¿Eres de los que necesita dormir siesta? La genética influye más de lo que piensas
  1. Alma, Corazón, Vida
HAY TRES TIPOS DE SIESTEROS

¿Eres de los que necesita dormir siesta? La genética influye más de lo que piensas

¿Por qué algunas personas siempre se echan la siesta y otras, aunque quieran, no pueden? El entorno influye, pero la principal diferencia estaría marcada en nuestro ADN

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

No es solo una cuestión cultural. La necesidad de echarse una cabezadita después de comer tiene su explicación genética, según los datos de una investigación anglo-española, formada por el Massachusetts General Hospital (MGH) y el equipo de la investigadora Marta Garaulet, de la Universidad de Murcia.

Han identificado docenas de regiones genéticas que determinan la tendencia de unas personas a dormir la siesta. También han descubierto evidencias de que este pequeño sueño tenga alguna relación con la salud o enfermedad cardiovascular del individuo, aunque en este último aspecto aún deben seguir investigando.

Foto: Fuente: iStock.

Gracias a la información obtenida han descubierto "por qué hay personas que, después de comer, necesitan descansar, mientras que otros teniendo la misma oportunidad de dormir la siesta, no lo hacen. Incluso aunque lo intenten, no lo consiguen. Y es que dormir la siesta está determinado en parte por nuestros genes. La genética también nos ayuda a comprender por qué para algunos la siesta es beneficiosa y para otros no lo es. Este estudio sugiere que en el futuro quizás se puedan establecer recomendaciones personalizadas sobre si dormir o no siesta; y sobre la frecuencia o la duración, en función de la genética del individuo”, ha explicado Marta Garaulet.

Tres grupos de siesteros

El estudio se ha realizado en individuos británicos, con una base de cientos de miles de datos genéticos y de estilo de vida, relacionados también con otros hábitos del sueño. En concreto analizaron la información genética de 452.633 personas. Algunos de ellos llevaron acelerómetros, que proporcionaban datos sobre su actividad de manera continua. Así, han determinado que hay tres "perfiles de siesteros".

placeholder Hay tres grandes grupos de personas predispuestas genéticamente a dormir la siesta
Hay tres grandes grupos de personas predispuestas genéticamente a dormir la siesta

Encontraríamos en primer lugar a los que tienen propensión del sueño: personas predispuestas genéticamente a dormir la siesta porque necesitan más tiempo de descanso que otros. Después, han visto que las personas con sueño ligero y que no consiguen un verdadero descanso por la noche, necesitan completar horas de sueño en la siesta. Por último, estarían los grandes madrugadores, con tendencia a levantarse muy temprano y que se valen de la siesta para recuperar las horas no dormidas.

Ya sabían que existía un gen, el KSR2, que estaba muy relacionado con el sueño. Ahora, han hallado 123 regiones del genoma humano relacionadas con el hecho de dormir la siesta. También han estudiado que algunas variaciones genéticas ligadas a la siesta están asociadas con un neuropéptido llamado orexina, que relacionan con la tendencia a desvelarse que sufren algunas personas, y que está ligado a enfermedades como la narcolepsia.

Siesta Sueño ADN Genética
El redactor recomienda