NI LO PIENSES

La hora exacta a la que debes dormir la siesta y que es beneficiosa para tu salud

Es irresistible y un lujo para cualquiera que disponga de tiempo. Cada vez se publican más investigaciones sobre sus numerosas ventajas para la concentración y para mantenerte sano

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Es irresistible. Si puedes permitirte esta costumbre tan arraigada en nuestro país, eres un privilegiado. Los expertos aducen que es saludable solo si no supera la media hora. Su nombre viene de una abreviatura de la expresión latina "horam sextam", es decir, justo tras el medio día, el momento más caluroso. Después de comer y tras la pereza matutina, es inevitable no sentirte subyugado por reclinarte en el sofá y cerrar los ojos por un breve instante. Un momento más que delicioso para desconectar y sacar energías para el resto del día.

Pero claro, no todos podemos 'siestear' durante treinta minutos. Lo más fácil es que acabes pasándote. En ese caso, llegarás al estado conocido como "inercia del sueño", por el que te sentirás completamente atontado durante una hora después de levantarte. ¿Cuál es la hora perfecta para 'planchar la oreja' y dejarte seducir por la flauta de Morfeo? La ciencia por fin lo ha resuelto: las tres de la tarde. La causa es nuestro ritmo circadiano, que desciende alrededor de esa hora.

El sueño sigue siendo un completo misterio. Cada persona es un mundo y los mecanismos que lo regulan siguen sin conocerse del todo

Cada vez más expertos dan voz a los beneficios que tiene la siesta para la salud. "Cuando sufres falta de sueño, tu estado de ánimo cambia, al igual que la concentración y el sistema inmunológico", advierte Rajkumar Dasgupta, profesor de medicina clínica en la Universidad del Sur de California. "No es bueno sufrir privación de sueño". Después de dormir la siesta, por lo general la gente está más alerta, se siente más creativa, tiene mejores habilidades de memoria y aprender mejor. También es menos probable que cometa errores y sufra accidentes o imprevistos en su día a día.

Diversos estudios elogian los beneficios para la concentación. Sin embargo, es una actividad que no resulta igual para algunas personas. La ciencia acaba de desvelar por qué a algunas personas les sienta bien mientras que a otras, no tanto. Una nueva investigación de la Universidad de Trsukuba de Japón realizada en ratones ha desvelado que tan solo una única mutación genética puede aumentar la cantidad de sueño, una revelación que los científicos creen que puede proporcionar información útil sobre los hábitos de sueño de los humanos.

Todo lo que rodea al sueño sigue siendo un misterio. Cada persona es un mundo y los conocimientos sobre los mecanismos fisiológicos del sueño todavía permanecen casi sin resolver. Para este estudio, los autores se basaron en investigaciones previas sobre la mutación de una proteína llamada SIK3, examinando los efectos que tenía en los hábitos del sueño de los ratones. Además de anotar cuánto tiempo descansaron y cuánto permanecieron despiertos, los científicos estudiaron su actividad cerebral durante los períodos de sueño y los niveles de alerta en los de vigilia.

Por tanto, el equipo halló que al mutar el 551º aminoácido de la proteína SIK3, los ratones necesitaron dormir más tiempo, algo que se reflejó en su actividad cerebral. Lo curioso es que los ratones permanecieron despiertos por menos tiempo del habitual durante la noche, cuando normalmente están más activos. "Los hallazgos fueron particularmente interesantes porque esta mutación afectó a los períodos del sueño que carecen de movimiento ocular rápido, el estado en el que no se sueña", declara Masashi Yanagisawa, coautor del estudio, en 'The Independent'.

La hipersomnia idiopática es un trastorno por el que una persona está excesivamente somnolienta durante todo el día

"Las características de este aminoácido en particular en esta proteína son similares en todo el reino animal, lo que significa que los resultados también se pueden aplicar a los seres humanos", aclara Takoto Honda, investigador principal. "Por ejemplo, en la condición de hipersomnia idiopática, los pacientes experimentan una fuerte necesidad de dormir y tienen sueño durante el día, como los ratones del estudio", sostiene. La hipersomnia idiopática es un trastorno del sueño por el que una persona está excesivamente somnolienta durante todo el día, mientras que por la noche se desvela y le cuesta dormirse. "Idiopático", en este sentido, significa que no existe una causa clara.

Esto implica que las personas necesitan dormir más, por lo que se echan la siesta. Sin embargo, dado que el estudio se realizó en ratones y no en humanos, no hay forma todavía de estar seguros. "Planchar la oreja" durante menos de siete horas por noche se asocia con un mayor riesgo de desarrollar obesidad, diabetes, hipertensión, enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares o angustia mental frecuente, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). De ahí el atractivo de la siesta, que muchos de nosotros vemos como un imperativo categórico si se dispone de tiempo libre tras la comida.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios