una película sobre la conquista de américa

'Oro', el Vietnam español: "España no descubrió nada, América ya estaba allí"

Agustín Díaz Yanes adapta un relato inédito de Pérez Reverte ambientado en el siglo XVI y protagonizado en pantalla por Raúl Arévalo, José Coronado, Bárbara Lennie y Óscar Jaenada

Foto: El equipo de 'Oro' en la presentación de la película en el Festival de Sevilla. (Efe)
El equipo de 'Oro' en la presentación de la película en el Festival de Sevilla. (Efe)

Dice Agustín Díaz Yanes que la conquista de la Indias es, para los españoles, "nuestro Vietnam". La época dorada del Imperio español, sí, pero también un momento que levanta ampollas e invita a la autocrítica, una autocrítica que no es nueva y que se remonta incluso hasta 1550 con la Junta de Valladolid, en la que Bartolomé de las Casas ya planteó el debate sobre la violencia con la que se trató a los indígenas por parte de los conquistadores. Y es que en 'Oro', su última película, recién estrenada en el Festival de Cine de Sevilla y que llega a la cartelera este mismo fin de semana, Díaz Yanes imagina con un realismo virulento cómo fue la experiencia de aquellos conquistadores, más allá del pendón y la épica, en la que la enfermedad, la muerte y la brutalidad están presentes en un día a día extremo en el que "la gente difícilmente llegaba a los 30 años, las mujeres tenían ocho hijos y se les morían siete, y donde cuando se mataba a alguien se le mataba con un puñal, a la cara".

'Oro' es un western crepuscular ambientado en el siglo XVI, en el que un batallón a las órdenes del "emperador Carlos, rey del mundo y de las tierras de España", en busca de oro, fama y fortuna, o mejor dicho, en una huida hacia delante escapando del hambre y la miseria. Después de ocho años alejado del cine, el director madrileño vuelve con un proyecto de gran magnitud -aunque recalca que el presupuesto ha sido inferior a los 8 millones de euros que se le adjudican-, una película histórica, rodada en parte en la jungla panameña y con un reparto repleto de grandes nombres como José Coronado, Bárbara Lennie, Óscar Jaenada, Juan Diego y Raúl Arévalo, entre otros. "Volver a rodar cualquier película da vértigo, porque cuando hablamos de millones de euros, aunque sea una película muy barata. Es que incluso en una película ‘barata’, dos millones de euros son dos millones de euros, que es un montón de dinero. Cuando empiezo una película el vértigo viene del dinero que ponen detrás de ti, porque en cuanto te equivoques o vayas mal o pierdas tiempo o la cosa no vaya, es el dinero de otra gente lo que hay en juego y esa es tu responsabilidad. Claro que me ha dado vértigo, mucho vértigo". De nuevo, el oro.

Con 'Oro', el responsable de 'Alatriste' (2006) vuelve a adaptar un texto de Arturo Pérez Reverte -esta vez inédito- al cine. "Hemos intentado meternos en la mente de estos soldados del siglo XVI. Gente que no había salido nunca del pueblo y, de repente, coge un barco que pasa tres meses de travesías horribles y llegan a un continente que para nosotros sería como llegar a un planeta desconocido completamente. Estaba la jungla, lo vemos al principio, cuando uno de los personajes dice lo de ‘engullido por una bestia que aquí llaman caimán’, porque no tenían ni puta idea de lo que eran. Es que no sabían donde iban, nada estaba cartografiado. Las espadas que pesaban de cojones en aquella época. Mataban a la gente con una daga. Había un sacrificio brutal". Un imperio levantado con el sudor y la sangre de los indígenas, sí, pero también de los soldados.

José Coronado y Raúl Arévalo en 'Oro', de Agustín Díaz Yanes. (Sony)
José Coronado y Raúl Arévalo en 'Oro', de Agustín Díaz Yanes. (Sony)

Y este relato sobre los albores de la construcción de una nación se estrena precisamente en un momento en el que el modelo de nación está abiertamente cuestionado. La película dará que hablar, seguro, aunque Díaz Yanes no espera que 'Oro' se convierta en estandarte de nada. "No creo que la conquista, habiendo pasado 400 años, sea un tema controvertido, la verdad. Yo vi ‘Aguirre’ de Herzog cuando se estrenó y no vi ninguna polarización social, vi ‘El Dorado’ de Carlos Saura y tampoco noté ninguna polarización. Yo creo que son ciertas élites políticas las que buscan la polarización".

