Siete estrategias para memorizar mejor y recordar cualquier cosa
  1. Alma, Corazón, Vida
pon a prueba tu memoria

Siete estrategias para memorizar mejor y recordar cualquier cosa

La capacidad que tiene el ser humano de almacenar los eventos del pasado puede mejorar si, como con todo, la ejercitamos. Aquí te contamos cómo

placeholder Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

La memoria es curiosa, pues a veces puede recordar las 50 canciones que salen por la radio pero no es capaz de memorizar la lección de geografía del día siguiente. Lo cierto es que su capacidad para almacenar es maravillosa, y a día de hoy se conoce mucho más sobre ella, esa capacidad que tiene el ser humano de almacenar los recuerdos del pasado se divide en varias.

  • Procedimental. Se trata de aquellas habilidades que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida
  • A largo plazo (más duradera), se evoca conscientemente y a la vez se subdivide en:
  • Episódica (autobiográfica)
  • Semántica (los recuerdos que tenemos sobre las cosas). Aquello que estudiamos, por ejemplo.

Es mejor estudiar por la tarde para la memoria, y es fundamental dormir bien si tienes un examen al día siguiente, para consolidar lo aprendido

Hay estrategias para recordar, nosotros vamos a ofrecerte algunas por si acaso necesitas estudiar algo o simplemente quieres mejorar tu memoria, lo cual siempre es útil.

Interésate en lo que aprendes

Pocas personas, por ejemplo, tienen dificultades para recordar los nombres de las personas que encuentran atractivas. Si no estás intrínsecamente interesado en lo que estás aprendiendo o tratando de recordar, debes encontrar una manera de llegar a estarlo, según explica Alex Lickerman en 'Psychology Today', entonces, garantizado, te será mucho más fácil.

Asociaciones mentales

Imagina que estás en una fiesta y te presentan a cinco personas. ¿Cómo puedes memorizar rápidamente sus nombres? Elige una única característica visual definitoria de cada persona y conéctala a una representación visual de su nombre, preferiblemente a través de una acción de algún tipo. Por ejemplo, puedes recordar que Antonio tiene orejas grandes. Otro ejemplo: ¿con qué frecuencia olvidas dónde dejaste tus llaves, tus gafas de sol o tu billetera? La próxima vez que coloques algo en algún lugar, haz una pausa para notar dónde lo dejaste, te será más fácil recordarlo. Esto se debe a que la memoria es mayoritariamente visual.

Crea un árbol de memoria mental

Desde los años 50 se sabe que este truco funciona: si estás tratando de memorizar una gran cantidad de hechos, encuentra una manera de relacionarlos visualmente en tu mente con un árbol de memoria. Construye ramas grandes primero, luego hojas. Ambas deben llevar etiquetas que sean personalmente significativas para ti de alguna manera.

Asocia lo que aprendes con lo que ya sabes

Parece que cuantas más conexiones mentales tengamos con una información, más éxito tendremos en recordarla. Esta es la razón por la cual el uso de mnemotécnicos en realidad mejora el recuerdo.

Escribe

Sé repetitivo, no solo copies la lista de hechos que estás tratando de aprender, sino que recuerda activamente cada elemento que deseas aprender y luego escríbelo una y otra y otra vez. Ser reiterativo, de manera visual, te ayudará a recordarlos mejor.

Estudia por la tarde

Aunque te consideres una persona de mañana, varios estudios han sugerido que la capacidad de memorizar no está influenciada tanto por la hora del día en que pienses que lo haces mejor, sino por la hora del día, y la tarde parece ser la mejor. Eso sí, no te olvides del siguiente punto que es fundamental.

Duerme lo suficiente

Eso te ayudará a consolidar y retener los recuerdos. Y no solo por la noche después de haber estudiado, sino también el día antes de estudiar. Mucho mejor hacer esto que quedarse despierto toda la noche para un examen.

Memoria
El redactor recomienda