entrevista

Teo Cardalda (SGAE): "La verdadera rueda es Televisión Española y las radios comerciales"

El vicepresidente de SGAE defiende que las teles privadas tengan su propia editorial, pero considera "fenomenal" que se limite al 20% el dinero que reciban de los programas de madrugada

Foto: El cantante de Cómplices, Teo Cardalda, durante una actuación. (EFE)
El cantante de Cómplices, Teo Cardalda, durante una actuación. (EFE)

A Teo Cardalda le ha caído un marrón XXL. Estaba convencido de que Teddy Bautista sería el nuevo presidente de SGAE y confiaba en su experiencia para resolver la crítica situación de la entidad, pero las cuentas no le salieron y ahora son él, en calidad de vicepresidente, y José Ángel Hevia, como presidente, los que han de buscar soluciones al sinfín de frentes que tiene abierta la entidad. El Ministerio de Cultura mantiene su amenaza de intervenir la entidad el 27 de diciembre, la Cisac (Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores) ha iniciado un proceso sancionador contra SGAE que podría derivar en expulsión, las multinacionales han iniciado los trámites para retirar su catálogo internacional de la entidad y un grupo nada desdeñable de músicos españoles se está planteando hacer lo mismo con su repertorio.

En este clima tan enrarecido se está cocinando la asamblea que el 27 de diciembre debe aprobar los nuevos estatutos y el reparto semestral del pasado día, que se hizo sin el límite del 20% a los ingresos de las televisiones mediante música de madrugada que la comisión de Cultura aprobó en el Congreso. Ayer mismo, Cardalda viajaba en AVE hacia Barcelona para acudir a la preasamblea territorial catalana. “Ya me he puesto el chaleco antibalas”, aseguraba entre risas. “No perdamos nunca el humor”, suele reivindicar, aunque sigue molesto con la tergiversación de sus palabras en la rueda de prensa de presentación de la nueva junta del 12 de noviembre. “Yo nunca dije que el reparto de diciembre era una bobada. Sí que dije: ‘Vosotros [la prensa] sois nuestro enemigo’. Me equivoqué, pero lo dije. Justo antes de acabar, un periodista dijo: ‘Una última pregunta, aunque es una bobada: ¿qué pasará con el reparto de diciembre?’. Y contesté: ‘Ah, desde luego, una bobada’. La gente se descojonó y luego contesté la pregunta. Pero todo el mundo ha puesto en mi boca que si yo tenía los cojones de decir que el reparto era una bobada. Eso me ha costado un poco caro. Porque lo que menos es el reparto de diciembre es una bobada”.

Una situación “un poco jodida”

El reparto se ha consumado en los mismos términos que el de junio, lo cual sigue beneficiando a las televisiones y a los autores que salen en programas de madrugada. Mientras, el otro reparto semestral de 2018, el de junio, aún está pendiente de aprobación, pues, gracias al uso del voto electrónico, la mayoría de socios rechazó entonces las cuentas. Si la asamblea del 27 de diciembre rechaza también las cuentas y, además, los estatutos, se cumpliría un requisito más para que el Gobierno iniciase el proceso de intervención de la entidad. Por eso Cardalda define la situación como “un poco jodida”. “Es fundamental que se aprueben los estatutos. Sobre todo, por la supervivencia de la casa”, asume.

PREGUNTA. ¿Qué cambios se han introducido para evitar la intervención estatal?

RESPUESTA. Lo más significativo es ponernos al nivel europeo. Estamos con tanta premura de tiempo que los cambios han sido los fundamentales para estar igual que los estatutos de las demás entidades de gestión europeas.

La situación es un poco jodida. Es fundamental que se aprueben los estatutos; sobre todo, por la supervivencia de la SGAE

P. ¿Y cuáles son estos cambios fundamentales?

R. Los que te obliga la normativa europea. Había el punto de dejar el poder en la junta directiva en detrimento del presidente, pero al final decidimos que no. Son unos estatutos normales, como en Europa.

P. Ya, pero ¿cuáles son? ¿Qué cambios se están comunicando a los socios en las preasambleas territoriales para que sepan qué votar?

R. Si quieres te los envío. Los socios también los tienen. Están en la página web.

P. Uno de los puntos que reclama la Cisac es que SGAE deje de pagar derechos por la música que suena de fondo en los programas de televisión. ¿Se ha modificado eso?

R. Sí, sí. Bueno, tendría que cogerlos… Pero míralos tú.

P. Pensaba que te habrías empollado todas las modificaciones para poder explicarlas a los socios.

R. No, lo que tengo que explicar a los socios es la situación de la casa y lo que hay que hacer para no tener el marrón de una intervención del ministerio. Lo de los estatutos es un tema complicadísimo. Los estatutos son como son. Aprobarlos es dar un voto de confianza a la casa.

Tengo que explicar a los socios la situación de la casa y qué hay que hacer para no tener el marrón de una intervención del ministerio

P. En la asamblea del día 27 se permite el voto electrónico, pero esta vez solo mediante DNI electrónico. ¿Así se hizo en la asamblea de junio?

R. No. Y no tenía las garantías de seguridad que va a tener ahora. Es una pequeña gestión que tienes que hacer para que quede totalmente claro que el voto electrónico que recibes es el de esa persona. Lo normal.

P. Si SGAE anuncia el día 14 que es imprescindible el DNI electrónico y el plazo para votar acaba el 21, has de obtenerlo en cuatro días hábiles.

R. Ya, pero ese problema lo tenemos todos. Estamos con el problema del tiempo: preasambleas, comunicación al socio, voto por correo…

P. ¿Por qué SGAE no permite votar electrónicamente a los socios hasta el 27 de diciembre, el día de la asamblea?

R. Eso ya no lo sé. Eso es tema de secretaría general. Los plazos son los plazos. Esto hubiese sido más normal si [José] Guirao nos hubiese dicho: "No pasa nada, hacemos la asamblea el 15 de enero". Pero no conseguimos eso.

El gaitero asturiano José Ángel Hevia (2d) posa en la sede de la SGAE. (EFE)
El gaitero asturiano José Ángel Hevia (2d) posa en la sede de la SGAE. (EFE)

Contra las cuerdas

La preasamblea catalana de este lunes no fue demasiado bien para los intereses de la nueva junta. El sí a los nuevos estatutos fue rechazado por 651 votos contra 194. El rechazo al reparto de derechos de diciembre aún fue más aplastante: 707 noes contra 81 síes. La fecha límite puesta por el ministerio se acerca más y más. La SGAE asumió hace semanas que no tendría prórroga alguna. “Ya hemos ido a ver al ministro para ver la posibilidad de retrasar el apercibimiento y nos hemos encontrado con una actitud de ‘esto acaba el 27 de diciembre y si no tengo los tres puntos solucionados sobre la mesa, probablemente intervenga o quite la licencia”, exponía Cardalda a finales de noviembre en otra entrevista.

Desde entonces, la Cisac ha impedido a Cardalda acudir al encuentro europeo que tenía previsto en París y la comisión de Cultura del Congreso ha avanzado mucho en una reforma de la Ley de Propiedad Intelectual que limite a un 20% el dinero que las teles puedan recaudar por la música que emiten de madrugada. A Teo Cardalda esa medida le parece “fenomenal”. SGAE ya la ha aceptado. Y “las televisiones tendrán que asumirlo”, añade. El componente de Cómplices y Golpes Bajos incluso considera que habría que revisar a la baja ese 50% de derechos de autor que las editoriales televisivas pueden quedarse de las canciones emitidas de madrugada. Aunque, como puede comprobar cualquiera que trasnoche, los protagonistas de esos conciertos y videoclips de madrugada son, a menudo, los propios miembros de la actual junta de SGAE.

P. Durante varias madrugadas he constatado que varios miembros de la nueva directiva aparecen repetidamente en las cadenas de AtresMedia: Manuel Villalta, Inma Serrano, tú mismo con tu grupo Cómplices...

R. Si haces ese trabajo en el 'prime time', podrías escribir un artículo tan divertido como el que hiciste: repertorios de Warner, Universal y Sony. A lo mejor han coincidido estas noches. Todo el mes no puede ser así porque me llegaría un dinero estupendo que no me llega. No estoy todo el día. Ni yo ni el resto. Casi 3.000 músicos han hecho contratos con televisión y salen en esos programas.

Tanto no debo salir por las noches en la tele porque me llegaría un dinero estupendo que no me llega

P. ¿Te parece bien que una cadena de televisión tenga su editorial?

R. Esto es un mercado libre. Son empresas privadas y tienen todo el derecho. Todo esto no sucedería si tuviéramos unos medios de comunicación públicos y privados, donde hubiese plumaje. La verdadera rueda lleva mucho tiempo siendo Televisión Española, las radios comerciales… España se ha convertido en un país en blanco y negro. O eres David Bisbal o te mueres tocando en garitos. De repente, aparece lo de las teles y muchísimos músicos se agarran a eso ante la imposibilidad de salir en la tele y de sonar en las radios comerciales. ¿Que eso después se desbarajusta y hay que encontrar un equilibrio? Obviamente, hay que encontrar un equilibrio entre el reparto del 'prime time' y el de la noche.

P. ¿Ese equilibrio no existe actualmente?

R. No. Hay que buscarlo.

P. A varios músicos que aparecen en conciertos de madrugada ya les parece bien que existan programas musicales de madrugada. Solo critican que algunas personas hayan abusado de este mecanismo.

R. Sí, es verdad que ha habido el típico Rinconete y Cortadillo español. El rollo español de siempre: empieza a entrar gente que no son músicos, empiezan a entrar productores y mánagers y lo joden todo.

P. ¿A quéte refieres?

R. A que después también había productores y gente que… El concepto de la música de noche tiene que ser un grupo, una televisión, una editorial y ya está. Me parece una salida estupenda contra la verdadera rueda: la imposibilidad de salir en la tele y sonar en radio. Me jode que se monte este escándalo cuando el Grupo Prisa se ha dedicado a robarnos toda la vida nuestros repertorios. Eso lo vivimos Cómplices, Nacha Pop, Sole con Presuntos, Los Secretos… Cada vez que queríamos sonar en la radio, teníamos que dar parte de la editorial.

La verdadera rueda es la imposibilidad de salir en Televisión Española y sonar en radio

P. ¿Qué parte?

R. Un 30, un 20, un 40… Y una diferencia es que con las teles hay un tiempo de explotación y en el caso de grupos corporativos mediáticos ha sido de por vida. ¿Por qué 'El País' es tan beligerante con este tema? ¿Por qué no cuentan lo que ganaron vendiendo la editorial de todos los grupos que dimos parte de nuestras canciones a Prisa? (Se refiere a la venta de Gran Vía Musical a Universal).

P. Hablas del típico Rinconete y Cortadillo español, pero pongo la tele de madrugada y veo un concierto de Manuel Villalta cuatro veces en la misma semana. Y el de Cómplices, otras dos. Y a ti mismo cantando con Carlos Vega y Sole Giménez. Es una proporción algo sospechosa.

R. ¡A ver si va a ser que como en la junta hemos salido los que hemos salido, las teles quieren hacernos la pelota! (Risas) De verdad… Hay bastante variedad.

P. También he visto a Miguel Ángel Chastang, a dos hijos de Fernando Illán, a Huecco, a Tontxu, a Juan Ramón Arnáiz… La relevancia actual de Virginia Glück, cuyo último disco es de 2000, no justifica que emitan el mismo concierto tres veces en una semana. ¿No lo ves llamativo?

R. Si es así, sí. Pero hay casi 2.700 músicos metidos en programas nocturnos.

P. Unos aparecen en videoclips de cuatro minutos y otros protagonizan actuaciones de media hora. Y si un directo, como el Manuel Villalta, se emite cuatro veces una semana, le generará 120 minutos de derechos.

R. ¿Qué te puedo decir? Pero no es ese el planteamiento de la música nocturna.

P. ¿Cómo pretendes recuperar la confianza de los autores?

R. Ya he llamado a Iván [Ferreiro], a Sole, a Kiko Veneno… Lo fundamental es tender puentes, hablar. Su juego ahora es tirar abajo los estatutos y no sé si eso va a significar que el Gobierno intervenga la SGAE o nos quite la licencia. Creo que hay fuerzas ocultas que quieren que SGAE desaparezca.

Lo fundamental es tender puentes, porque hay fuerzas ocultas que quieren que SGAE desaparezca

P. ¿Qué fuerzas ocultas?

R. No te voy a decir quiénes son, pero Spotify nos la está metiendo doblada, las operadoras de telefonía nos la meten doblada. El tema digital está totalmente desatendido y mientras nosotros estamos con esto, yo tengo vídeos en YouTube con 10 y 20 millones [de reproducciones] de los que no recibo un duro. Estamos desviando la atención real cuando el futuro es el tema digital.

P. Actualmente, las televisiones están generando alrededor del 70% de los ingresos por derechos de autor que recauda y reparte SGAE. Quien no sale en esos programas de madrugada está en desventaja. Tú eres el vicepresidente de todos los socios de SGAE, no solo de esos 2.700.

R. Lo único que les puedo decir es que quiero sentarme con ellos para arreglar los repartos, intentar llegar a un equilibrio y ver a qué nivel afecta que haya música nocturna a los músicos que no están en la música nocturna.

P. Si los músicos que no aceptan ceder el 50% de derechos a la editorial de una televisión no pueden aparecer en sus madrugadas, ¿no se está dando a entender que esos programas no nacen para promocionar la música sino como un mecanismo de retorno de dinero a las cadenas?

R. ¿Y qué hacemos con los músicos que no tienen acceso a las radios ni a las compañías? Las compañías no han sabido adaptarse a los tiempos. Son más rueda que nadie. Y las radios, igual. Ayer me comentaba un amigo sus odiseas para sonar en la radio: primero das la pasta y luego ya veremos el 'call out' [un test del interés de la canción mediante sondeos]. Y si no sales, aunque hayas pagado, no vas a sonar. También él tiene un grupo legendario y... Así estamos.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios