REVELA 11 ESCONDITES DE ORO Y ARTE

Un diario nazi secreto podría revelar dónde están los tesoros robados en la IIGM

Un documento secreto durante más de 75 años podría revelar hasta 11 ubicaciones en las que los nazis escondieron oro y obras de arte robadas durante el conflicto bélico

Foto: Actual estado del Palacio Hochberg, en Roztoka. (CC/Wikimedia Commons)
Actual estado del Palacio Hochberg, en Roztoka. (CC/Wikimedia Commons)

¿Se imaginan encontrar casi por casualidad un mapa que pudiera ofrecer la ubicación de un tesoro perdido de incalculable valor? Eso es, precisamente, lo que ha ocurrido en Polonia con la aparición de un diario nazi que, hasta ahora, había sido secreto durante más de 75 años. En el interior de sus páginas, podría revelar la ubicación de hasta 11 lugares dentro del territorio polaco en el que los nazis escondieron los tesoros obtenidos con sus saqueos y robos durante la II Guerra Mundial.

Durante el conflicto bélico, el ejército nazi no solo consiguió hacerse con el control de ingentes cantidades de oro, conseguidas tras invadir diferentes países a lo largo de los años, sino que el arte se convirtió también en un elemento fundamental para ellos. No en vano, la Ahnenerbe de Heinrinch Himmler se dedicó a robar el mayor número de piezas de arte de valor del viejo continente, así como a cumplir proyectos especiales de recolección de determinadas joyas.

De hecho, más allá de las grandes cantidades de dinero con las que se hicieron, se calcula que durante la IIGM el ejército nazi fue capaz de robar unas 5 millones de obras de arte, obtenidas tanto de museos como de colecciones privadas, especialmente de aquellas en poder de judíos. Ahora, este diario podría echar luz sobre dónde se escondieron alguno de estos artículos, habiéndose revelado públicamente cuál podría ser la primera ubicación de los tesoros.

Según informa 'The First News', fue el pasado año cuando una fundación llamada Silesian Bridge, ubicada en Opole (Polonia) recibió este extraño diario. Procedía de una logia cristiana situada en Quedlinburg (Sajonia-Anhalt, Alemania), cuyos miembros son descendientes de oficiales de las Waffen SS. Según explican, se trataba de un regalo de los alemanes a los polacos como una disculpa por lo sucedido durante la II Guerra Mundial. Ahí empezaba el misterio.

A lo largo de los años, el ejército aliado no solo luchó por acabar con el régimen nazi, sino también por recuperar todo ese arte y ese oro desaparecidos. A lo largo de la contienda bélica, se calcula que se recuperó buena parte de este botín, salvo unas 63.000 obras de arte y artefactos culturales, que todavía continúan desaparecidos. Por esa razón, se comenzó a trabajar en el diario, con el objetivo de analizar si era real o, por el contrario, un burdo engaño.

Tras varios meses de estudios, los expertos han confirmado que se trata de un diario escrito durante la II Guerra Mundial y que tiene todos los visos de ser real. Escrito por un soldado de las Waffen SS que firma como 'Michaelis', en el escrito explica cómo según avanzaban los aliados, Himmler decidió esconder buena parte de los tesoros y el oro para evitar que los aliados los recuperasen. Y, en muchos casos, explica que se situaron cargas de dinamita para explotarlos si fuera necesario.

Dwight D. Eisenhower, observando algunas obras de arte recuperadas por los aliados. (Reuters)
Dwight D. Eisenhower, observando algunas obras de arte recuperadas por los aliados. (Reuters)

11 puntos clave

Así, en este diario aparecerían 11 ubicaciones, todas en Polonia, en las que se habrían escondido estos elementos de gran valor. Ahora, Roman Furmaniak, presidente de 'Silesian Bridge', reveló al medio polaco una de esas ubicaciones: se trataría de un pozo en desuso en los terrenos del Palacio Hochberg en Roztoka, cerca de Walbrzych. Se calcula que allí habría enterradas unas 28 toneladas de oro del Reichsbank en Breslau (ahora Wroclaw), además de varias obras de arte.

Furmaniak asegura que esta ubicación queda determinada por un mapa que aparece en los documentos. El terreno cambió de manos en 2017, cuyo objetivo no era otro más que revitalizar un terreno que se encuentra muy mal conservado y devolverle el esplendor perdido al Palacio de Hochberg. Pero esta situación ha provocado un cambio de planes: el primero, la colocación de vigilancia privada para evitar que cualquier buscador de tesoros complique los trabajos oficiales.

La fundación Silesian Bridge afirma que la autenticidad del diario ha sido confirmada por tres de las principales instituciones alemanas en este campo, que confirmaron que tanto el diario como el lápiz utilizado datan de la II Guerra Mundial. Ahora, queda por verificar si las 11 ubicaciones de las que habla son reales o, por el contrario, si solo se trata de un engaño. Serán las autoridades polacas las que se encarguen de estudiarlo y dar a conocer sus hallazgos en próximas fechas.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído