LA ORGANIZACIÓN RETIRA LA SANCIÓN AL ESPAÑOL

El Dakar vence a un Joan Barreda reventado: tira la toalla exhausto y obligado

A falta de tres etapas, Sainz conserva 50 minutos de ventaja sobre Peterhansel. Por su parte, Joan Barreda se bajó de la moto totalmente exhausto debido al esfuerzo realizado con su físico muy tocado

Foto: Joan Barreda se bajó de la moto este miércoles. (Reuters)
Joan Barreda se bajó de la moto este miércoles. (Reuters)

Jornada de contrastes en el Dakar. Mientras Carlos Sainz mantiene el liderato en coches tras cubrirse una nueva etapa, Joan Barreda decidió arrojar la toalla. Vuelve a casa reventado por el esfuerzo realizado con varias lesiones que finalmente han sido definitivas. Han forzado a un exhausto piloto a decir basta y optó por bajarse de la moto, su físico no daba para más. Carlos Sainz (Peugeot) terminó tercero en la undécima etapa y mantiene a raya al francés Stéphane Peterhansel (Peugeot), que acabó en cuarto lugar, diez segundos por detrás del madrileño, quien está todavía más cerca de ganar su segundo título gracias a que la organización haya decidido anular la sanción impuesta de 10 minutos.

El ganador de la etapa, entre Belén y Chilecito (Argentina), fue el holandés Bernhard Ten Brinke (Toyota), que completó los 280 kilómetros cronometrados del día en 4 horas, 10 minutos y 54 segundos, con una ventaja de 4 minutos y 40 segundos sobre Sainz. A falta de tres etapas, Sainz conserva cincuenta minutos de ventaja sobre Peterhansel y los dos Peugeot se mantienen en las dos primeras posiciones del rally, objetivo de la marca francesa para culminar la carrera.

Una de las etapas más temidas del Dakar

La etapa de este miércoles era una de las más temidas por los pilotos, pues atravesaba la zona de Fiambalá, ya clásica desde que el Dakar se celebra en Sudamérica, y donde sus dunas blandas y calor han decidido la carrera en ediciones anteriores. La victoria de Ten Brinke es un respiro para Toyota, fabricante japonés que acumula en este Dakar su tercera etapa ganada para romper la hegemonía de Peugeot, que ha impuesto en las restantes.

"Fiambalá es una de las etapas clásicas de este rally donde siempre han pasado cosas, así que estoy muy contento de haberla dejado atrás. Sinceramente, la idea era haber acabado detrás de Stéphane para salir mañana detrás de él, pero bueno" explicaba Sainz al terminar la jornada, "para los tres días que quedan, la verdad es que no estoy nervioso. Tengo el pelo un poco blanco ya y unos cuantos rallies a mis espaldas. Si me pongo nervioso, es que algo no va bien".

Pasado Fiambalá, al Dakar le quedan por recorrer 2.000 kilómetros, de los que unos 1.050 serán de competición, rumbo a Córdoba (Argentina), donde el sábado los pilotos pasarán por el podio de meta. Los pilotos afrontarán este jueves la segunda etapa más larga de todo el rally, con 929 kilómetros de recorrido, de los que 369 serán cronometrados. Carlos Sainz ganó el Dakar en el año 2010 con la marca alemana Volskwagen y está encaminado a ganar su segundo rally tras haber registrado cinco abandonos consecutivos en años anteriores.

Por contra, Joan Barreda abandonó este miércoles al presentar problemas físicos en la undécima etapa, cuando marchaba en la segunda posición de la clasificación general del rally. Barreda comenzó la etapa, entre Belén y Chilecito (Argentina), aparentemente muy cansado, ya que arrastraba dos lesiones, una en la mano izquierda y otra en una rodilla, producida durante una caída de hace cuatro días, en la séptima etapa.

El piloto castellonense se desvió de la ruta del día, de 485 kilómetros, de los que 280 eran cronometrados, para dirigirse a un punto médico en Fiambalá, punto de llegada de la etapa, antes de comunicar su abandono. A la altura del kilómetro 98 de la especial del día alertó a la organización de un accidente con lesiones, al pulsar el botón rojo que llevan todos los pilotos en sus motos, pero instantes después reanudó su marcha y buscó ayuda médica, según informó la organización del Dakar.

En la imagen, Joan Barreda. (EFE)
En la imagen, Joan Barreda. (EFE)

El motociclista se encontraba a 39 minutos del líder de la carrera, el austríaco Matthias Walkner (KTM), a falta de cuatro etapas para disputarse. A pesar de haber escalado hasta la segunda posición de la general, Barreda fue uno de los perjudicados de la décima etapa, entre Salta y Belén, al perderse en la ruta y alejarse hasta diez kilómetros del camino correcto junto a otros pilotos.

Los pilotos del Dakar afrontaban una etapa 'maratón', en la que no podían recibir ningún tipo de asistencia mecánica durante toda la etapa, ni siquiera en al término del recorrido, donde las motos quedarán resguardadas en un parque cerrado para afrontar la etapa de este jueves, de 723 kilómetros, en las mismas condiciones. Con este abandono, Barreda se queda sin ganar el Dakar en su octavo intento, con su mejor resultado el año pasado al conseguir un quinto puesto.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios