Real Madrid: Por qué le conviene a Luka Doncic irse este año a la NBA
el madrid intenta convencerlo para que se quede

Por qué le conviene a Luka Doncic irse este año a la NBA

Todas las previsiones lo colocan entre los cinco primeros del 'draft', situación que haría muy difícil que se quedara un año más en el Real Madrid. Si decide quedarse, ¿qué arriesga?

Foto: El de 2018 es el primer 'draft' de la NBA al que puede presentarse Luka Doncic. (ACB Photo/A. Martínez)
El de 2018 es el primer 'draft' de la NBA al que puede presentarse Luka Doncic. (ACB Photo/A. Martínez)

Luka Doncic tiene la culpa de que cada partido del Real Madrid cuente entre sus espectadores con toda clase de representantes de la NBA, desde ojeadores a altos directivos. No van a verlo solo él, pero sí a verlo sobre todo a él. El 3 de enero, durante el Baskonia-Madrid, las cámaras de televisión enfocaron en la grada del Buesa Arena a Lawrence Frank, presidente de Los Angeles Clippers, sentado junto a Quique Villalobos, agente del esloveno. A estas alturas no hay franquicia que no tenga un completo informe de Doncic, aunque la mayoría de ellas no tenga opciones de elegirlo en el 'draft'.

La atención baloncestística y mediática que recibe el esloveno tiene muy pocos precedentes. Quizá con Ricky Rubio, en sus años del Joventut de Badalona, sucedió algo parecido. Pero ni las redes sociales tenían tanto peso entonces ni el rendimiento de aquel niño prodigio de El Masnou es comparable al de Doncic, al que la mayoría de previsiones sitúan como una de las tres primeras elecciones del próximo 'draft' de la NBA, alguna incluso en el número 1. "Creo que va a ser uno, dos o tres", dice un ojeador internacional de una franquicia NBA. "Los 'scouts' vienen todas las semanas a verle. Y todos dicen que no han visto nada igual en su vida".

El Real Madrid sabe que tarde o temprano tendrá que decirle adiós, pero trabaja para retrasar ese momento. Si lo consigue, será un éxito enorme viendo el nivel que tiene ahora mismo. El 43,75% de los 'general managers' de la Euroliga cree que será el 'MVP' de la competición esta temporada.

Quique Villalobos (i) y Lawrence Frank (d) durante el Baskonia-Real Madrid. (Foto: #0)
Quique Villalobos (i) y Lawrence Frank (d) durante el Baskonia-Real Madrid. (Foto: #0)

Retrasar su marcha a la NBA es una decisión que puede tener un impacto importante a medio plazo. Su horizonte en el 'draft' podría ser diferente en 2019. Para las franquicias, los 19 años no actúan como freno, sino todo lo contrario. Y en el caso de Doncic, un jugador ya maduro y que domina al máximo nivel, más aún. No es algo exclusivo de jugadores internacionales; sucede también con los universitarios de los que se espera que permanezcan solo un año en la NCAA y terminan por tener una carrera más larga en la universidad.

Ben Falk, exvicepresidente de los Sixers y ex mánager de analítica de los Blazers, considera que es difícil saber si quedarse en España puede perjudicarle en el 'draft', pero sí opina que hacerlo sería correr "un considerable riesgo". "Por ejemplo, si jugara peor de lo esperado, o no mejorara tanto como se prevé o se lesionara, todo eso le haría bajar en el 'draft'", explica a El Confidencial por correo electrónico. "Creo que ahora mismo la consideración de Doncic en el 'draft' es tan alta que solo puede ir hacia abajo", comenta Falk, que tras ocho años trabajando en la NBA creó hace poco la web 'Cleaning the Glass', donde se apoya en la estadística y en su experiencia para analizar la NBA.

"Ahora mismo la consideración de Doncic en el 'draft' es tan alta que solo puede ir hacia abajo", dice Ben Falk, exvicepresidente de los Sixers

El 'draft' se celebrará el próximo 21 de junio, día previsto como una de las dos fechas posibles para el cuarto partido de la final de la Liga Endesa. Si el Real Madrid aún aguanta vivo para entonces, Doncic no podría acudir a la ceremonia que se celebrará en el Barclays Center de Nueva York. Eso en caso de que decida presentarse, porque aún no es automáticamente elegible, como sí sucede con los jugadores que cumplen 22 años en el año del 'draft'.

Para poder ser elegido en 2018, 2019 y 2020, Doncic tiene que comunicar su elegibilidad por escrito a la NBA. Tiene de plazo hasta 60 días antes de la celebración del 'draft', este año el 22 de abril. Esa decisión aún sería reversible hasta 10 días antes de la ceremonia. En medio, otra fecha clave: el 15 de mayo. Ese día se conocerá qué equipo elige en cada posición, lo que suele aclarar bastante el panorama. Doncic puede declararse elegible en abril, ver en mayo qué equipo tiene más posibilidades de quedarse con él y retirarse luego si no le convence la idea de jugar ahí.

A diferencia de los universitarios, el esloveno no realizará entrenamientos privados con las franquicias NBA ni participará en el 'NBA Draft Combine', un evento donde los equipos ven y entrevistan a los mejores jugadores del 'draft'. Serán sus agentes, Quique Villalobos en España y Bill Duffy en Estados Unidos, los encargados de gestionar la relación del jugador con sus pretendientes.

Doncic recibió el domingo el premio de 'MVP' del mes de diciembre en la Liga Endesa. (EFE)
Doncic recibió el domingo el premio de 'MVP' del mes de diciembre en la Liga Endesa. (EFE)

También existe la opción de que sea elegido muy arriba en el 'draft' y se quede en Europa, aunque es algo que deberá estar claro antes de la ceremonia: ninguna franquicia NBA gasta una de las primeras elecciones sin conocer antes las intenciones del jugador. Desde que Ricky Rubio fuera elegido en el 5º puesto del 'draft' de 2009 (ese mismo verano fichó por el FC Barcelona y no se fue a Estados Unidos hasta dos años después), solo otro jugador ha sido elegido entre los diez primeros y se ha quedado en Europa: el lituano Jonas Valanciunas en 2011. Dario Saric, uno de los mejores novatos la temporada pasada, tardó dos años en ir a la NBA, pero fue elegido en el 12º puesto.

Eso es un riesgo para Doncic. Supongamos que decide presentarse este año, pero comunica a las franquicias su decisión de quedarse al menos un año más en el Real Madrid. Seguramente eso le haría bajar posiciones. Y si decide retirar su nombre del 'draft' y esperar un año más, el resultado puede ser el mismo. En ambos casos dejaría de ganar dinero y le costaría más pagar la cláusula de rescisión para salir del Real Madrid, que como ya hizo con Nikola Mirotic y Sergio Rodríguez no perdonará ni un euro. Si acaso facilitará su pago a plazos, pero poco más.

El sueldo de un novato NBA elegido en la primera ronda está establecido por el convenio colectivo de la competición, no es negociable más allá de que puede oscilar entre el 80% y el 120% de la cantidad fijada. Cada año se incrementa en proporción al aumento del límite salarial de los equipos. Para el 'draft' 2018, según las previsiones de la liga, un jugador elegido en uno de los cinco primeros puestos cobrará en su primer año entre 3,6 (5º) y 5,5 millones de euros brutos (1º). El contrato de novato puede alargarse hasta cuatro temporadas, con un incremento establecido para cada una de ellas. Las franquicias NBA pueden contribuir al pago de la cláusula de un jugador, pero con restricciones. Para la temporada 2018-2019 pueden pagar hasta 572.000 euros (al cambio actual) sin que afecte su límite salarial; a partir de ahí todo lo que aporten para ello tiene que salir del sueldo del jugador y afecta a las cuentas.

(Hay otro escenario: que sea elegido y no vaya a la NBA en las siguientes tres temporadas. Fue lo que hizo Mirotic, seleccionado en primera ronda de 2011 por Chicago Bulls y que no se marchó hasta 2014. Eso le permitió no estar sujeto a la escala salarial de novatos y firmar como agente libre con los Bulls).

La mejor manera de maximizar sus ingresos que tiene Doncic es ser elegido lo más arriba posible en 2018 y marcharse. "Para su poder adquisitivo, lo mejor para él es venir cuanto antes a la NBA", explica Falk. "La escala salarial de los novatos no es tan lucrativa, pero se trata de alcanzar el siguiente contrato lo antes que posible. Si se acerca a lo que se espera de él, ganará mucho más dinero en la NBA que lo que pueda ganar en cualquier en otro lugar. Así que tendría que tener un motivo asombroso para dejar pasar ese dinero y la oportunidad de jugar a un nivel más alto y quedarse en España".

El Real Madrid espera ser ese motivo, como lo ha sido en los últimos años con Sergio Llull, que ha rechazado varias ofertas de los Houston Rockets, la franquicia que tiene sus derechos. Pero el menorquín es la excepción y no la regla, y sus circunstancias no son similares a las de Doncic. Fue elegido con 22 años en la segunda ronda y los Rockets no se lanzaron a convencerlo hasta pasados unos años, ya convertido en estrella en Europa. Justo lo que ya es su compañero de equipo con solo 18 años. El techo de Doncic es mucho más alto, quizá el más alto que haya tenido nunca un jugador europeo a su edad.

"Va a ser difícil que siga con nosotros", reconoció en 2016 a 'Marca' Juan Carlos Sánchez, director de la sección de baloncesto del club madridista. "No nos gusta vender, nos fastidia que se vayan, pero si su destino es la NBA, será así". "Espero que siga con nosotros", dijo hace dos semanas Pablo Laso en 'Onda Madrid'. "Pero también entendemos que el jugador que no quiere estar en el Real Madrid o que decide tomar otra decisión es totalmente respetable. Queremos lo mejor para nuestros jugadores, pero queremos lo mejor para el Real Madrid. Eso no va a cambiar", añadió el técnico.

“Espero que siga con nosotros“, ha dicho Pablo Laso dobre Luka Doncic. (ACB Photo/A. Martínez)
“Espero que siga con nosotros“, ha dicho Pablo Laso dobre Luka Doncic. (ACB Photo/A. Martínez)

¿Qué puede hacer que Doncic aplace su marcha a la NBA? ¿Quedarse otra vez a las puertas de ganar la Euroliga? Solo él lo sabe. Lo único cierto es que el Madrid lo tiene muy difícil para retenerlo. Incluso un equipo con su historia, su prestigio y su potencial económico está muy lejos de la NBA. Si se cumplen las previsiones actuales, Doncic llegaría a Estados Unidos con un sueldo mayor que el de casi todos los jugadores en Europa y con galones de estrella. Difícil competir con eso.

El jugador, mientras, habla poco del asunto. "Ya he dicho muchas veces que no pienso en el futuro. Estoy en el mejor club posible, esta es mi segunda casa. Lo es ahora y siempre lo será", declaró en fin de año tras el partido contra el Movistar Estudiantes. Unos meses antes, durante el EuroBasket, dijo que era "genial" que la gente lo colocara como número 1 del 'draft' y que tenía "trabajar duro" para demostrar que podía ser la primera elección. Cuesta creer que, como dice, no esté pensando en una decisión tan importante en su carrera. Porque tanto si decide marcharse como si se queda, las consecuencias para su futuro económico (en Estados Unidos no solo tendrá un sueldo más alto, también firmará contratos publicitarios) y deportivo son enormes.

NBA

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios