Rally Dakar: La angustia de Jesús Calleja: superar lo más duro del Dakar y ¿caer por gasolina guarra?. Noticias de Deportes
salÍa a la etapa de este JUEVES con retraso

La angustia de Jesús Calleja: superar lo más duro del Dakar y ¿caer por gasolina 'guarra'?

Tras una magnífica actuación en esta durísima primera semana en las dunas peruanas, el aventurero español está a punto de abandonar por culpa de un combustible defectuoso

Foto: Jesús Calleja en su Jeep por el desierto de Perú.
Jesús Calleja en su Jeep por el desierto de Perú.

“No sabéis qué decepción es estar aquí tirado después del pedazo de rallie que estamos haciendo, y por culpa de un combustible que nos han puesto malo”. Justo después de superar las terribles etapas de dunas peruanas, el aventurero Jesús Calleja se enfrentaba a otra de las decenas de trampas que continuamente amenazan a un participante del Dakar. La arena que tantos estragos ha hecho estos días no pudo con él leonés y su copiloto Jaume Aragall, pero un combustible defectuoso -como está ocurriendo con otros participantes- tienen a Calleja y a su compañero al límite del abandono cuando están a punto de llegar a la jornada de descanso.

La caravana ya había partido hora y media antes para afrontar la sexta etapa que parte de Arequipa y pasa a Bolivia. Mientras tanto, los mecánicos de Calleja trabajaban como locos para reparar una avería en el motor “que es seria”, según el aventurero español, y que le hacía temer por el abandono sin haber podido salir siquiera al enlace. Sin embargo, poco después de contar por las redes sociales su problema y sus temores al abandono, los mecánicos lograron arrancar su montura. Pero todavía necestia reincorporarse a la carrera, y después le quedaría el calvario por delante de la conducción nocturna para completar la larga etapa de este jueves.

Siempre entre los cincuenta primeros

La actuación de Calleja en su segundo Dakar está sorprendiendo, ya que ha logrado sobrevivir a la primera semana más dura que la prueba ha vivido desde que llegó a Sudamérica con una gran actuación, con altísimo porcentaje de abandonos.. El martes incluso fue el tercer mejor piloto español en la meta, en la que remontó quince posiciones para situarse trigésimo séptimo absoluto en la clasificación general. Tras la jornada del miércoles hasta Arequipa estaba situado en la cuadragésimo segunda, rondando siempre durante la carrera entre los cincuenta primeros desde la segunda etapa.

“Cada día nos dicen que la etapa será la más dura, y al día siguiente te dicen lo mismo”, explicaba el español antes de salir a la que fue su mejor jornada en el Dakar. Pero lo cierto es que la actuación de Callejo no es fruto de la casualidad, sino de una intensa preparación en el terreno que más disgustos le dio en su primera participación en la prueba, como explicaba a El Confidencial justo antes de partir hacia Lima.

Una preparación a conciencia en las dunas

"Para mí no hay deporte más duro que escalar ocho miles, te puedes morir de muchas maneras, y te mueres. He ido andando al Polo Norte y Sur, una prueba durísima que te exige preparación y estar muy bien amueblado psicológicamente. Pero el Dakar, que parece sencillo… Como había subido al Everest, había buceado y que había hecho de todo, la primera vez fui sobrado pensado: “El Dakar me lo como con patatas. Pero el Dakar me puso en mi sitio”".

La única vez que he estado a punto de matarme fue en dunas, en moto, preparando el Dakar”, contaba Calleja a El Confidencial, “tuve 18 fracturas, estuve más muerto que vivo, y fue en una duna. Son un puto infierno como no aprendas a leerlas y conocerlas. Solo aprendes con gente que te enseñe, y haciendo miles de kilómetros de dunas. Ahora las conozco, en 2011 no”.

Las pruebas de Nasser Al Attiyah

Calleja se embarcó a conciencia en un intenso programa de preparación para la conducción en dunas y arena, que ha supuesto una importante inversión económica, y que también contó con la ayuda personal de mismísimo Nasser Al Attiyah, con quien el leonés tiene una especial amistad desde que le prestara ayuda en un raid. Gran especialista en las dunas, el qatarí incluso patrocina la participación de Calleja en el presente Dakar. “Hay que trabajarte mucho. Sobre todo en las dunas, que son otro cantar. Hay que hacer muchísimos kilómetros para saber moverte en ellas. Este año he corrido en Abu Dabi, 4.000 km de dunas, las más salvajes del planeta y con temperaturas de 50 grados. He corrido en Marruecos, la Baja Aragon y California y he hecho muchos tests. Es la única manera de hacer el Dakar preparado", comentaba en la entrevista.

Por tanto, la actuación de Calleja en esta durísima primera semana no es casual. El aventurero español contaba cómo Al Attiyah le ponía una prueba tras otra, “en Abu Dabi, en el rallie no más duro pero sí más difícil, me dijo “si sobrepasas esto, te voy a ayudar”. Todos los días me hacía un test para ver si acababa. Y al final confió en mí porque lo terminé”.

Calleja cuenta con la ayuda de Jaume Aragall, su 'sherpa' dakariano. “Aquí, lo mismo, sin el copiloto aquí no se va a ningún sitio. Jaume, mi copiloto, es quien me ha enseñado, sabe más de dunas que yo. Ahora me dice que el alumno ha aprendido, y es que me ha ayudado muchísimo”. De aquí su desesperación ante una etapa a la que sale con enorme retraso y peligro de llegar fuera de horario. Por culpa de un combustible 'guarro'. ¿Logrará sobrevivir el aventurero leonés? Pero en el Dakar, hasta el rabo todo es toro, y Calleja las ha pasado en su vida de todos los colores.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios