'Sound of Metal': ira a golpe de batería en una de las mejores películas del año
  1. Cultura
  2. Cine
ESTRENOS DE CINE

'Sound of Metal': ira a golpe de batería en una de las mejores películas del año

Riz Ahmed y Olivia Cooke protagonizan este drama oscuro y violento ambientado en el mundo del art-metal

Foto: Riz Ahmed es un batería sordo en 'Sound of Metal'. (Amazon Prime Video)
Riz Ahmed es un batería sordo en 'Sound of Metal'. (Amazon Prime Video)

Es sabido que en el cine, como en casi todo, las apariencias suelen resultar engañosas, y eso es algo que resulta particularmente cierto en el caso de ‘Sound of Metal’. Su cartel promocional muestra en plano medio a un baterista de pelo decolorado y pecho tatuado que permanece alerta frente a su instrumento, listo para aporrearlo con la baqueta. Y, en su escena inicial, la ópera prima de Darius Marder, que se estrena hoy en Amazon, se sitúa en el medio mismo de una ensordecedora actuación durante la que el dúo al que pertenece ese músico ofrece una explosión sonora compuesta de ritmos avasalladores, gruñidos y un guitarreo atronador. Y esas dos imágenes, sumadas a la fama que se granjeó la película al ser presentada mundialmente en la penúltima edición del Festival de Toronto -durante la proyección, los servicios de emergencia médica irrumpieron en la sala para atender a un espectador que había sufrido un desmayo-, predisponen al espectador para un tipo de experiencia cinematográfica violenta, cruda y hostil. Nada que ver con lo que ‘Sound of Metal’ proporciona durante el resto de su metraje.

Tráiler de 'Sound of Metal'

El baterista decolorado se llama Ruben (Riz Ahmed), y se encuentra de gira por el Medio Oeste de Estados Unidos junto a su novia, Lou (Olivia Cooke), junto a la que integra una banda de art-metal llamada Blackgammon. El joven, adicto a la heroína pero sobrio desde hace cuatro años, viste camisetas estampadas con logos de grupos hardcore y bandas experimentales como Einstürzende Neubauten pero, en realidad, pasa las mañanas haciendo ejercicio, preparando batidos y bailando con su chica a ritmo de plácida música jazz. Un día, poco antes de un concierto, de repente siente que ha perdido buena parte de su capacidad auditiva, y tras una aterrada visita al médico descubre que el problema no solo no va a remitir sino que se agravará, y rápido. Y el resto de la película detalla el viaje de Ruben hacia el mundo de los sordos, sembrando dudas en el proceso sobre si el muchacho será capaz de salir psicológicamente indemne de la transición.

Riz Ahmed es Ruben en 'Sound of Metal'. (Amazon)
Riz Ahmed es Ruben en 'Sound of Metal'. (Amazon)

Para ello, Marder genera dosis considerables de tensión dramática a través de un diseño de sonido que amplifica la confusión y la rabia que azotan a su protagonista, a menudo a través de cambios abruptos de enfoque: primero nos adentra en la perspectiva de Ruben -la banda sonora pierde sus contornos, las voces se difuminan y se ahogan- y luego, de repente, la película abre plano para presentarnos todos los sonidos cotidianos que él ya no puede escuchar, ya sean las risas de un grupo de comensales o sus propios dedos golpeando rítmicamente un tobogán.

Desde el principio, ‘Sound of Metal’ deja claro que es solo durante sus actuaciones que Ruben se siente realmente vivo y en paz consigo mismo. Crear música se ha convertido en su droga de repuesto, en el nuevo suministro de su dosis. Necesita sus conciertos para dar salida a sus impulsos autodestructivos, o al menos eso es lo que él cree; y, cuando pierde el oído, todo su mundo parece derrumbarse. Mientras lo observa, la película deja cada vez más claro que su asunto principal no es la sordera sino los efectos de la adicción, y para hablar de él rehuye casi todos los clichés habituales en el cine de esa temática. Marder prefiere dejar que la historia se desarrolle con naturalidad y de forma honesta, y por tanto se abstiene de someterla a empujones o sacudidas melodramáticos.

Olivia Cooke vuelve a demostrar lo arriesgado de sus elecciones. (Amazon)
Olivia Cooke vuelve a demostrar lo arriesgado de sus elecciones. (Amazon)

Sin duda, a la indudable pegada emocional que la película logra en cualquier caso contribuye el trabajo interpretativo de Ahmed. En su piel, Ruben es un hombre sensible e inteligente pero también proclive a dejarse llevar por su propia ira, pero no porque ha perdido el oído sino porque ya no puede engañarse a sí mismo diciéndose que todo está bajo control. Su amplia mirada refleja una dulzura y una vulnerabilidad demoledoras, y mucho miedo ante la necesidad de aceptar su nueva realidad de forma calma y paciente y el irrefrenable impulso de permanecer dentro de ese sonido que tan acogedor y reconfortante le resulta, o ante la dificultad para entender que para salvarse no necesita reparar su oído, sino expandir el alcance de sus miras.

Cartel de 'Sound of Metal'
Cartel de 'Sound of Metal'

Es finalmente gracias a ese trabajo mayúsculo, el mejor de un actor que lleva años sorprendiendo -en ficciones como ‘Nightcrawler’ (2014), ‘Los hermanos Sisters’ (2018) y la miniserie ‘The Night Of...’- que ‘Sound of Metal’ resulta tan elocuente acerca de la pérdida y el dolor, y sobre lo que hacemos con nuestras vidas cuando cambian de forma irrevocable.

Foto:  Ia Sukhitashvili protagoniza la ópera prima de Dea Kulumbegashvili, 'Beginning'. (Surtsey)
Foto: Aurel dibuja la historia del artista catalán Josep Bartolí en 'Josep'. (Filmin)
Críticas de cine Cartelera y estrenos de cine Cine
El redactor recomienda