Florentino, en bruto (VII): "Guti es un subnormal, el peor enemigo de sí mismo"
  1. Deportes
LAS CINTAS SECRETAS DEL BERNABÉU

Florentino, en bruto (VII): "Guti es un subnormal, el peor enemigo de sí mismo"

El presidente ha reconducido algunas relaciones en los últimos años, pero otras siguen rotas y con difícil pronóstico

placeholder Foto: Guti, con Manuel Pellegrini, en una imagen de 2010. (Reuters)
Guti, con Manuel Pellegrini, en una imagen de 2010. (Reuters)

No es ninguna novedad que a Florentino Pérez no le gustan los futbolistas. Lo deja claro en las grabaciones que está publicando estos días El Confidencial y lo confirma el expresidente Ramón Calderón, con quien compartió Junta Directiva en el Real Madrid. “Florentino desprecia a los profesionales del fútbol. Siempre ha dicho que su entrenador perfecto sería un ingeniero de caminos”, dijo en una entrevista a este periódico.

Sin embargo, algunos jugadores son criticados con más pasión por el presidente del Real Madrid. En ocasiones, Pérez va más allá del rendimiento sobre el césped, acusando a sus jugadores de falta de disciplina, de inteligencia.

Foto: Míchel, durante su época como entrenador del Málaga. (EFE)

Si con Sergio Ramos o Cristiano Ronaldo el presidente mantuvo una relación de amor-odio, se puede decir que con Guti no hubo parte romántica. En marzo de 2007, cuando Pérez estaba fuera del club, criticó con dureza la renovación del mediapunta hasta 2010. “La ilusión que ha creado [Calderón] con Guti… dos partidos. Pensar que hay que confiar en Guti con todo lo que nos ha perdido Guti…”, dice Pérez.

No fue un calentón. Pérez regresó al Real Madrid en 2009 y Guti salió a la siguiente temporada, sin homenaje ni una despedida especial. El mediocampista de Torrejón, años después, lamentaría haber sentido “un gran vacío” por parte del club en el que jugó más de 500 partidos y donde llegó a ser uno de los capitanes.

Foto: Florentino Pérez celebra la victoria del Real Madrid en la final de la UEFA Youth League de 2020. (Cordon Press)

En octubre de 2012, cuando el jugador acababa de retirarse, Pérez volvió a cargar contra él, en esta ocasión por su fichaje como comentarista en la Cadena SER. “Guti es un jeta. Está como una cabra, es el peor enemigo de sí mismo. Le está bien empleado a la SER por contratar a un subnormal. Si es que es un subnormal. Y con la COPE pasará igual, les dejará tirados, no irá…”. Aunque regresó al Madrid en 2016 para entrenar a las categorías inferiores, volvió a marcharse dos años después ante la imposibilidad de ascender en el organigrama de técnicos del club.

Por último, está el caso de Luis Figo. El que fuera su pasaporte para acceder a la presidencia del Real Madrid (fue el fichaje estrella de su candidatura) terminó por convertirse en su mayor enemigo. Según se desveló recientemente en el documental 'Los galácticos', de ESPN, Figo nunca quiso firmar por el Real Madrid, hasta el punto de que casi llegó a llorar cuando tuvo que volar hacia Madrid. El portugués estaba convencido de que Lorenzo Sanz, que acababa de ganar la séptima Copa de Europa, revalidaría al frente del club, de modo que el precontrato con Florentino le serviría para renegociar su ficha en el FC Barcelona.

Foto: Casillas, durante su etapa como portero del Real Madrid. (Reuters)

Sin embargo, Florentino Pérez ganó y fue muy astuto: incluyó una cláusula por la que, si Figo incumplía, tenía que indemnizar al presidente con 35 millones de euros, que a la postre se emplearían para regalar el abono a todos los socios. El portugués tuvo que aceptar, pero la relación con Pérez ya estaba viciada. En septiembre de 2006, un año después de venderlo al Inter, el presidente acusa a Figo de acabar con la era de los galácticos: "Figo es el que jode el equipo. El mejor ha sido Zidane, sin ninguna duda. Figo ha sido un hijo de puta, como Raúl. Los dos más malos han sido Figo y Raúl".

Pérez consideraba que esta dupla, junto a Fernando Hierro, controlaba el vestuario y hacía y deshacía a su antojo, llegando al punto de echarle en cara fichajes como el de David Beckham. El presidente vendió a Figo y despidió a Hierro en plena celebración de un título liguero, pero no se atrevió con Raúl, que contaba con el apoyo de la afición. Así, en audios anteriores, Pérez reconoce que se vio forzado a dimitir en 2006, entre otras cosas, porque no podía con Raúl.

Foto: Florentino Pérez y Raúl celebran el triunfo en la final de la UEFA Youth League. (EFE)

Raúl regresó, pero las relaciones entre Figo y Florentino se han agriado aún más con el paso de los años. Embajador de la UEFA y sin hueco en la estructura del Real Madrid, Figo fue de los primeros en levantar la voz contra el proyecto de la Superliga: "La Superliga es una ruina para el fútbol y una trama egoísta. Un plan descabellado", dice el exfutbolista, que lanza un último dardo a Florentino, sin citarle: “Procede del presidente de un solo club (no el dueño) y de un dirigente de una organización de fútbol”.

No es ninguna novedad que a Florentino Pérez no le gustan los futbolistas. Lo deja claro en las grabaciones que está publicando estos días El Confidencial y lo confirma el expresidente Ramón Calderón, con quien compartió Junta Directiva en el Real Madrid. “Florentino desprecia a los profesionales del fútbol. Siempre ha dicho que su entrenador perfecto sería un ingeniero de caminos”, dijo en una entrevista a este periódico.

Real Madrid Mesut Özil José María Gutierrez 'Guti' Luis Figo Florentino Pérez
El redactor recomienda