Jaenada: "Yo no creo que nadie se sienta más o menos español por ver esta película"

"Yo creo que el punto político, si lo tuviera la película -que no lo tiene para nada-, es que creo que aún hay muchos libros de historia que hablan del ‘descubrimiento de América' y creo que hay que huir de esos términos", defiende por su parte Óscar Jaenada, que en 'Oro' interpreta al alférez Gorriamendi. "Nosotros no descubrimos nada, eso ya estaba ahí. Fue una conquista y demostramos que allí había gente, no fue un descubrimiento, y estaría bien que en los libros de historia con los que aprenden nuestros hijos se utilizasen los términos y las palabras como son. Quizás eso es lo que está también pasando ahora, que nadie utiliza la palabra correcta para definir lo que está pasando. Por lo demás, yo no creo que nadie se sienta más o menos español por ver esta película".

Un fotograma de 'Oro', de Agustín Díaz Yanes. (Sony)
Un fotograma de 'Oro', de Agustín Díaz Yanes. (Sony)

José Coronado, otro de los protagonistas de la cinta, añade: "A mí lo que me gusta de contar esta historia es que creo que, como yo siempre he admirado mucho a los americanos por cómo se ríen de sus vergüenzas y de sus miserias, también está bien que lo hagamos nosotros y que pongamos sobre la mesa un problema que ya era patente desde hace 500 años y que seguimos teniendo hoy en día". ¿Y cuál es ese problema tan español? Lo describe la voz en off del cronista de 'Oro', interpretado por Andrés Gertrúdix: "Si no había enemigo enfrente, nos matábamos entre nosotros".

Díaz Yanes: "Entre los extranjeros teníamos fama de ser un pueblo más aguerrido, un poquito más cruel"

"Esto de que los españoles sean así, de que si el uno era de Trujillo y el otro de otro lado peleaban, no es del todo verdad", prosigue Díaz Yanes, que además de director de cine también es licenciado en Historia por la Complutense. "Quizá menos cuando se unificó Inglaterra, en todos los países de la época ocurría. Porque ésta es una época en la que las naciones empiezan a unirse y se empiezan a formar. Y eso ocurría en Francia, ocurría en Italia y en España un poco más porque éramos el país -bueno, todavía no éramos un país como tal, pero casi- más poderoso del mundo y al ser el más poderoso del mundo teníamos más visibilidad, lo que nos hacía tener un carácter más agrio. Entre los extranjeros teníamos fama de ser un pueblo más aguerrido, un poquito más cruel. Pero lo que también somos aquí es muy masoquistas".

Bárbara Lennie es Doña Ana en 'Oro'. (Sony)
Bárbara Lennie es Doña Ana en 'Oro'. (Sony)

No de crueldad, quizás, pero sí de violencia está empapado el relato que de la colonización hace 'Oro', algo a lo que apuntan cada vez más voces críticas respecto al relato oficial de la historia. "No puedes decir que la conquista de América fue maravillosa, porque no lo fue, como no lo fue la Transición española", admite Raúl Arévalo, que da vida al soldado Martín Dávila. "Pero sin defendar nada y haciendo cosas horribles como hicieron -y desde el punto de vista de alguien como mi personaje-, también hay que entender, pero nunca justificar, que es que en esa época decían que los indios no tenían alma, se les consideraba animales. Y llegaban allí y si los mataban no consideraban que estuviesen matando a una persona, de nuevo sin querer justificar nada. Contar esto como lo cuenta la película es dejar a cada uno que saque sus conclusiones, pero sí que es verdad que es un tema complicado de la historia de nuestro país".

Cartel de 'Oro'
Cartel de 'Oro'

'Oro' es una película muy masculina, puesto que la conquista de América fue una campaña muy masculina. Sin embargo, entre los colonizadores de Díaz Yanes también hay dos mujeres interpretadas por Bárbara Lennie y Anna Castillo. "Mi personaje es más literario que histórico, es el que puede estar más modernizado", explica Lennie. "Yo no tenía mucha idea de qué habían hecho las mujeres, no me las imaginaba, entonces aprendí que las mujeres en la conquista de América fueron bastantes y que algunas llegaron a liderar ejércitos, a sobrevivir a sus maridos y a sus sirvientes. Y lo que más me gustó es que para ellas también fue un espacio de libertad, aunque sea de libertad mental, de libertad espiritual".

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
43 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios