estrenos de cine

'Nosotros': cine de terror infalible que te dejará escalofríos por mucho tiempo

Jordan Peele vuelve a hacerlo después de 'Déjame salir': terror y crítica sociopolítica en una historia escalofriante

Foto: Winston Duke, Shahadi Wright Joseph, Evan Alex y Lupita Nyong'o forman una familia curiosa. (Universal)
Winston Duke, Shahadi Wright Joseph, Evan Alex y Lupita Nyong'o forman una familia curiosa. (Universal)

El estreno de 'Déjame salir' en 2017 supuso una de las más gratas sorpresas cinematográficas de los últimos años. Después de todo, su director, Jordan Peele, era apreciado por su incisiva vis cómica —al menos en Estados Unidos; en España era desconocido para una mayoría—, pero nadie esperaba de él una película como esa, capaz de paralizarnos de miedo mientras retrataba con increíble precisión algunas de las tensiones que lastran la América pos-Obama, y de decir ella sola más cosas provocadoras sobre asuntos de raza que muchos de esos dramas que suelen aspirar al Oscar juntos.

La nueva película de Peele, 'Nosotros', no es ni tan sofisticada ni tan punzante en su sátira como esa maravillosa ópera prima, y hacerse a la idea de ello cuanto antes es la mejor manera de disfrutarla por lo que sí es: una historia de terror moderno, convencional pero indudablemente efectiva mostrándonos objetos ordinarios que se convierten en armas, chorros de sangre que atraviesan la pantalla y villanos que se convierten en auténticas fieras; el tipo de película de miedo infaliblemente diseñada para hacer que, al salir del cine, no volvamos a ser capaces de mirar a los espejos, o los conejos, o a las sombras nocturnas, sin sentir escalofríos.

Madison Curry es la versión infantil del personaje de Lupita Nyong'o. (Universal)
Madison Curry es la versión infantil del personaje de Lupita Nyong'o. (Universal)

La historia arranca a mediados de los ochenta, cuando, durante unas vacaciones con sus padres, una niña es testigo de una misteriosa aparición. Treinta años más tarde, Adelaide Wilson (Lupita Nyong’o) vive atormentada por la memoria de aquel encuentro; y cuando un viaje con su marido y sus dos hijos la lleva de regreso al lugar donde tuvo lugar, empieza a ser víctima de aterradores 'flashbacks'. Poco después, una familia de cuatro miembros físicamente idénticos a los Wilson, aparece de noche a las puertas de su casa. Vestidos con monos rojos y armados cada uno de ellos con un par de enormes tijeras doradas, los inefables dobles se toman su tiempo para revelar su historia. Su maldad, en cualquier caso, queda clara desde el principio.

La maldad de los dobles, en cualquier caso, queda clara desde el principio

Los bárbaros actos de violencia que suceden mientras tratamos de entender la naturaleza y las intenciones de esos 'doppelgängers' son tan impactantes —y tan divertidos: si en algo supera 'Nosotros' a 'Déjame salir' es en el manejo del humor— que, al llegar, las respuestas casi provocan una decepción. Los intrusos representan a todos aquellos a quienes tanto los Wilson como usted y yo consideramos como 'otros'. Pueden ser los inmigrantes, o la minoría excepcionalmente rica, o la gente de color de piel distinto, o quienes votan a un partido político diferente. Y por supuesto la idea, como el título de la película deja claro, es que los otros somos nosotros mismos.

Lupita Nyong'o, en su huida de los dobles malignos. (Universal)
Lupita Nyong'o, en su huida de los dobles malignos. (Universal)

Dicho de otro modo, Peele se adentra en territorios de raza y clase y privilegio aún más de lo que lo hizo en su debut. Pero esta vez maneja tantas ideas que apenas puede darles forma y mucho menos conectarlas, y quizás eso explique tanto la falta de sutileza de algunas de sus referencias —como la de ese cartel que menciona un pasaje de la Biblia, Jeremías 11:11— como esas metáforas que van acumulándose tan rápidamente que ni el propio Peele parece capaz de inventariarlas todas: 'Nosotros' incluye alusiones a la inequidad de la riqueza y lo fácil que es no darse cuenta del privilegio propio, y a lo inconscientes que las personas tienden a ser sobre su capacidad para hacer daño y su parte de culpa en los males de la sociedad, y a la posibilidad de que nuestras acciones hayan sido predeterminadas por un poder ajeno a nosotros, y al MeToo, y al 11-S, y a la América de Trump y a varias cosas más, aunque ninguno de esos asuntos recibe más que una mirada de soslayo. Y, como resultado, Peele nos deja con la duda de qué es exactamente lo que intenta decir a través de su imponente vocabulario verbal y visual. Habrá quien a causa de ello diga que 'Nosotros' es deliberadamente ambigua, y habrá quien piense que es una película que no tiene las cosas claras.

Cartel de 'Nosotros'.
Cartel de 'Nosotros'.

Por supuesto, esa dispersión no denota sino una mayor ambición por parte de Peele, y eso precisamente —más envergadura narrativa, más profundidad psicológica— es lo que debe esperarse de un autor de su talento. Y, en cualquier caso, incluso en su versión desenfocada, es un director mucho más efectivo que la mayoría; y en buena medida lo es por esa capacidad para orquestar secuencias memorables y diseñar imaginería hipnótica, y por su habilidad generando terror a través de los movimientos de la cámara y de los de los personajes en el interior del plano, y sin necesidad de recurrir a sustos fáciles para aumentar la tensión. Solo por eso ya vale la pena tomarse el exceso de ideas, y la dificultad para asimilarlas todas, como la excusa perfecta para ver la película varias veces.

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios