Cuánto debe durar una siesta para ser realmente efectiva
  1. Alma, Corazón, Vida
dormir bien

Cuánto debe durar una siesta para ser realmente efectiva

Parece que no ha término medio: cinco minutos no alivian a nadie y una hora te deja mareado para el resto del día. ¿Cómo afrontamos esas cabezadas tan necesarias?

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Los españoles podemos estar orgullosos de varias cosas provenientes de la Madre Patria: la sangría, las fiestas, la gastronomía, el sol y, por supuesto, las siestas. Nada mejor que esa cabezada necesaria después de comer, que tanto se ha mitificado (para algunos extranjeros dura tanto que literalmente la empalmamos con la hora de dormir por la noche), y que nos permite afrontar el resto de la tarde despejados y mucho más contentos.

Pero abramos un melón necesario: ¿cuánto tiene que durar realmente una siesta? Todos nos hemos despertado alguna vez tras dos horas durmiendo sin saber muy bien qué día era, en qué país nos encontrábamos o quiénes éramos nosotros. Ahora bien, es bastante probable que tras esas dos horas no te encontrases especialmente descansado, sino más bien mareado y con la cabeza un poco abotargada, y sin embargo tras 15 minutos de sueño rápido experimentes un descanso absoluto.

La duración perfecta para una siesta sería una suficientemente larga para conseguir que descanses pero suficientemente corta para prevenir el aturdimiento

Lo cierto es que es una cuestión que la ciencia lleva tiempo tratando de resolver. Una siesta de cinco minutos o menos es demasiado corta para que el cuerpo se 'mueva' a través de las diversas etapas del sueño que pueden producir un beneficio notable. Por otro lado, una de 30 minutos o más sí que le proporciona a tu cuerpo tiempo suficiente para entrar en un sueño profundo y revitalizante (de ondas lentas). Sin embargo, y este es el gran problema, dormir una siesta por mucho tiempo (una hora o más) o despertarse de un sueño de ondas lentas puede hacer que te sientas atontado (lo que mencionábamos antes). Un fenómeno al que se conoce como "inercia del sueño" que puede durar hasta una hora, lo que, por supuesto, anula el propósito de la siesta por completo.

Foto: Fuente: iStock.

Por lo tanto, si nos basamos en estos hallazgos la duración perfecta para una siesta en la mayoría de los casos sería una suficientemente larga para conseguir que descanses pero suficientemente corta para prevenir el aturdimiento, es decir, entre 10 y 20 minutos. Eso sí, como informa 'Mel Magazine', hay un par de excepciones. Cuando estás enfermo, por ejemplo, tu cuerpo necesita dormir más de lo habitual y, por lo tanto, es posible que necesites siestas más largas. Los niños y adolescentes también necesitan dormir más en general que los adultos y, por lo tanto, pueden requerir siestas más largas: un estudio de 2019, por ejemplo, descubrió que la duración ideal de la siesta para los adolescentes es entre 30 y 60 minutos.

Dormir durante 90 minutos o más hace que tu cuerpo atraviese todo el ciclo de sueño, lo que debería ayudar a que te sientas mejor a largo plazo

Si realmente deseas echarte una siesta más larga, que nada te prive de hacerlo. Si tu cuerpo lo necesita, adelante. Dormir durante 90 minutos o más hace que tu cuerpo atraviese todo el ciclo de sueño, lo que debería ayudar a que te sientas mejor a largo plazo. Solo asegúrate de no tener nada importante que hacer directamente después de tu larga siesta, porque es muy posible que al despertar no recuerdes si estás en la Tierra o en Mercurio y necesites un poco de tiempo para 'resetear' y recordar cómo se hacen las cosas en este mundo.

Dormir bien
El redactor recomienda