Las parasomnias: qué son y qué hacer si padeces alguna
  1. Alma, Corazón, Vida
"SÍNDROME DE LA CABEZA EXPLOSIVA"

Las parasomnias: qué son y qué hacer si padeces alguna

Estas alteraciones del sueño son muy frecuentes entre la población infantil y adolescente, pero si eres adulto y se agravan, lo mejor es que acudas a un especialista de inmediato

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Las parasomnias son un grupo de alteraciones del sueño muy variadas. Se suelen desencadenar en períodos como la infancia y la adolescencia, pero en algunas personas pueden persistir hasta que ya son adultas. En general suelen ser benignas y no entrañan ningún peligro para la salud física o mental de quien las padece, salvo ciertos casos en los que pueden llegar a agravarse y por tanto comprometer la calidad de vida del paciente.

Algunas de las parasomnias son muy conocidas, como por ejemplo el sonambulismo, mientras que otras son de lo más extrañas y violentas, como el llamado síndrome de la cabeza explosiva (del inglés "exploding head syndrome") que, como su nombre indica, produce fuertes estruendos auditivos mientras la persona está dormida, acompañada de flashes de luz o dificultad para respirar. Pero vayamos por partes para desentrañar cuáles son los fenómenos parasómnicos más frecuentes, sus causas y el posible tratamiento que debe seguir quien los padece.

Lo mejor para evitar cualquier parasomnia es adoptar una rutina de sueño constante y evitar sustancias como el alcohol o el tabaco

Como decíamos, el trastorno más común dentro de las parasomnias es el sonambulismo, el cual nos hace levantarnos de la cama y seguir dormidos. No presenta más peligro que el hecho de que puedas lesionarte o poner en riesgo tu vida en ese trance en el que deambulas mientras estás dormido. O en todo caso, que te pongas agresivo cuando te sucede. Según 'Psychology Today', más de la mitad de los adultos sonámbulos han mostrado comportamientos violentos cuando están en esa fase. Solo el 17% ha sufrido lesiones, como por ejemplo el caso de un paciente que saltó por una ventana de un tercer piso mientras estaba domrido.

¿Qué hacer en caso de que veas que alguien está en estado de sonambulismo? Lo más recomendable es acompañarlo de nuevo a la cama de forma tranquila. Si eres tú el que lo padece y estás preocupado, lo mejor es que acudas al médico para hacerte un estudio del sueño. Para prevenir, cierra bien la puerta de casa y esconde las llaves, así como cualquier cosa que pueda resultar ser un peligro para los demás. Lo más curioso es que neurólogos y psiquiatras han asociado el sonambulismo a tener fuertes emociones positivas, con lo que si lo sufres es buena señal.

Trastorno de conducta del sueño en fase MOR

Esta alteración, también llamada "conducta de actuación de los sueños", aparece cuando representas físicamente sueños vívidos, en su mayor parte desagradables, con sonidos vocales, movimientos de brazos y piernas repentinos y a menudo violentos en la etapa del sueño desincronizado. Alrededor del 20% del sueño está en esta fase que suele llegar hacia la segunda mitad de la noche. El trastorno viene asociado a enfermedades neurológicas, como la demencia con cuerpos de Lewy, la enfermedad de Parkinson o la atrofia multisistémica, según explica la Clínica Mayo. ¿Qué hacer en caso de que se agrave? Ponerte en contacto con un neurólogo, él es el que mejor sabrá actuar.

Terrores nocturnos

Hay una diferencia entre las simples pesadillas y los terrores nocturnos, y es que estos últimos pueden hacerse especialmente aterradores. Las pesadillas suelen inducirnos al pánico e incluso pueden afectar a nuestro estado de ánimo al día siguiente, pero podemos llegar a acordarnos aunque sea levemente de ellas. En cambio, en los terrores nocturnos la sensación de desorientación y de miedo vence al recuerdo de la imagen con la que hemos soñado. Suelen ocurrir durante el sueño profundo en la primera mitad de la noche (a diferencia de las pesadillas que tienden a suceder en la segunda mitad).

Foto: Foto: iStock.

Es un trastorno muy común entre los niños pequeños y a pesar de que no es peligroso para la salud del bebé, los padres sí que pueden llevarse un buen susto si ven padecerlo a su retoño. En caso de que esto suceda, no se debe despertar al bebé, sino que debes garantizar su seguridad durante el episodio y actuar con normalidad al día siguiente.

Parálisis del sueño

Si has sufrido sensación de parálisis mientras estabas dormido, acompañadas de una grave presión en el pecho y un sentimiento de miedo o de fatalidad, es porque has experimentado una parálisis del sueño. Quizás sea la parasomnia más común después del sonambulismo. Otro de los rasgos que la definen es que quien la sufre tiende a sentir presencias que lo acompañan en la estancia en la que duerme, por lo que puede ser una experiencia de lo más aterradora. Las personas que la experimentan tienden a informar de sonidos o figuras irreales en la habitación, lo que se conoce por el nombre de "alucinación hipnagógica".

Foto: Foto: iStock

¿Qué hacer en caso de que te ocurra? Lo mejor, no solo si tienes parálisis del sueño sino también si quieres mejorar la calidad de tu descanso, es adoptar una rutina de sueño constante y evitar sustancias como el alcohol o el tabaco, así como también establecer una serie de hábitos sanos para antes de dormir, como por ejemplo leer un libro. Nada de revisar las últimas actualizaciones del teléfono.

Síndrome de la cabeza explosiva

Quizás el más curiosamente extraño del resto de pasomnias. Sucede cuando una persona escucha o siente un ruido muy fuerte en su cabeza, sobre todo cuando está a punto de dormirse o por el contrario al borde de despertar. Estos estruendos son tan fuertes que pueden llegar a sentirse como que tu cabeza va a explotar, aunque no hay un dolor físico asociado a la experiencia. Los expertos todavía no saben a qué se debe este síndrome tan poco común, pero parece que el estrés y la tensión emocional son dos factores que aumentan la probabilidad de que ocurra. Acude a tu médico si experimentas este o cualquiera de los otros fenómenos parasómnicos antes de que afecte a tu vida laboral o personal.

Salud Salud mental Vida saludable Trastornos del sueño Sueño
El redactor recomienda