Florentino, en bruto (VI): "Míchel echó a Mata del Castilla para poner a su hijo, es una estafa"
  1. Deportes
LAS CINTAS SECRETAS DEL BERNABÉU

Florentino, en bruto (VI): "Míchel echó a Mata del Castilla para poner a su hijo, es una estafa"

El presidente considera que las leyendas de los 80 solo quieren una nómina en el club, pero no un puesto de dirección

placeholder Foto: Míchel, durante su época como entrenador del Málaga. (EFE)
Míchel, durante su época como entrenador del Málaga. (EFE)

La relación de Florentino Pérez con la Quinta del Buitre siempre ha sido espinosa. Se trata de un grupo con gran peso emocional entre la afición que el presidente no ha sabido, o no ha querido, ubicar en la estructura del club. Solo Emilio Butragueño, que definió al presidente como "un ser superior", ha ostentado cargos a lo largo de los mandatos de Pérez, mientras que Miguel Pardeza ejerció como director deportivo durante cinco años, entre 2009 y 2014, por petición expresa de Jorge Valdano.

Foto: Florentino Pérez celebra la victoria del Real Madrid en la final de la UEFA Youth League de 2020. (Cordon Press)

Según se escucha en los audios a los que ha accedido El Confidencial, Pérez considera que la única intención de la Quinta, una vez retirados, es la de “vivir toda la vida del Real Madrid, hasta que se mueran”, así como que rechazan cualquier cargo en la junta directiva al no ser remunerado. “Estos lo que quieren es cobrar 100 millones (de pesetas, unos 600.000 euros) al año del Madrid. Lo tienen muy claro. Pero todos: el Buitre, Míchel, Martín Vázquez, Sanchís… la Quinta del Buitre, entera”.

Tras abandonar el Bernabéu con destino a México en 1996, Míchel regresó al Real Madrid una década después, de la mano de Ramón Calderón. Fue para hacerse cargo de uno de los mejores Castillas que se recuerdan. Allí estaban Borja Valero, De la Red, Negredo, Dani Parejo o los hermanos Callejón, todos con trayectoria posterior en el primer nivel, aunque fuera del Bernabéu.

Foto: Mourinho y Cristiano Ronaldo, en una rueda de prensa de 2012. (Reuters)

También estaba Juan Mata, quizá el mejor jugador de aquel equipo, que compartió vestuario con Adrián González, hijo de Míchel. Ambos jugaron la temporada completa, pero el resultado fue calamitoso: el Castilla fue decimonoveno en Segunda División y descendió de categoría.

placeholder Juan Mata, jugando para el Castilla. (EFE)
Juan Mata, jugando para el Castilla. (EFE)

Hubo desbandada general en el Castilla: Negredo marchó al Almería, Adrián al Celta, Granero al Getafe…, pero, de todas las salidas, la que más sorprendió al aficionado fue la de Juan Mata al Valencia. Fijo en todas las selecciones juveniles y segundo máximo goleador del Castilla, existía el consenso de que Mata era uno de los pocos con nivel para ascender al primer equipo ese mismo año.

Para Florentino, el movimiento está relacionado con el interés de Míchel por despejarle el camino a Adrián González. “Yo creo que a Mata es Míchel el que le hace el agujero, es el que le echa para que juegue su hijo. Vamos, eso es así”.

El presidente culpa a Míchel del descenso del Castilla y lo tiene en baja consideración como técnico. De hecho, afirma que el único motivo de que esté en el Real Madrid es por recomendación del periodista José Ramón de la Morena, por entonces director de 'El Larguero' en la Cadena SER. “Míchel es un estafador. Es un malísimo entrenador. Lo ha puesto de entrenador del Madrid De la Morena, vamos, absolutamente. Es su protegido, pero vamos, que no es entrenador: tú no puedes entrenar a un Segunda División cuando en Segunda B lo has hecho muy mal (en referencia al Rayo Vallecano, el primer club en el que entrenó Míchel, en Segunda B)”.

Foto: Casillas, durante su etapa como portero del Real Madrid. (Reuters)

Se da un curioso paralelismo entre este comentario y la situación de Zinedine Zidane en 2014. El francés se hizo cargo del Castilla en 2014 en Segunda B, también con uno de sus hijos (Enzo) en el equipo, y fue incapaz de clasificarlo para el 'playoff' de ascenso a pesar de que tenía una de las plantillas más fuertes de la categoría. Sin embargo, en este caso, Pérez no aplicó el mismo rasero que con Míchel y lo hizo entrenador del primer equipo al siguiente año. La decisión conllevó la época de victorias más notable en la trayectoria del presidente.

Al respecto, Florentino considera que el ejemplo a seguir es el de Bernd Schuster, que empezó entrenando a equipos modestos para ir acumulando experiencia. “Schuster es el clásico ejemplo de un buen tío que va a ser buen entrenador. Estoy convencido de que va a ser un buen entrenador. Es uno de los pocos tíos al que le he escuchado decir que no estaba preparado aún para dirigir al Madrid… Qué gusto da oír esto, macho”.

"La Quinta lo que quiere es un sueldo del Madrid para toda la vida"

El presidente hace este comentario en septiembre de 2006, unos meses antes de que Ramón Calderón fiche al alemán como entrenador del Real Madrid. Impulsado por los goles del pichichi Van Nistelrooy, Schuster gana la Liga en su primera temporada, pero en la segunda, con el delantero holandés lesionado, es destituido en diciembre después de asegurar que era imposible que el Real Madrid ganase al Barcelona antes de un clásico y tras una dolorosa eliminación en Copa contra el Real Unión de Irún.

Foto: Florentino Pérez y Raúl celebran el triunfo en la final de la UEFA Youth League. (EFE)

Nos encontramos ante otra profecía errónea de Florentino, como las de Casillas y Del Bosque, ya que, desde la salida de Schuster del Madrid, el alemán no volvería a entrenar a un equipo de primer nivel (de hecho, se encuentra sin trabajo desde 2019, tras ser despedido del Dalian Yifang chino).

Por último, Pérez es cuestionado sobre Manolo Sanchís en febrero de 2009, cuando el excentral del Real Madrid flirteó con la posibilidad de presentarse a las elecciones a la presidencia para suceder a Ramón Calderón. Como en los casos anteriores, Florentino descarta la posibilidad de que se presente, ya que no buscaría el poder, sino una nómina en el club. “No, yo soy amigo de Sanchís y este lo que quiere es trabajar conmigo. Estos (refiriéndose también al resto de la Quinta) lo que quieren es cobrar del Madrid”.

“No se les pasa por la imaginación otra cosa (que cobrar del club). ¿Y sin cobrar? Hombre, no, estos tíos también necesitan dinero. Tienen dinero, pero vamos, no ponen dinero para unas elecciones. Ni avalan, ni se gastan en la campaña lo que hay que gastar… Y te hablo con conocimiento de causa”, zanja el presidente sobre Sanchís, su amigo personal.

La relación de Florentino Pérez con la Quinta del Buitre siempre ha sido espinosa. Se trata de un grupo con gran peso emocional entre la afición que el presidente no ha sabido, o no ha querido, ubicar en la estructura del club. Solo Emilio Butragueño, que definió al presidente como "un ser superior", ha ostentado cargos a lo largo de los mandatos de Pérez, mientras que Miguel Pardeza ejerció como director deportivo durante cinco años, entre 2009 y 2014, por petición expresa de Jorge Valdano.

Míchel Real Madrid Castilla Florentino Pérez Real Madrid Quinta del Buitre Juan Mata
El redactor recomienda