67 EDICIÓN DEL FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN

'Seberg': de cómo el FBI intentó acabar con una estrella de Hollywood

Kristen Stewart inaugura la sección de Perlas del Festival de San Sebastián con un filmsobre la actriz Jean Seberg, que fue objeto de escuchas por por parte del FBI

Foto: Kristen Stewart en 'Seberg', un biopic sobre la actriz americana más icónica de Francia.
Kristen Stewart en 'Seberg', un biopic sobre la actriz americana más icónica de Francia.

Jean Seberg murió en circunstancias extrañas cuando tenía 40 años. Llevaba varios días desaparecida y encontraron su cadáver en un coche, en el barrio parisino de Passy, aparentemente víctima de una sobredosis de barbitúricos. La americana más francesa, la protagonista de 'Al final de la escapada', película icónica de la Nouvelle Vague, había intentado suicidarse en siete ocasiones. Una de ellas tras la muerte de su hija, con apenas dos días de vida. El caso se cerró como otra tenativa más de acabar con su vida, pero lo que cuenta 'Seberg', la primera película de Perlas en la 67 edición del Festival de San Sebastián es mucho más oscuro: Seberg sufrió el acoso y derribo del FBI por sus vínculos con los Panteras Negras, una historia que el director Benedict Andrews ha rescatado del olvido.

Otro momento de 'Seberg', película que ha inaugurado la sección de Perlas del Festival de San Sebastián.
Otro momento de 'Seberg', película que ha inaugurado la sección de Perlas del Festival de San Sebastián.

Kristen Stewart, muy alejada del papel de estrella adolescente que la lanzó a la fama con 'Crepúsculo', interpreta a la actriz en un 'biopic' excesivamente ortodoxo que no acaba de profundizar ni en el contexto social de la América segregacionista de finales de los sesenta ni en el compromiso de Seberg con las causas sociales, en particular con la reivindicación de los derechos civiles en Estados Unidos.

El retrato que hace Andrews de Seberg es el de una mujer frívola: el primer encuentro de la actriz con quien será su amante, Hakim Jamal (Anthonie Mackie), miembro de la cohorte que rodeó a la viuda de Malcolm X, se queda en un terreno ambiguo en el que no queda claro si Seberg quiso implicarse con la causa de los Panteras Negras o simplemente se dejó arrastrar por el deseo sexual y por la perspectiva de construirse una identidad como la estrella rebelde del cine americano. Aun así, el hecho de protagonizar una relación interracial, sobre todo por su condición de estrella de Hollywood, fue un revulsivo dentro de la industria del entretenimiento.

Kristen Stewart en la alfombra roja del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. (Efe)
Kristen Stewart en la alfombra roja del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. (Efe)

'Seberg' cuenta, primero, el intento de la actriz de validar su trabajo como un instrumento de transformación social, pero a la vez parece un discurso adquirido, una reivindicación de sí misma como algo más que una estrella de Hollywood: la mujer blanca famosa aparece en la foto más como un reclamopublicitario que como una amenaza a la América blanca y pudiente. Uno de los personajes la califica como una "turista" en la causa y, a pesar de las consecuencias que provocó su apoyo económico y publicitario a los Panteras Negras, es difícil creer que la implicación de Seberg fuera algo más allá de un capricho, según el relato de Andrews.

La película se centra, sobre todo, en la vuelta de Seberg a Hollywood después de haber triunfado en Francia. Seberg está casada con Romain Gary (Yvann Attal), un intelectual francés, con quien tiene un hijo. 'Seberg' contapone la moral hedonista francesa con la lucha sobre los derechos civiles que se encuentra a su llegada en Estados Unidos. Y de una manera bastante fortuita, la intérprete acaba relacionándose con grupos antisistema que son sujeto de escuchas por parte del FBI. El film describe una sociedad patriarcal en la que la mujer era el eslabón más vulnerable, y esa vulnerabilidad es la que utilizan los agentes Jack Solomon ( Jack O' Conell) y Carl Kowalski (Vince Vaughn) para "neutralizarla" como figura pública, no sólo aireando su relación interracial, sino apoyándose en la prensa amarillista para difundir falacias respecto a su vida privada.

Kristen Stewart y el realizador Benedict Andrews en la alfombra roja del Festival de San Sebastián.(Efe)
Kristen Stewart y el realizador Benedict Andrews en la alfombra roja del Festival de San Sebastián.(Efe)

Lo más interesante es, quizás, el paralelismo entre la carrera de Kristen Stewart y la de Jean Seberg; poco más explicaría la implicación de una actriz que ha renegado de la complacencia del Hollywood más comercial para apostar por el cine de autor. Stewart dejó su faceta 'Crepúsculo' para ponerse a las órdenes de directores como Olivier Assayas, al igual que Seberg lo hizo con Godard. Sin embargo, en la película falta todo ese espíritu subversivo y contracorriente que ha caracterizado a las dos actrices y 'Seberg' se siente como un mero 'biopic' de encargo cuyo máxima atracción es la de ver una renegada de la industria 'blockbuster' pasear por la alfombra roja de San Sebastián.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios