Jiménez Losantos: "Letizia siempre será una progre, pero le ha dado una familia al Rey"
  1. Cultura
entrevista

Jiménez Losantos: "Letizia siempre será una progre, pero le ha dado una familia al Rey"

El periodista radiofónico publica 'La vuelta del comunismo' y carga a izquierda y derecha contra Sánchez, Iglesias, Casado, Arrimadas o el padre Ángel

Foto: Federico Jiménez Losantos. (Jorge Álvaro Manzano)
Federico Jiménez Losantos. (Jorge Álvaro Manzano)

No hay un solo hueco libre encima de las dos mesas del despacho de Federico Jiménez Losantos (Orihuela del Tremedal, 1951). Los libros que se apilan son algunos de los que se han utilizado para su última obra, 'La vuelta del comunismo' (Espasa), un ensayo político que continúa ahondando en una ideología que ya abordó en 'Memoria del comunismo. De Lenin a Podemos' (La Esfera de los Libros).

Es tan fiero el león como lo pintan sus enemigos. En la distancia corta, es un hombre amabilísimo que bromea en cuanto puede. “Toma esto, que quiero sobornarte”, dice. Y abre una caja con mascarillas higiénicas con su firma serigrafiada. “Tienen biocida, esto mata todo”, añade. Y sonríe. En una de las paredes, un cuadro que reproduce su rostro. En otra, una reproducción de ‘Retrato de un caballero’, de Carpaccio, cuyo original se expone en el Museo Thyssen. A los pies del retrato, una caja de sobaos El Macho.

PREGUNTA. Supongo que es el primer libro con nueve revisiones por parte del abogado de la editorial.

'La vuelta del comunismo'.
'La vuelta del comunismo'.

RESPUESTA. Tenemos un Gobierno liberticida, criminal, que si te puede meter el cuerno, lo hará. Y la editorial ha hecho una apuesta muy grande sacando una enorme tirada, algo insólito en un ensayo político, y lo que no querían es el riesgo de un secuestro. Nueve veces ha peinado el abogado todo el contenido, sobre todo el referente a la dinastía Iglesias. Han sido detalles como un adjetivo, por ejemplo, porque el fondo es histórico, es tal cual. Estamos hablando de una situación revolucionaria, la que tiene España en estos momentos, dirigida por un personaje siniestro como es Pablo Iglesias, con una familia mucho más siniestra de la que ha presumido. Entre las cosas que aparecen en el libro, está la verdad del abuelo y del padre. La suya más o menos es conocida, pero claro, de lo que él ha presumido no se conocía la verdad. Estoy seguro de que se ha enterado de muchas cosas por mi libro. No sé si le gustará.

"Entre las cosas que aparecen en el libro, está la verdad del abuelo y del padre de Iglesias"

P. Usted ya sabe lo que es que le pongan una querella...

R. ¡Por una opinión! Estamos viviendo a nivel mundial una epidemia de puritanismo comunista; el modelo comunista de toda la vida, pero que viene de Estados Unidos, con las universidades de élite imponiendo una censura como no se ha visto nunca. Han prohibido a Mark Twain y prohibirán el 'Quijote', porque como Cervantes es islamófobo, perdió un brazo en Lepanto... Yo dedico la parte final del libro a dos variantes del marxismo, que son la variante racista y la feminista, que son inquisitoriales y abarcan todos los ámbitos. Dicen, por ejemplo, de Maradona, “este es un sujeto racializado”. ¿Qué leches es eso? Quiere decir que ya lo has colocado en un grupo bueno frente a los malos. Y para censurar siempre. Esto, en España, se agrava porque se le añaden la censura nacionalista, la lingüística y ahora la de los comunistas.

Cómo no va a tener miedo un periodista que empieza. Como primer paso, tienes que empezar siendo incoloro, inodoro e insípido. Si no, no entras.

Federico Jiménez Losantos.
Federico Jiménez Losantos.

P. En el libro, menciona dos ideas que considero buenas y necesarias 'per se', el feminismo y el ecologismo. ¿Qué hemos hecho para pervertirlas, según su opinión? Por cierto, qué desafortunado hablar de feminazis…

R. Eso se jodió cuando los comunistas se hicieron con ello. Con la caída del Muro de Berlín se hundió el comunismo, pero ellos siguieron ahí. Todo el mundo sabía que el comunismo era malo, porque es una ideología de profesores y periodistas, nunca ha sido de obreros, como la socialdemocracia. Así que decidieron darle la vuelta y empiezan a utilizar lo que antiguamente se llamaban los frentes secundarios. Una cosa que hizo muy bien Münzenberg, que fue el maestro de Goebbles. Se trata de coger un elemento que te permita dividir la sociedad en buenos y malos, y tú, siendo el bueno, condenas al resto.

Cuando el feminismo era la lucha por lograr la igualdad de las mujeres… Mira doña Emilia Pardo Bazán, que pedía dos cosas: no nos protejan y acceso igual a los empleos. Luego igual ascenderemos, nos irá mejor o peor… Necesitamos estudiar para ser libres. Eso, que es el ideal burgués, se consiguió prácticamente en España, incluso en la dictadura, primero con Primo de Rivera, que es la primera vez que se vota en las municipales, en la República, a pesar de las izquierdas, sale adelante con Clara Campoamor… Y llega un momento en que se hace con el asunto la tal Judith Butler y toda esta gentuza, que se basa en negar la biología.

"Llegamos al ridículo de Casado diciendo que 'el negacionismo de Vox es letal'. Vox dice lo mismo que tú hace un año, so farsante"

El marxismo moderno se apropia de todo eso y distingue los que aceptan el movimiento feminista y los que lo rechazan. Todos los que no lo admiten tal y como dicen ellos son unos fascistas, violadores, maltratadores, todos los hombres son nazis… Y llegamos al ridículo de Pablo Casado diciendo que “el negacionismo de Vox es letal”. Vox dice lo mismo que decías tú hace un año, so farsante.

Esto tiene difícil solución, porque necesitas un movimiento frontal que ya hay en Estados Unidos. Trump es un imbécil, pero ha conseguido una cosa: que la mitad del país no soporte a los progres. Y solo por eso bien merece un respeto. Uno es un imbécil y los otros, además de imbéciles, son canallas que están imponiendo una dictadura insoportable. ¿No se va a leer ‘Huckleberry Finn’? ¿Se quitan las estatuas de Colón recibiendo de Isabel la Católica el testamento que da derechos a los indios? Cuando veo a Nancy Pelosi arrodillada ante los negros… Pero, vamos a ver, Nancy, ¿has matado algún negro en tu vida? Que es muy capaz. Si es que sí deja el Congreso. Pero si no, tía pelleja, entonces, ¿qué coño haces?

Federico Jiménez Losantos.
Federico Jiménez Losantos.

P. En el libro, destaca la infantilización de la política en estos tiempos. Yo le añadiría la cursilería, de la que me temo que no se escapa ningún partido.

R. Sí, cito a Ayaan Hirsi Ali [activista nacida en Somalia], que habla de que han implantado la democracia. Vamos, que la emoción es la que tiene que dominarlo todo. El caso más reciente es Maradona. Un despreciable sujeto que jugaba bien al fútbol, como ocho o 10 más. Cuando murieron Di Stéfano o Cruyff, no pasó nada igual, y cuando se muera Ronaldo el gordo, que ha ganado varios mundiales, tampoco pasará. Pero como Maradona es comunista… Podía ser maltratador, violador, pedófilo, drogadicto, amigo de la camorra, de todos los narcos… Borges, en cambio, dijo que Pinochet le parecía mejor que los comunistas y nunca le dieron el Nobel. A Hayek le costó 10 años encontrar editor para ‘Camino de servidumbre’, Orwell tardó años en publicar ‘Rebelión en la granja’… Estamos otra vez como en los años treinta.

P. Hablemos de uno de los protagonistas del libro, vicepresidente segundo del Gobierno y apodado por usted marqués de Galapagar. Dice que el éxito de Pablo Iglesias se debe a la ceguera ajena. ¿Quiénes son los ciegos?

R: Primero, el Gobierno del PP, el imbécil de Mariano Rajoy y la siniestra de Soraya, que le dan una cadena de televisión a un tío que era lo único que quería, porque quiere ser estrella, quiere ser Hugo Chávez. ‘Aló emperador’, ‘Aló Conducător’, ‘Aló Gran Timonel’… ¡Y le dan La Sexta! Ahora tiene tanto poder que se puede permitir pelearse con los Ferreras. El problema es no entender que un comunista es un comunista. Y ser un comunista en los dos mil es ser auténticamente un criminal. Cuando ya se sabe que lo único que hace [el comunismo] es crear pobreza, sangre, muerte… Ser comunista hoy es ser un hijo de puta de marca mayor. Es lo único que te permite tener un poder ilimitado, y Pablo Iglesias es de esos. Y lo suele explicar muy bien, es bastante sincero, lo que pasa es que la gente no le hace caso cuando habla. Él es un niño mimado que cree que sus deseos son órdenes. Estos han hecho más cosas en 10 meses con el estado de alarma que Hugo Chávez en 10 años. Va a una velocidad vertiginosa.

"Estos han hecho más cosas en 10 meses con el estado de alarma que Hugo Chávez en 10 años"

P. ¿Pedro Sánchez también es ciego o mira para otro lado?

R. Pedro Sánchez solo cree en Pedro Sánchez. Se ha cargado el PSOE, que quizás era una cosa buena para España, el problema es que no hay otro partido en el centro izquierda. El problema es que Podemos no llega solo. Porque llega débil, pero con la ETA y la Esquerra, y esa triada es indestructible. Han hecho un apaño que es letal. Y la oposición es tan estúpida que, por comodidad, prefiere pensar lo que siempre en los países donde ha triunfado el comunismo: “Eso aquí no puede pasar”. Prefieren pelearse entre ellos. Esta mañana, leía las declaraciones de Casado… Mira, te suelen engañar en política, pero el grado de mentira suicida de este modorro diciendo que nunca pactará con Vox… Si no lo haces, nunca habrá alternativa en España. Es más, la única alternativa será Vox. Tú eres tonto.

P. En el libro, narra las cinco horas que pasó Pablo Casado para intentar convencerle de un pacto con el PSOE. ¿Ha hablado con él desde aquel discurso en la moción de censura?

R. No he hablado con él, porque se portó como un miserable. A mí, durante los dos años que lo he tratado, me hablaba no de su amigo, sino de “mi hermano Santi”. En el debate que tuvimos en esa comida, porque Casado es muy limitado y muy cabezón, fue como hablar con un adoquín. Con Abascal hice lo mismo, le traje aquí dos horas y le planteé: “Ofrécele tus votos a cambio de que gobierne en solitario. Pacta dos años, y volvemos a hablar. Pero que no haya comunistas ni separatistas”. Al menos lo pensó, le dio vueltas y al final se dejó llevar. El otro ni lo consideró. ¿Y todo para qué? ¿Para que te adopte la izquierda? Es que es tonto. Se carga la derecha y la izquierda lo va a escupir. El discurso de Casado contra Abascal es lo peor que ha pasado desde la llegada al Gobierno de los comunistas. Son un grupo de idiotas. Casado es un mal bicho, y con uno así en el Gobierno, ni hablar. Ya tuvimos suficiente con Rubalcaba.

"Estuve una tarde entera en la Moncloa con Iván Redondo, y menos hacer el amor, hicimos de todo"

P. Hay un personaje que despierta fascinación entre los colegas críticos con el Gobierno y se llama Iván Redondo…

R. Me llamó una vez y estuve una tarde entera en la Moncloa poco después de llegar al poder Sánchez, antes de que llegara Podemos. No voy a decir así la frase más brutal, pero menos hacer el amor, hicimos de todo. Es un profesional del encanto. No iba yo a la Moncloa desde la época de Zapatero, que me llamaba Barroso para amenazarme, luego lo amenazaba yo a él, nos reíamos mucho. Redondo es un vendedor de humo que se ha encontrado con un loco sin escrúpulos que quiere estar eternamente en el poder y por tanto tenerlo a él también en el poder. La tarde que estuve con él, Sánchez le llamó cuatro o cinco veces desde Lituania. Vamos, que la relación de necesidad es imperiosa. El otro es un vanidoso, pero como de momento el espejo no habla, lo más parecido es Iván.

P. ¿Se salva alguien del Gobierno?

R. Ninguno. Si fueran decentes, se habrían ido.

Federico Jiménez Losantos.
Federico Jiménez Losantos.

P. Voy a decirle algo que no le va a gustar. Mi último entrevistado fue el padre Ángel.

R. Es un estafador gracioso. Salió defendiendo a Setién y de pronto subo en el ascensor de la COPE y entra él y me ve. Le dije: “Usted es un cabrón y va a ir al infierno. Porque para usted, si está cerrado, se abrirá”. Hay que ver el episcopado, por cierto, qué repleto está de cobardías. Vamos, les sacan al mayor defensor del catolicismo que ha habido en Europa, que es Franco, y ni protestan. Ahora les van cerrando la educación concertada… ¡Claro! Y os cerrarán las iglesias, y os las quemarán, y harán puticlubs en ellas. Payasos, si es lo que os merecéis. No creen en nada. Y el padre Ángel ha convertido lo de no creer en nada en un negocio. Es el Iván Redondo de la virtud.

P. Me dijo que ha visto llorar a todos los presidentes del Gobierno. ¿Usted también?

R. Eso es mentira. Yo creo que nunca jamás ha llorado ninguno. Y el padre Ángel tampoco [sonríe]. Los cocodrilos lloran cuando se comen a las víctimas. Iglesias, a lo mejor, es el que lloraría.

P. Bueno, lo hemos visto así varias veces…

R. Llora continuamente, como Chávez. Como son tan cursis… En público no se llora, hombre. Los que lo hacen son malas personas.

"Al padre Ángel le dije: 'Usted es un cabrón y va a ir al infierno. Para usted, si está cerrado, se abrirá"

P. Se nota que en su programa disfruta hablando de prensa del corazón. De hecho, es la una de la tarde y, como dice a diario, Enrique Ponce sigue sin firmar su divorcio…

R. Ni Baltasar Garzón, que es el padrino de Ana Soria [la novia de Enrique Ponce].

P. ¿Quién le ha decepcionado más, Enrique Ponce o Inés Arrimadas?

R. Inés. Porque, mira, Ponce es una tauromaquia amanerada que a mí no me va. Me gustan más los clásicos. Inés era tan guapa… Era la Virgen de Murillo [se pone a cantar una copla de Concha Piquer]. Venía aquí con veintipocos años, se sentaba a mi lado y era la Virgen de Murillo, que, junto con la de mi pueblo, es a la que le tengo más respeto. Mira que me lo decían: “Muy guapa pero con poco recorrido, tiene una belleza que te trastorna”. Qué le iba a hacer. Estuvo dos años sin aparecer por aquí. En cuanto se casó, empezó a coquetear con el nacionalismo moderado y dije que lo que quería era fundar el PCC (Partit Conyugal Català). Se agarró un cabreo… No me dio una entrevista hasta que la necesitó. Apareció por aquí y le dije: "¡Hombre, dos años y medio sin venir por aquí!". Y me dice: "¿De verdad, tanto?". Y pensé, ¡qué tía, como si no lo supiera!

He votado a Ciudadanos y les he defendido cuando nadie lo hacía. Pero en política tienes que estar a las duras y a las maduras. Y estos, cuando estaban en las maduras, ¡se van de Cataluña! De una falta de ética terrible. Entiendo que cualquiera de ellos se quiera ir, porque es insoportable aquello. Pero alguien se tiene que quedar. Girauta, Rivera, Inés… No quedó nadie. Dejaron a Lorena Roldán y Carrizosa. ‘Carri’, como le llama ella. Y gana Lorena Roldán las primarias y la quitan. Ciudadanos se ha muerto virgen, sin llegar nunca al Gobierno. Ha sido una representación.

"Inés Arrimadas me ha decepcionado más que Enrique Ponce"

P. Cualquiera lo diría, leyendo el último libro de Rivera.

R. Hombre, Albert tiene una gran idea de sí mismo, y eso que no conoce a Iván Redondo.

P. Igual por eso siempre mostró esa animadversión por Sánchez, porque se peleaban por el espejo…

R. Creo que Rivera caló a Pedro Sánchez, pero no a tiempo. Eso le pasaba a Aznar, hacía bien el análisis de Felipe, pero no tanto el suyo y el del PP. Rivera tenía una tan magnífica opinión de Rivera que no vio que había que interpretar, fingir un poco de humildad, para que fuera Pedro el que se ahorcase. Rivera se fue mes y medio con Malú a Portugal cuando estaba pendiente la investidura. Yo entonces no me hablaba con él, pero es que no escuchaba a nadie. Vivía en un ensimismamiento, que luego encima pasó al 'star system', y ahora va por ahí haciendo el payaso. Si quieres volver a la política vuelves, y te vas a Barcelona y empiezas de cero; si no, no vuelvas. No hagas como Aznar, dando clases y conferencias por ahí al contado.

P. El sábado organizó un seminario sobre liderazgo. Para mí, fue una mezcla de política y ‘coaching’…

R. Es la cursilería. Riñó conmigo el día que dijo que quería hacer un Arlington en el Valle de los Caídos. ¿Y por qué en el Escorial no levantas el Capitolio, so gilipollas? En San Francisco, matarían por el Acueducto de Segovia. Eso les pasa porque no conocen la Historia de España. Tenía un libro de citas de Nelson Mandela… Si es que no han estudiado nada.

"Albert Rivera se fue mes y medio con Malú a Portugal cuando estaba pendiente la investidura"

P. ¿Para cuándo un diccionario de motes?

R. Me lo han dicho varias veces. Nunca encuentro manera de hacerlo. Es que, además, se me olvidan.

P. Yo los tengo apuntados con un amigo. Hay algunos personajes a los que les dedica varios. Por ejemplo, ‘Bolita de azufre’, por Soraya Sáenz de Santamaría…

R. Sí, o Baby Macbeth, que es el favorito de Cayetana.

P. Es usted de las pocas personas que desde el principio defendieron a la reina Letizia. Una mujer sobre la que pesaron desde el inicio opiniones rancias y algo clasistas…

R. No, lo que hubo es una corriente roja ridícula que decía que había una corriente rancia contra la Reina. Lo que sí defiendo es que le ha dado una familia al Rey, que era algo que no ocurría desde Carlos III. Será siempre una progre, creerá que por llevarse bien con Pablo Iglesias evitará la guillotina, todas esas tonterías, pero esa parte de madre es extraordinaria.

P. Usted se siente muy cómodo teniendo enemigos…

R. No, lo que pasa es que si no tienes, eres un farsante, como el padre Ángel, o no has hecho nada bueno en tu vida.

P. Déjeme leer cosas que dicen de usted: “Es el Freddy Krugger del periodismo español porque convierte las pesadillas de sus víctimas en realidad”.

R. Ojalá [sonríe]. Me encantaría. Te hacía una crisis de gobierno ya mismo.

P. No sé por qué intuía que iba a gustarle.

R. Me gusta mucho, sí. También me gusta Eduardo Manostijeras, porque estéticamente está más conseguido.

Federico Jiménez Losantos Noadex
El redactor recomienda