comienza el festival

Joan Báez y Jamie Cullum abren un Jazzaldia transversal: de Diana Krall al jazz japonés

El Heineken Jazzaldia apuesta por un cartel heterodoxo, que pasa por Zahara, Silvia Pérez Cruz o los nombres más importantes del jazz contemporáneo en su 54 edición

Foto: Jamie Cullum, durante su concierto en el Teatro Real. (EFE)
Jamie Cullum, durante su concierto en el Teatro Real. (EFE)

San Sebastián alojará hasta el domingo una de las citas del año para los amantes del jazz. La 54 edición del Heineken Jazzaldia ha arrancado este miércoles con las actuaciones de los colosos de su cartel: Jamie Cullum, recién llegado del Universal Music Festival en el Teatro Real, y Joan Báez, que ha ofrecido en el festival donostiarra uno de sus conciertos de 'Fare Thee Well Tour', su gira de despedida internacional.

El director del festival, Miguel Martín, aclara que el objetivo es abrir el cartel "con un personaje muy conocido, significativo, capaz de llegar a distintas generaciones de público. Joan Báez cumplía con todo ello, por más que no practique jazz". El Jazzaldia apuesta un año más por un programa transversal: aúna el sonido pop fronterizo de Cullum, que ya actuó en 2015, con el folk de Báez como apuestas principales, pero también incluye la voz excelsa de Diana Krall o algunas de las figuras más destacadas del jazz contemporáneo.


[Joan Báez se baja del escenario: "Quiero pensar en el futuro, que es envejecer"]

La deriva de los festivales de verano, en general, ha ido de la especialización a la amalgama de géneros. Mad Cool o Primavera Sound renunciaron ya a la "pulcritud" en el cartel, quizá para renovar su público. Salvando las distancias, el programa de uno de los festivales de jazz más importantes de España mantiene su apuesta de otros años: variedad, como la de este género musical inmenso, y heterodoxia.

La segunda jornada estará protagonizada por el jazz noruego. El Ensemble Denada, el conjunto contemporáneo más influyente del país nórdico, acompañará la voz de Maria Schneider. La compositora, cantante, directora de orquesta y ganadora de cinco Grammys es una figura decisiva en el jazz europeo y una novedad en el festival donostiarra. Después, el indie español de Dorian y Zahara recogerá el testigo de Cullum y Báez en el escenario de la Zurriola.

Vista de la playa de la Zurriola durante la edición 51 del Jazzaldia. (EFE)
Vista de la playa de la Zurriola durante la edición 51 del Jazzaldia. (EFE)


El día de los nostálgicos será, sin duda, el tercero. El viernes comenzará con los boleros de Martirio y el pianista Chano Domínguez, que presentarán su disco tributo al cubano Bola de Nieve en una sesión matinal. Después, el trombonista Dan Barrett abanderará el jazz más clásico de la edición, para los que quieran revivir a la orquesta de Benny Goodman, pero en quinteto.

En el escenario principal, el Jazzaldia expondrá una de sus apuestas, un grupo que no existía ni hace medio año: el Unspeakable Garbage de Moppa Elliott. El bajista, antes líder del cuarteto Mostly Other People Do The Killing, ahora lidera un grupo que se acerca a la fusión con el rock. Repetirá la sueca Neneh Cherry en la Zurriola, donde ya actuó en la edición de 2007 y en 2012, homenajeando a su padrastro Don Cherry. La cantante, rapera, compositora y DJ junto con Cullum y Báez, conforma el trío estrella del Heineken Jazzaldia de este año.


[Consulta el programa completo]

El cuarto día, sábado, el jazz veterano y elegante de Diana Krall copará la Plaza Trinidad. A la gran voz del festival la acompañarán sus músicos habituales: Robert Hurst al contrabajo y Karriem Riggins a la batería. Su artista invitado en el concierto será el consagrado saxofonista Joe Lovano, que evolucionó en el 'bebop' de John Coltrane y en Berkeley hasta ganar un Grammy.

Un maratón de 'free jazz'

La apuesta por John Zorn, que ya obtuvo "un clamoroso éxito" en la edición de 2013, es quizá la más heterodoxa de este año. El formato "maratón" que ya triunfó entonces se repetirá en el auditorio Kursaal. Serán dos días en los que 14 bandas contarán con unos 20 minutos cada una para interpretar más de 50 composiciones de 'The Bagatelles', el nuevo proyecto del compositor y saxofonista estadounidense.

La música de Zorn es un caleidoscopio de influencias: desde los polémicos Cage y Stockhausen hasta la cultura judía o la música de cine, el músico no deja de moverse entre la escena 'underground', el 'free jazz' e incluso el 'hardcore'. En 2013, debutó en el formato "maratón" con su trabajo 'Masada': cinco horas de música ininterrumpida con la participación de 12 bandas. Este año, el número de grupos se amplía y las actuaciones se dividirán en dos días.


[Javier Colina: "En Francia nos reciben con cochazos, aquí tenemos cuatro perras"]

Después de que John Zorn concluya su concierto maratoniano, otra destacada voz femenina pondrá el broche a la 54 edición del Jazzaldia: Silvia Pérez Cruz. La catalana actuará con el guitarrista Toquinho y el contrabajista Javier Colina, con los que explorará el repertorio equilibrado que la caracteriza: el bolero cubano, los ritmos aflamencados, el jazz o la bossa nova. Testigo de su calidad musical es 'En la imaginación', el disco que recientemente grabó con el trío de Javier Colina.

Ciclo de jazz japonés

En colaboración con la Fundación Japón, el 54 Heineken Jazzaldia incluye en su programación un ciclo de jazz japonés, en el que intervendrán cinco solistas y grupos nipones. Son 12 conciertos, en algunos casos actuando tres jornadas consecutivas, para explorar la actualidad musical japonesa. Entre ellos, la pianista Chihiro Yamanaka tocará en dúo y trío.

La carrera de Yamanaka comenzó hace 20 años, formándose en Berkeley y recogiendo el estilo pianístico de Oscar Peterson. Hoy su sonido se caracteriza por el uso añadido de sintetizadores y elementos de la electrónica. Otra de las pianistas más populares de Japón, Ai Kuwabara, completará el ciclo junto con su banda, The Project. Kuwabara es una de las artistas más apreciadas en la escena jazzística japonesa y ha puesto banda sonora a películas y series de televisión.

Una de las artistas que ofrecerán tres jornadas de concierto seguidas será Rei, la nueva sensación del pop-blues en Japón. Esta cantante y, sobre todo, guitarrista "acaba de fichar por una multinacional", según informa el festival. Su sonido enraíza en la tradición del blues, aunque se adentra en el funk y el pop-rock.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios