Euroliga de Baloncesto: Doncic no basta para evitar que la racha del Real Madrid termine en Málaga
victoria del unicaja por 80-75

Doncic no basta para evitar que la racha del Real Madrid termine en Málaga

Unicaja fue mejor desde el principio y evitó que el Madrid, que consiguió empatar en el tercer cuarto, llegara al final con opciones de victoria. El equipo madridista llevaba 13 triunfos seguidos

Foto: Ray McCallum fue el máximo anotador de Unicaja con 15 puntos. (EFE)
Ray McCallum fue el máximo anotador de Unicaja con 15 puntos. (EFE)

Si algo había caracterizado al Real Madrid en su racha de 13 victorias (su última derrota había sido el 8 de diciembre en la cancha del Olympiacos) era el juego coral y solidario en ataque y defensa. Más allá de los 'flashes' que acapara Luka Doncic, todos los jugadores de la plantilla —excepto los lesionados, Chasson Randle y Dino Radoncic— habían sido importantes en algún momento de las últimas cinco semanas, algunos con regularidad. El Madrid estaba mostrando una versión desconocida en temporadas anteriores; menos atractiva, pero muy efectiva. La clave, esa aportación de todas sus piezas. Sin eso, cualquier rival en la Euroliga puede ganarte, como le recordó este viernes Unicaja, que ganó por 80-75.

Puede sonar extraño, pero no es fácil gestionar una racha tan buena como la que llevaba el Madrid. Los entrenadores intentan rebajar su magnitud. También Pablo Laso, que ya vivió hace unos años una bastante más larga en un curso que acabó como el rosario de la aurora. No le hace mucha gracia todo lo que genera alrededor del equipo ganar tantos partidos seguidos.

"Se empieza a hablar de nuestra racha, pero lo que me preocuparía es que la interiorizáramos. Las victorias están ahí y son las que son, pero siempre se pueden hacer la cosas mejor. Hemos hecho cosas bien y también cosas mal en estos partidos", dijo este jueves antes de viajar a Málaga. Viendo la actuación del equipo, no se puede decir que la haya interiorizado y se dejara ir, pero en el Martín Carpena el Madrid fue siempre a remolque y tuvo pocas opciones de ganar. Solo hubo un instante, con el marcador igualado en el tercer cuarto, en el que parecía que el partido podía cambiar, pero un triple de Waczynski a tablero y sobre la bocina borró esa ilusión.

"Hemos tenido la sensación de no poder imponer nuestro ritmo en la primera parte. Ha sido clave en el devenir del partido", explicó Laso tras el partido. "Hemos cometido muchos errores tanto defensiva como ofensivamente y ellos han sacado siempre provecho de ellos. Hemos sido poco consistentes en la primera parte y el Unicaja ha marcado el ritmo. En la segunda parte le hemos dado la vuelta pero no suficiente. Ellos han tenido acierto en momentos importantes y no hemos podido dar la vuelta a partido".

Lo destacable del último mes y medio del Real Madrid es que la mayoría de sus piezas ha funcionado bien casi todo el tiempo. Siempre ha tenido seis o siete jugadores con un rendimiento bastante alto. Eso es indispensable para un equipo que sigue siendo muy bueno, pero que se ha quedado sin tres jugadores diferenciales (Llull, Ayón y Randolph). La versión más esforzada y sacrificada del Madrid no puede permitirse el lujo de pelear en Euroliga con Doncic y poco más. Y eso fue lo que sucedió en Málaga.

El Real Madrid había ganado el partido de la primera vuelta. (EFE)
El Real Madrid había ganado el partido de la primera vuelta. (EFE)

Un motivo fueron los problemas de faltas de Facundo Campazzo y Walter Tavares, dos de los jugadores más importantes en defensa. Al caboverdiano le costó aterrizar tras ser fichado en noviembre, pero con el paso de las semanas ha acabado por convertirse en uno de los pilares atrás. No se trata solo de rebotes y tapones, también de acciones que no suele recoger la estadística. Cambia tiros, intimida, provoca cambios en los ataques contrarios... Sin él, la defensa del Madrid pierde bastante.

Tampoco apareció Fabien Causeur, Trey Thompkins estuvo gris y Felipe Reyes se pareció al Felipe Reyes de 37 años y no al de 27. Eso dejó muy solo a Luka Doncic, que encima había tenido fiebre y no había entrenado antes del partido por una amigdalitis. El esloveno, con 16 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias, encontró ayuda en los triples de Rudy Fernández y Jaycee Carroll en el intento de darle la vuelta en el último cuarto a un partido que Unicaja tenía dominado y que sentenció con los triples del citado Waczynski y Milosavljevic.

Tras perder contra Olympiacos, casi nadie (seguramente ni los propios jugadores) habría apostado por una racha de 13 victorias de este Real Madrid. Pero mes y medio después estos jugadores han conseguido algo que puede ser muy importante de aquí a dos meses: colocar al equipo en disposición de luchar por ser cabeza de serie en los 'playoffs'.

Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios