendo por 26 antes del descanso y terminó perdiendo por 6 (93-87)

Foto: El Real Madrid se aleja más del CSKA de Moscú en la clasificación: está a cuatro victorias. (EFE)
El Real Madrid se aleja más del CSKA de Moscú en la clasificación: está a cuatro victorias. (EFE)

La medida de los problemas del Real Madrid en el primer cuarto de un partido es el tiempo que tarda en entrar Luka Doncic, que suele empezar en el banquillo. Si las cosas van bien, no juega hasta los últimos dos o tres minutos. A veces incluso no lo hace hasta el segundo período. Este jueves solo habían transcurrido cuatro minutos del duelo contra el CSKA de Moscú (93-87) y él ya estaba sobre el parqué. El Madrid perdía por 15-5, pero ni la presencia del fenómeno esloveno cambió el encuentro: la diferencia siguió creciendo el resto del cuarto hasta el 33-11.

"Lo hemos hecho todo mal. Sin energía", declaró Pablo Laso en la entrevista del descanso, cuando el marcador reflejaba aún un sonrojante 54-31. Se avecinaba el desastre, una derrota histórica en una cancha maldita para el Madrid desde la llegada al banquillo del vitoriano, que cumplía 500 partidos (entre ese medio millar de encuentros, cinco visitas al CSKA y cinco derrotas, contando esta última). Y sin embargo el Madrid sale del Megasport Arena con la cabeza alta. Lo que podía haber sido una noche aciaga terminó mucho mejor de lo esperado al final del primer cuarto.

"No puedes jugar bien 30 minutos"

No es cuestión de restarle importancia a la derrota. El primer cuarto fue lamentable, lo que provocó una diferencia tan grande que todo el esfuerzo posterior fue en vano. "“El CSKA nos sacó veinte puntos de diferencia y después sí que conseguimos competir los tres siguientes cuartos. Intentamos recuperarnos e hicimos cosas buenas, pero era demasiada diferencia. No puedes jugar contra un equipo como el CSKA treinta minutos, sino que tienes que hacerlo los cuarenta si quieres ganarles”, explicó Laso en rueda de prensa.

"Es difícil explicar lo que nos ha pasado en el primer cuarto. Pero si permites que el contrario anote 33 puntos, solo haces dos faltas y dejas que hagan lo que quieran…", continuó el técnico madridista. En los primeros diez minutos, el CSKA anotó 12 de sus 17 lanzamientos, incluidos cinco triples. El Madrid, en cambio, se quedó en un 5/21, con un 1/8 desde el 6,75. Ni siquiera su superioridad en el rebote, con un gran Edy Tavares, evitó que la diferencia creciera y creciera.

El tropiezo ante el CSKA es el segundo del Real Madrid en las últimas tres jornadas, en las que ha visto frenada su escalada en la clasificación tras una racha de siete victoria seguidas que le colocó entre los cuatro primeros. A la lucha por ser cabeza de serie en los 'playoffs' le quedan aún unos cuantos capítulos y será muy apretada. Con su victoria de este jueves ante el Maccabi, el Zalgiris empata al Madrid en la quinta plaza.

Luka Doncic fue el mejor del Real Madrid ante el CSKA de Moscú con 21 puntos, 5 reboptes, 5 asistencias y 3 robos. (EFE)
Luka Doncic fue el mejor del Real Madrid ante el CSKA de Moscú con 21 puntos, 5 reboptes, 5 asistencias y 3 robos. (EFE)

El Madrid rozó la remontada

La imagen mostrada en el primer cuarto y las consecuencias de la derrota son preocupantes (la primera, muy preocupante), pero no debe ocultar el buen trabajo del Madrid el resto del partido, sobre todo en la segunda parte. En unas condiciones en las que lo más fácil es bajar los brazos y dar por imposible la remontada, el equipo madridista se remangó y estuvo cerca de darle la vuelta al marcador.

El Madrid mejoró en defensa y poco a poco fue recortando la diferencia con Doncic a los mandos y Jaycee Carroll y Facundo Campazzo anotando desde el exterior. De una deventaja de 26 puntos antes del descanso (54-28) se pasó una por debajo de los 20 al final del tercer período (78-60). El Madrid anotaba con más asiduidad, pero le costaba parar todas las amenazas del CSKA, donde si no aparecía Sergio Rodríguez lo hacían De Colo, Higgins o Kurbanov.

En el último cuarto, al CSKA le empezaron a entrar las dudas y llegaron los fallos. "Ahora mismo no estamos preparados para jugar a un ritmo alto todo el partido", declaró en rueda de prensa Dimitris Itoudis. En los primeros cinco minutos del último cuarto, el CSKA no anotó y el Madrid se colocó a 8 (78-70). Remontarle 18 puntos al CSKA no está al alcance de todos los equipos. No pudo reamatar lo que habría sido una remontada épica, pero el Madrid se va de Moscú con buenas sensaciones. Estuvo cerca de darle la vuelta a un partido que tenía perdido, y todo con un equipo en el siguen faltando Sergio Llull y Gustavo Ayón y en el que Anthony Randolph aún está cogiendo ritmo tras su lesión.

Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios