La mejor forma de mantener tu corazón sano y evitar enfermedades
  1. Alma, Corazón, Vida
SALUD CARDÍACA

La mejor forma de mantener tu corazón sano y evitar enfermedades

El músculo más importante del cuerpo humano necesita más cuidados que ningún otro: así puedes entrenarlo y fomentar su correcto desarrollo para mantenerlo siempre en forma

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

El corazón nunca descansa. Desde el momento en el que nacemos hasta el día en el que morimos está trabajando todos los días del año a pleno rendimiento. Es por ello que sin duda es el músculo de todo el cuerpo humano del que dependen los demás, de ahí que sea tan importante cuidarlo. ¿Cómo podemos garantizar que siga funcionando perfectamente? Pues tan sencillo como mantener el acceso y suministro de la sangre por las arterias coronarias sin ningún contratiempo y plenamente fluido. Eso quiere decir que hay que evitar en la medida de lo posible consumir muchos alimentos con grasas y colesterol para que estas no se obstruyan y el órgano cardíaco pueda seguir ejerciendo su función sin ningún problema.

Las enfermedades cardíacas siguen siendo una de las primeras causas de muerte del mundo. Obviamente, no todo depende de la alimentación que llevemos, sino que también existen factores hereditarios y contextuales: si estamos sometidos a un estrés agudo corremos más riesgo de sufrir algún tipo de accidente cardiovascular. Es por ello que hay que tomar un enfoque general y holístico para cuidarlo, pensando en hábitos de vida saludables y no solo conformándose con cambiar ciertos aspectos de la dieta. La revista 'Eat This Not That' ha recopilado algunas de las mejores medidas para reducir la probabilidad de sufrir una angina de pecho o un infarto, que veremos a continuación.

Come menos carne roja

Reducir la ingesta de carne roja a solamente unas pocas veces al mes o incluso llegar a eliminarla por completo de nuestra dieta tiene importantes beneficios para nuestro corazón. De ahí que haya diferentes estudios que aseguren que los vegetarianos tienen mejor salud cardíaca que los omnívoros. Todo se basa en la L-carnitina, una sustancia química que se encuentra en ella y que al ser digerida por las bacterias intestinales produce un compuesto llamado óxido de trimetilamina (TMAO) que endurece mucho las arterias. Del mismo modo, también reducirás tu ingesta de grasas saturadas y colesterol, dos cosas que influyen mucho en la salud arterial, y que están presentes en la carne roja. Puedes apostar por el pollo o el pavo, los cuales no expulsan tanta grasa al cocinarlos, sobre todo si es a la plancha.

Ingiere chocolate en pequeñas cantidades

Un estudio de la State University de Luisiana descubrió que la microbiota fermenta el chocolate y al hacerlo producen compuestos químicos antiinflamatorios de gran valor para la salud cardíaca. Esta serie de elementos se denomina polifenoles. Los autores del estudio también comprobaron que si lo consumes con una pieza de fruta la fermentación que produce esta serie de compuestos podría ser aún más poderosa y ventajosa.

Se acabó el azúcar

Tanto el azúcar como la sal son dos grandes enemigas del sistema circulatorio. Según un estudio publicado en el 'JAMA Internal Medicine', el riesgo de morir por una enfermedad cardiovascular aumenta más del doble para aquellos que llegan a consumir el 21% de sus calorías adicionales a partir de azúcar. La mejor forma de reducir su ingesta es deshacerse de las bebidas azucaras y apostar en su lugar por el té o el café (añadiendo poca cantidad de azúcar o en su lugar apostar por la sacarina), así como también no consumir alimentos procesados.

Haz ejercicio

No hay mejor manera de mantener a tu corazón en forma que ejercitarle regularmente a partir de una rutina de ejercicio físico moderada o intensa, dependiendo de tu estado de forma física. ¿Por dónde empezar? Lo mejor será que mezcles entrenamientos de fuerza y resistencia para poder obtener un efecto doblemente beneficioso.

Y come mucha fibra

La fibra protege al corazón al aumentar la capacidad del cuerpo para producir receptores de lipoproteínas de baja densidad (LDL), que extraen la grasa y el colesterol malo de la sangre. Una serie de estudios realizados por la Universidad de Leeds descubrieron que el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular era significativamente mejor por cada 7 gramos de fibra consumida. Por ello, ingiere mucha fruta y verdura, así como pan y cereales que sean siempre integrales.

Tu mejor aliado: los arándanos

Un estudio publicado por la Universidad de Maine halló que este tipo de fruta funciona de suplemento natural para la salud cardiovascular, particularmente facilita el acceso del flujo sanguíneo al corazón. Así, descubrieron que el consumo de arándanos silvestres durante ocho semanas regula y mejora el movimiento de contracción y relajación del músculo cardíaco.

Salud Carne Enfermedades Estrés Vida saludable Colesterol Enfermedades cardiovasculares
El redactor recomienda