Irmgard F., la última nazi: acusada de 10.000 asesinatos en la IIGM a sus 95 años
  1. Cultura
EN EN EL CAMPO DE STUTTHOF

Irmgard F., la última nazi: acusada de 10.000 asesinatos en la IIGM a sus 95 años

Los investigadores tratan de estudiar si Irmgard F., secretaria del comandante del campo, puede ser juzgada, pues cuando sucedieron los hechos aún era menor de edad

placeholder Foto: La 'puerta de la muerte' del campo de Stutthof. (CC/Wikimedia Commons)
La 'puerta de la muerte' del campo de Stutthof. (CC/Wikimedia Commons)

A principios de 1945, los Aliados eran conscientes de que el fin de la II Guerra Mundial se estaba aproximando. A medida que iban ganando terreno al ejército nazi, el cerco al que les iban sometiendo iba reduciendo su campo de acción. En ese contexto, cada vez más ciudades fueron recuperadas por los Aliados... momento en el que descubrieron el verdadero horror del conflicto bélico, cuando comenzaron a descubrir los campos de exterminio. A día de hoy, siguen los macabros hallazgos.

Todo comenzó en 2016, cuando la Fiscalía de Schleswig-Holstein creyó haber encontrado a un soldado nazi que había participado directamente en la muerte de miles de personas y que no había sido juzgado. Los testimonios de supervivientes del campo de concentración de Stutthof, en la actual Gdansk (Polonia) pronto enfocaron en una dirección no investigada hasta ahora: una mujer, identificada como Irmgard F., pudo ser responsable directa de más de 10.000 muertes.

Foto: La máquina Enigma, en el fondo del mar Báltico. (PNAS)

Ahora, cuatro años después del comienzo de las investigaciones, los fiscales estudian si pueden llevar a juicio a esta mujer, que en la actualidad cuenta con 95 años. El campo de Stutthof fue levantado en 1939 y comenzó a utilizar cámaras de gas en junio de 1944. Desde la creación del campo, Irmgard F. actuó como secretaria personal del comandante del campo, Paul Werner Hoppe, quien fuera condenado en 1957 a nueve años de cárcel por los asesinatos en Stutthof.

Los investigadores tratan de analizar si Irmgard F. puede ser enjuiciada por su participación en el campo de concentración, acusada de "complicidad en el asesinato en más de 10.000 casos". Según la acusación, "ayudó a los responsables en el campo en la matanza sistemática de prisioneros judíos, partisanos polacos y prisioneros de guerra rusos soviéticos, en su función de taquígrafa y secretaria del comandante del campo", al conocer los asesinatos deliberados que se estaban llevando a cabo.

El campo fue liberado por los rusos en 1945 y se calcula que, en sus más de seis años de funcionamiento, más de 100.000 personas pasaron pos sus muros, de los que fallecieron, aproximadamente, 65.000, de los que la Fiscalía le imputa su participación a Irmgard F. en, al menos, 10.000 de ellos. Pero ¿dónde está el problema? En el momento de los crímenes, esta secretaria nazi tenía 21 años, por lo que era menor. Ahora, un tribunal debe decidir si se la puede juzgar.

En sus declaraciones ante los investigadores, Irmgard F. ha reconocido haber trabajado en el campo de concentración de Stutthof, si bien se declara inocente, al asegurar que "no era consciente de que se estuviera gaseando gente allí". Ahora, será el tribunal de Schleswig-Holstein el que tenga la última palabra para decidir si debe de ser juzgada y, en caso afirmativo, cuál es la pena a la que debería de enfrentarse por su complicidad en el asesinato de inocentes.

El último soldado nazi del campo de concentración de Stutthof castigado por la justicia fue Bruno Dey, guardia del centro, que en 2020, cuando ya contaba con 93 años, fue condenado a dos años de prisión condicional en Hamburgo por complicidad en asesinato en masa. El caso de Irmgard F. es muy particular, pues muy pocas mujeres han sido castigadas por las atrocidades de los campos de exterminio, pero será la justicia quien decida sobre la última nazi de Stutthof.

Nazismo Asesinatos Polonia Segunda Guerra Mundial Hamburgo
El redactor recomienda